Crédito fotografía: 
Archivo
Obligados por la cuarentena, las actividades de la semana mayor se realizarán este año a distancia, transmitiendo sus eventos a través de redes sociales, sin poder convocar a reuniones masivas.

La pandemia trastocó todos los estamentos de la sociedad civil, sin que ninguno pudiera escapar a su influencia. Hasta la religión y sus cultos más tradicionales se han visto afectados y han tenido que adecuarse para poder seguir funcionando en los momentos más álgidos de la cuarentena.

De tal manera que por segundo año consecutivo luego de una larguísima tradición, el masivo Vía Crucis que por décadas se realizó saliendo desde la Iglesia San Vicente Ferrer, en el corazón de Ovalle, fue suspendido y se realizará en cambio un simbólico acto transmitido a los hogares a través de plataformas digitales y redes sociales.

Consultado al respecto, el presbítero Jorge Arancibia, párroco de San Vicente Ferrer, señaló a El Ovallino que tanto la institución como los feligreses son respetuosos de las normas impuestas por el gobierno para intentar frenar la pandemia.

“El Vía Crucis, en todas partes es algo de mucha tradición, y es una de las celebraciones más masivas de la Semana Santa, y yo sé que la gente entiende que este año debemos hacerlo de esta forma porque no hay de otra, no porque no queramos. Más adelante veremos si se puede hacer algo. Tenemos tantas fiestas bonitas dentro de la iglesia que esperamos retomar más adelante algunas de ellas”, señaló.

Aseguró que en ese proceso de adaptación, actividades como el catecismo se estarán haciendo a distancia, tal como las clases en los colegios, y que para ello ya están haciendo las inscripciones de los jóvenes a través de las plataformas digitales, para que los chicos puedan terminar su catequesis.

Agenda

Explicó que las actividades iniciaron este martes con la transmisión de una explicación sobre la eucaristía, mientras este miércoles hablaron sobre el significado de la misa crismal.

“El día viernes se hace un retiro que será una reflexión a las 10.00 de la mañana, a las 15.00 tendremos la Adoración de la Cruz, y a las 18.00 horas tendremos el Vía Crucis. Todo será en línea, el Vía Crucis será con signos que son la pasión del Señor. El sábado será la reflexión a las 10.00 de la mañana, y a las 20.00  vamos a tener la Vigilia Pascual, la cual esperamos transmitir desde dentro del templo pascual, y para ello ya tenemos la autorización, los requerimientos técnicos, y todo lo necesario”, señaló el sacerdote.

Agregó que el domingo a las 12.00 del mediodía será la misa principal del Domingo de Gloria.

Las transmisiones se realizarán tanto por las cuentas digitales de la iglesia, como por las emisoras de radio Norte Verde y San Bartolomé.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X