Crédito fotografía: 
Rodolfo Pizarro
Autoridades regionales acudieron a parlamentarios para que el enlace que une Ovalle-Río Hurtado sea incluido en la Ley de Presupuestos 2020. Sin embargo, el proyecto deberá esperar hasta el 2021.

Una necesidad sentida de la comunidad de Río Hurtado, preferentemente, se ha dilatado desde julio de 2018 cuando se inauguró la doble vía que une Ovalle con Coquimbo y La Serena. Es el by pass del sector de Lagunillas que aún no tiene financiamiento para su construcción.

Este martes, el Consejo Regional de Coquimbo ofició a los siete parlamentarios de la región con la finalidad de que ellos pudieran realizar gestiones en el Congreso, mediante la Ley de Presupuestos 2020 que debería ser despachada este martes 26 de noviembre.

Las autoridades regionales están conscientes de que el actual cruce significa un riesgo, tanto para peatones, como automovilistas, debido a la peligrosidad del atravieso. El Core ya había solicitado el año pasado al Ministerio de Obras Públicas que considerara dentro del ejercicio presupuestario para este año los montos necesarios para la construcción de un cruce en ese sector.

“Eso no se hizo. Cuando concurrimos este año nuevamente, en junio, con el consejero Alberto Gallardo y quien les habla, reiteramos de esta necesidad, que había que dar una solución. Conversamos directamente con la jefatura de Obras Públicas y quedaron ellos de considerarlo, pero no se habría hecho”, comentó Adriana Peñafiel, presidenta del Consejo Regional.

Debido a esta razón, el cuerpo colegiado ofició a los diputados los antecedentes, con la finalidad de que éstos hicieran las gestiones de incluir el mencionado cruce en la Ley de Presupuesto 2020.

Las acciones del Core se gestaron a partir de una insistencia del Concejo Municipal de Río Hurtado, quienes enviaron una solicitud para buscar alternativas de financiamiento.

“Agradezco la disposición y en menos de dos semanas tenemos una respuesta de que este proyecto sigue con las buenas intenciones de que se va a buscar financiamiento con el presupuesto de la nación. Agradecemos las gestiones del Consejo Regional y por querer entregar diferentes recursos a través de distintos proyectos que se concretarían en la comuna”, sostuvo el alcalde Gary Valenzuela.

El consejero regional por la provincia de Limarí, Hanna Jarufe, comentó que mediante la intercesión de los parlamentarios podrían llegar recursos en su totalidad para la construcción definitiva, mediante los dineros sectoriales del ministerio de Obras Públicas.

En caso de que el proyecto no se incluya en el Presupuesto 2020, se tendría que esperar para el próximo año o, su vez, intentar que la propia intendenta Lucía Pinto realice gestiones para incluirlo en los proyectos a considerar del Gobierno Regional. Eso sí, los habitantes de Río Hurtado tendrían que esperar otro año más para conseguir el financiamiento, que bordearían los $3.000 millones y, por tanto, su construcción comenzaría el año 2021, siendo optimistas.

PREOCUPACIÓN RIOHURTADINA

El concejal de Río Hurtado, Jaime Flores, indicó que la entrada de la comuna se ha llenado de propuestas, pero no de respuestas concretas, ya que el diseño con el que dispone la seremía de Obras Públicas, que costaría alrededor de unos $3.000 millones ejecutarlo, no ha pasado más allá de ser una mera información al concejo municipal.

“Hasta el día de hoy nosotros como concejales no tenemos el plano de cómo se va a hacer realidad la obra. En este momento nosotros creíamos que las obras podrían haberse ejecutado este año 2019, o si obtenían los recursos se podrían ejecutar el próximo año, pero lamentablemente no es así, y yo creo que el Gobierno Regional –que tengo entendido que le está pidiendo el financiamiento al Consejo Regional que tiene que destinar los recursos para todas las comunas- pero hasta ahora no ha habido una solución concreta, se pasó el 2019, y siendo optimistas esperamos que para el 2021 el tema está un poco más zanjado”, acusó Flores.

Por su parte, el presidente de la junta de vecinos de Recoleta, Cristian Ogalde, indicó a El Ovallino que su exigencia tiene que ver con las promesas que quedaron en el aire cuando estaban por entregar la vía a La Serena, que serían los accesos y cruces para peatones.

“Desde que comenzó todo este proceso de construcción de la ruta, siempre se nos habló de un atravieso vehicular, lo que nos traería muchos beneficios, porque Recoleta ahorita está dividido en dos, por un lado la escuela y por el otro los almacenes, así que si usted sube y se le olvidó algo, tiene que recorrer más de cinco kilómetros para solucionar”.

Hace 10 días, han unido esfuerzos los vecinos de Lagunillas, los de Recoleta y los de Río Hurtado en un par de manifestaciones pacíficas para exigir soluciones con respecto a las entradas y cruces de la ruta D-43, además de solidarizar con el resto de las exigencias sociales de la población.

PELIGROSO

Las autoridades locales están preocupadas por la situación del actual enlace, ya que ven con ojos de preocupación el actual cruce.

“La señalética es nula, y la que hay es ambigua, poco visible y pero aún, deben traspasar al carril de alta velocidad para ingresar a Ovalle, poniendo en riesgo a los conductores. Esto se complica en los días de niebla, con poca visibilidad y piso húmedo”, sostuvo el concejal Edgard Ánjel.

Para Luis Vega, la peligrosidad del cruce actual podría ser fatal, añadiendo además que en la zona instalaron semaforización que no sirve.

“Cruzar dos vías de alta velocidad en menos de 150 metros es complejo, pero lo que más nos complejiza es el ingreso a la comuna desde Ovalle, que se usa por la mayoría de los habitantes de la comuna. Es peligroso para ingresar y para salir de Río Hurtado. Es un cruce muy peligroso y las mejores técnicas incluyeron unos semáforos, pero si vas al lugar, los semáforos están ahí sin usarse, nunca los prendieron”, dijo.

Esta preocupación es una de las más complejas que abordan todos aquellos que transitan desde Río Hurtado a Ovalle, y viceversa.

DESDE EL PARLAMENTO

En comunicación con el diputado Daniel Núñez, presidente de la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, comentó este viernes a El Ovallino que el enlace que une Ovalle con Río Hurtado no estaría dentro de los proyectos contemplados dentro de la Ley de Presupuesto 2020.

La única alternativa que quedaría, según el parlamentario, es que sea el mismo ministerio de Obras Públicas lo incluya directamente en la carpeta de proyectos. Mientras que otra posibilidad es que en caso que un proyecto incluido “se caiga”, sea reemplazado por el by pass riohurtadino, aunque para Núñez está opción es poco viable que ocurra.

Por su parte, El Ovallino se contactó con la seremía de Obras Públicas para conocer si es que el ministerio incluirá el proyecto en el presupuesto de la nación para el próximo año, sin recibir respuestas.

Por lo pronto, la única certeza que existe es que los vecinos de Río Hurtado seguirán esperando para ver la concreción del enlace prometido.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X