Crédito fotografía: 
Archivo Referencial
Con la esperanza de que en una última conversación presencial se pudiera revertir la decisión inicial de prohibir el paso de los crianceros a territorios argentinos, cuatro consejeros regionales viajaron a San Juan, pero regresaron con la misma negativa respuesta. Advirtieron que la “nula” relación de la gobernadora Naranjo con autoridades trasandinas jugó en contra de las conversaciones

Como una última posibilidad veía una comisión de Consejeros Regionales su visita a San Juan para reunirse con autoridades trasandinas y tratar de destrabar las conversaciones bilaterales, intentando por todos los medios revertir la decisión de Argentina de no permitir el paso de las veranadas en la temporada 2022-2023 hacia sus territorios.

Si bien la decisión estaba tomada soportándose en informes técnicos y ambientales, los miembros del Consejo Regional de Coquimbo esperaban que tras las reuniones presenciales de fin de semana, se pudieran llegar a acuerdos distintos de los tomados y que una pequeña luz asomara tras la puerta cerrada de la negación trasandina.

Finalmente, y aunque el encuentro avanzó positivamente en otros aspectos, Argentina se mantuvo firme con respecto a la trashumancia de este año: no se podrá traspasar las fronteras ni siquiera con una cifra de 20 mil cabezas de ganado, mucho menor que en otros años.

Al respecto, el miembro de la Comisión de Cooperación Internacional, Relaciones Institucionales y Jurídica del Consejo Regional y del Comité de Dialogo Político, Wladimir Pleticosic, señaló que conversaron durante varios días con autoridades de San Juan, con la finalidad de destrabar las veranadas y otros temas.

“Conversamos con todos los equipos técnicos, con el gobernador Sergio Uñac, con distintas autoridades, pero a partir de los informes técnicos que son muy contundentes, en los que manifestaban la terrible sequía que ellos tienen allá también, y de los pocos pastos con los que cuentan y también el problema de contaminación que se podrían generar en la naciente del río San Juan, es que no pudieron acceder a la petición que nosotros estábamos haciendo de poder generar las veranadas nuevamente en Calingasta”, lamentó Pleticosic.

Indicó que los informes se sumaron a algunos elementos de carácter político, en torno a las nulas relaciones que ha tenido la gobernadora regional Krist Naranjo con el gobierno de San Juan, y que eso también forma parte de la decisión que se tomó en esta oportunidad.

Recordó Pleticosic que cuando vino a tierras chilenas el vicegobernador de San Juan Roberto Gattoni, para poder tocar varios temas, entre ellos las veranadas, no hubo una disposición clara de la gobernadora para recibirlo. “Eso fue parte de la decisión. Hubiese sido otro el escenario y se hubiese trabajado con tiempo, porque esa visita fue a mediados de año, y estamos recién ahora viendo estos temas”.

Desequilibrio

En tanto el consejero Marcelo Castagneto, presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales, consideró que uno de los detonantes de la negativa argentina sería el desequilibrio en los aportes en distintos proyectos a través de los años. “Si (los argentinos) analizaron la forma en la que estamos avanzando en integración, quizás dijeron que ‘nosotros estamos entregando a Chile una serie de facilidades, hemos puesto todo a nuestro alcance para sacar adelante este proyecto binacional, incluido el corredor bioceánico, ¿pero qué ha hecho Chile en estos últimos cuatro períodos presidenciales?’ Y claramente no existe una voluntad política de Chile de apoyar la integración, y ven que ellos aportan más de lo que Chile puede entregar”, indicó el representante.

Estimó Castagneto que la razón de la sobreexplotación del pasto argentino, no sería más que una excusa para impedir la veranada, puesto que unas 15 mil cabezas de ganado en una extensión de 680 mil hectáreas, es una afectación irrisoria.

“En resumen, no hay voluntad política para seguir avanzando en esta materia”, aseguró.

Por su parte el consejero Darwin Ibacache, apuntó a que la negativa sería “producto de decisiones políticas, a mi gusto, erradas con respecto a poder atender acá a las autoridades argentinas, desconociendo cómo funciona su sistema político, podríamos haberlo recibido (a Roberto Gattoni) y haber solucionado esto hace bastante tiempo atrás, pero con esa sensación nos quedamos tras estas reuniones”.

Mal comportamiento

Quien también asistió a las conversaciones en Argentina fue la presidenta de la comisión de Fomento Productivo del Core, Tatiana Castillo, quien reconoció que “lamentablemente nos fue mal. Se hicieron todos los intentos por todas las vías, fuimos atendidos por el vice gobernador, por los ministros, por técnicos, donde ellos argumentan que tienen una sequía tan grande y tan grave como la nuestra. Han tenido que racionar el agua, en los sectores más cercanos a la cordillera, por lo tanto para ellos es muy difícil hacernos participar de esta ocasión. También sus pastizales están más secos y no están en las condiciones en las que estaban en años anteriores”.

Señaló que desde Argentina acusaron además el mal comportamiento de algunos crianceros quienes a pesar de la negativa de acceso durante los dos años anteriores –en el marco de la pandemia- traspasaron los límites fronterizos.

“Eso es muy complejo, porque tampoco hubo un cuidado sanitario en el paso, y sin tener la programación previa , y además hubo dos fallecidos, en los que el gobierno chileno no se hizo cargo, se terminó haciendo cargo el gobierno sanjuanino, encargándose de repatriar los cuerpos de los crianceros, y eso les complica enormemente”, recordó la consejera.

“Estuvimos de visita casi sobre la fecha, no porque los Cores quisiéramos ir tan tarde, sino porque este es un tema que le correspondía a los Delegados Presidenciales, en este caso del Limarí. Nosotros lo comentamos en la sesión de junio, y que se pusiera hincapié en el tema pero no se hizo. Se trabajó tardíamente”, puntualizó.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...