• Apoyado por profesionales de INIA, los agricultores pudieron aprender a reconocer tanto los insectos dañinos como los benéficos para sus huertos.
La actividad, desarrollada en la comuna de Monte Patria, consistió en un taller en donde los productores aprendieron a reconocer tanto los insectos dañinos como los benéficos para sus huertos.

Un taller práctico sobre el manejo integrado de plagas en nogal con énfasis en monitoreo, fue realizado por profesionales del Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA, a través de su oficina Limarí, y con apoyo de CORFO, a productores de esta especie en Monte Patria y del resto de la provincia del Limarí.   En el taller, los agricultores aprendieron, de manera práctica, a reconocer tanto insectos benéficos como dañinos para sus huertos. Claudio Salas, doctor en entomología de INIA Intihuasi sostuvo que el objetivo de la actividad fue “enseñar a los agricultores a reconocer en el campo las plagas y sus enemigos naturales. Que ellos vieran que en el campo no sólo hay insectos que causan daño a los cultivos sino que también hay insectos buenos, y que aprendieran a identificarlos y cuantificarlos”. Dentro de las actividades prácticas, los agricultores pudieron utilizar planillas de monitoreo y evaluar una trampa de feromonas de la polilla de la manzana ubicada en el predio visitado. “El objetivo es que ellos vean en condiciones de campo las plagas que fueron estudiadas en actividades teóricas desarrolladas en el marco del proyecto. Que entiendan que la correcta identificación de las plagas y sus enemigos naturales es el componente básico del manejo integrado de plagas (MIP)”, explicó Salas. Cabe destacar que uno de los aspectos en los que se hizo hincapié durante el taller fue en la importancia de realizar un monitoreo constante en los árboles, de tal manera, de identificar tanto los insectos dañinos como aquellos que son benéficos.  Y es que con un monitoreo constante y un registro de éste se puede conocer cuándo se debe utilizar un insecticida y determinar con una base técnica si realmente es necesario hacerlo. “El monitoreo es la herramienta que te permite ser eficiente en un manejo de insectos o ácaros plagas. De este modo se evita hacer aplicaciones calendarizadas de insecticidas o acaricidas sin tener una base técnica”, explicó Claudio Salas. En ese sentido, Claudio Tapia, agricultor de Tulahuén, manifestó  que “el taller fue bueno, porque anteriormente el curso había sido más teórico y ahora estamos en terreno, es práctico y de este modo podemos detectar plagas ya que hay muchas personas que la teoría no lo aprecian bien como el terreno”. Rebeca Miranda, agricultora de la comuna de Monte Patria expresó que “con este curso aprendimos a monitorear diferentes tipos de insectos, además de la polilla de la manzana. Al hacer registros podemos disminuir el uso de insecticidas y dejamos que la naturaleza pueda efectuar su trabajo, ya que existen insectos que ayudan a exterminar las plagas” afirmó. 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X