Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
Dirigiendo la articulación con diferentes instituciones, el gerente limarino indica que si bien hay incomodidades en la aplicación de la cuarentena, estas deben estar por encima de los intereses particulares. La experiencia de la conurbación les ha servido para aplicar medidas

Evaluando las primeras horas del confinamiento total, el gobernador del Limarí Iván Espinoza detalló algunas características que tiene la decisión, y que la diferencias de otras a nivel nacional, destacando que algunas decisiones se pueden tomar en el camino.

“Hay algunas decisiones que se tienen que tomar en el calor de la situación, porque es una situación bastante dinámica. Nos damos cuenta de que a pesar de que estamos haciendo modificaciones, siempre pensando en el gran objetivo que es poder proteger a la gente, porque si la cuarentena es flexible entonces no es cuarentena. Queremos que la gente cambie su comportamiento, obedezca las normas que están establecidas y no abusen de ellas, porque los permisos muchas veces no son bien utilizados”.

Destacó que hay experiencias desde La Serena y Coquimbo, de personas que piden permiso para una actividad y desarrolla una muy diferente a lo que fue aprobado, aunque reconoció que lo reglamentado no necesariamente es completo, ya que pueden existir interpretaciones, vacíos u omisiones que pueden ser razonables.

“Por ejemplo, no hay ninguna otra provincia en Chile que tenga un movimiento de crianceros como el que tiene Limarí. Ellos tienen animales que hay que alimentar, y para ello hay que moverlos, y no hay un permiso específico para eso, por eso estamos buscando una solución”.

Agregó que otro ejemplo particular tiene que ver con la geografía y el carácter de Ovalle como centro abastecedor de la provincia.

“El centro de la ciudad de Ovalle congrega los servicios de bienes y comercios, y mucha gente de la ruralidad y de las otras provincias vienen a Ovalle permanentemente. Para que alguien de Combarbalá venga al centro de la ciudad tiene que disponer de mínimo dos horas, y los permisos duran tres horas, entonces hay que ir compatibilizando ese tipo de situaciones”

Resaltó también el hecho de que los días de feria muchos de los compradores acceden desde la ruralidad, y aunque son marcadas las horas según el transporte muchas veces no coinciden con las horas de permisos que pueda portar el comprador, lo que acarrearía un problema.

“Esas situaciones las hemos ido analizando para adoptar criterios o implementar medidas que puedan ser atenuantes de algún conflicto o problema”, señaló el funcionario.

Administrando la cuarentena

Señaló Espinoza que la cuarentena tiene una causa muy marcada, que tiene muchas responsabilidades compartidas y que debe ser administrada porque hay que ser comprensivos.

“La cuarentena significa la restricción de algunas libertades y a nadie le gusta que le coarten a libertad, sin embargo el propósito y el fin último es muy superior a pensar en un interés muy chico o individual, como una frecuencia de salida. Entonces hay que ser rígido en este control para que colaboremos en la solución de fondo, ya que hay que cortar esta cadena de contagios”.

Se le consultó al gobernador acerca de una denuncia que hicieron llegar los lectores de El Ovallino acerca del cierre de la vía a Santa Catalina, lo que habría generado una gran incomodidad a una paciente adulto mayor que regresaba de una extenuante jornada en el hospital.

“Yo creo que hay situaciones que son bastante incómodas, como esa por ejemplo, y que efectivamente ni siquiera cuando urgencias o un accidente, que no se necesita un permiso, para ir a un centro asistencial, sin embargo si ese accidente sea en un lugar con bloqueo de carreteras, entonces allí corremos ese riesgo. Pero cuando uno mide todas esta cosas, uno busca soluciones o adopta medidas en la generalidad, y se escapan algunas situaciones que son esporádicas o muy puntuales”, indicó.

¿Cuál sería la respuesta ante la crítica de que la medida se debió tomar hace mucho tiempo?

-“Si hay una pregunta que se repitió en innumerables medios de comunicación, es esa. Que por qué no pedíamos la cuarentena. Yo, con la responsabilidad que tengo, estudio profundamente las cosas: habían cuatro o cinco factores que los asimilé, en los cuales al menos tres de ellos tenían que llegar a ciertos índices para poder detonar esa decisión grande. Y yo le decía a la gente que la cuarentena va a llegar aunque yo no la pida si es que estos índices llegan a los niveles que están definidos para ello. Lo que puedo hacer es moverme dentro del Plan Paso a Paso, porque hay criterios más específicos para eso. Y eso sí lo hicimos porque está dentro de mis atribuciones, y lo hice formalmente”, señaló el gobernador.

Señaló que diariamente actualizaba hasta dos veces los indicadores que al final llevaron al decreto de confinamiento.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital