Crédito fotografía: 
Archivo
Pequeños productores de Monte Patria indican que un número no menor de sus agremiados podrían no sembrar esta temporada por la falta de agua y de estímulos, dada la gravedad de la situación. Desde el Indap vuelven a manifestar las medidas de apoyo que están sobre la mesa.

Las alarmas que se habían encendido en tiempos de sequía, no han dejado de sonar en tiempos de pandemia, porque si ya el escenario para los productores agrícolas era sombrío, ahora los está dejando contra la pared.

Conocedores de lo que les ha tocado y lo que viene, la directiva del sindicato de Trabajadores Independientes de Pequeños Productores del Valle El Palqui, convocó a una reunión de emergencia para analizar la situación que está golpeando a la Agricultura Familiar Campesina en la comuna de  Monte Patria.

“En la reunión se analizó la grave situación que se registra en Monte Patria por  la falta de agua para poder  cultivar  hortalizas  y los frutales. Este problema se agudiza dado que no llueve y todos los expertos de gobierno nos han dicho que este año será seco, lo cual será muy grave porque se perderán muchas cosechas”, indicó a El Ovallino el presidente del sindicato, Fidel Salinas.

Refirió que los campesinos están angustiados por que este año no podrán cancelar sus deudas con INDAP, las cuales siguen acumulándose y donde la única solución que han recibido hasta ahora es dar nuevos plazos, en un escenario en el que no están seguros del futuro cercano.

Los productores acordaron solicitar al gobierno más apoyo para las familias campesinas del Valle del Limarí con cajas familiares de alimento y con la creación de puestos de trabajos para los jefes de familia

“Los dirigentes tenemos  claro  que la sequia tiene de  rodillas al agro  y es hora  que el gobierno nos pueda auxiliar con los instrumentos que tiene. La crisis del coronavirus de alguna manera tapó la crisis del agua que ya venían padeciendo nuestros productores”, refirió.

Afirmó que últimamente no han se han reunido con funcionarios de Indap, por los mismos efectos de la cuarentena, así que se les juntaron dos problemas grandes.

Sin agua

“El problema es que muchos de los productores no tienen agua para sembrar, y qué más van a hacer si a eso es a lo que se dedican. Así como vamos posiblemente no vayan a sembrar porque no tienen agua, eso sería como botar la plata, es lo que ha pasado últimamente en el Cogotí. Además mucha de la gente del campo son personas de la tercera edad, y es difícil que busquen otro tipo de trabajo en estos momentos”.

¿En cuánto tiempo consideran ustedes que llegarían a un nivel crítico?

-“La respuesta tiene que darse pronto, porque se tiene que dar una línea de acción porque el plan del gobierno que es el plan de Invierno, también tiene que tocar la parte agrícola, porque hay gente que tiene que buscar para pagar la luz, el agua, los servicios, y no ha podido cosechar bien. Total que el que tiene pozo va a poder sembrar, pero el que no tiene pozo no va a poder sembrar, así de sencillo”.

Recursos entregados

Por su parte el director regional de INDAP, José Sepúlveda, indicó a El Ovallino que no han dejado de apoyar a los productores.

¿Hay algún programa activo para atender la crisis de la sequía de los agricultores de la provincia?

-“Primero es importante indicar que a inicios de este 2020 hicimos entrega de capital de trabajo, en el marco de la emergencia por escasez hídrica, a un total de 8.500 usuarios de toda la región de Coquimbo. La inversión superó los $1.484 millones y permitió la compra de insumos para seguir sacando adelante sus producciones agropecuarias. En el caso de Limarí fueron 3.488 las personas beneficiadas”.

“Si bien el país y el mundo están pasando por una situación difícil debido al COVID - 19, desde INDAP somos tajantes al afirmar que no nos olvidamos de la crisis hídrica, y eso lo demostramos porque continuamos entregando herramientas y oportunidades a través de nuestros programas e instrumentos regulares. Ejemplo de ello son los programas de riego, que son los que están relacionados de manera directa a enfrentar la sequía mediante proyectos que contribuyen a que nuestros usuarios puedan usar eficientemente el agua de riego”.

Respecto a la materia referida con anterioridad, actualmente se encuentran abiertas las postulaciones a concursos correspondientes a: Programa de Riego y Drenaje Intrapredial (PRI) (en la provincia de Elqui), Programa de Riego Asociativo (PRA), Programa de Obras Menores de Riego (PROM), Programa de Estudios de Riego y Drenaje y el Bono Legal de Aguas (BLA).

“Además, tenemos a disposición el Programa de Recuperación de Suelos Degradado (SIRSD-S), que permite bonificar obras para recuperar el potencial productivo de los suelos erosionados por distintos factores, entre ellos, la sequía. Es importante mencionar que a finales del año pasado anunciamos la reducción de las tasas de interés de nuestros créditos, como respuesta a la situación hídrica y a los problemas que sufrieron los productores agropecuarios debido a la contingencia social que vivía el país”.

¿Hay alguna reunión pendiente con los productores de la provincia para enfrentar la crisis del agua?

Hasta la fecha no se nos ha solicitado reunión por parte de los agricultores, ni a la Dirección Regional ni tampoco a la Agencia de Área Ovalle.

Sin embargo, como institución este es un tema con el que trabajamos diariamente, y como siempre tenemos las puertas abiertas para reunirnos con los usuarios cuando lo requieran y así poder dar respuesta a sus consultas, además de buscar soluciones en conjunto.

¿Hay alguna consideración para los productores en el marco de la emergencia por la pandemia de Covid-19?

Sí. El pasado 16 de marzo nuestro Director Nacional, Carlos Recondo, firmó una resolución consistente en la prórroga automática y por 90 días del vencimiento de operaciones crediticias (créditos, prórrogas y renegociaciones), en favor de los usuarios de todo el país, en consideración a las dificultades derivadas por la propagación de la pandemia global del coronavirus (COVID-19).

Posteriormente, el 07 de abril firmó otra resolución que amplía el plazo de la prórroga automática, la cual pasó de los 90 días a 120 días. De esta manera dicha prórroga considera el periodo comprendido entre el día 16 de marzo y el 30 de junio de este 2020.

Esta medida se ejecutó de forma automática y sin la necesidad que sea solicitada por el deudor. De esta manera se evitan aglomeraciones en nuestras Agencias de Áreas.

Sumado a lo antes señalado, y como parte del plan de acción para afrontar la crisis por COVID-19, está la posibilidad de que los usuarios puedan abonar y/o cancelar sus créditos a través de la modalidad de transferencia bancaria por internet, lo que podrán realizar a cuentas corrientes de la institución.

A lo anterior se suman nuestros créditos de enlace, los cuales se enfocan a las áreas de riego y suelos degradados, mediante los cuales nuestros usuarios pueden financiar los gastos asociados a las inversiones de los proyectos. Esto es algo que hacemos habitualmente, pero ante la contingencia queremos que el mayor número de usuarios pueda acceder a ellos.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X