Crédito fotografía: 
Archivo
Agremiados en un sindicato, más de 50 comerciantes informales de Ovalle introdujeron al municipio un proyecto de ferias móviles del que todavía esperan respuesta. Autoridades indicaron que analizan la propuesta.

María (nombre simulado para proteger su identidad), tiene 65 años. Aunque durante su vida ha tenido trabajos formales y recibe su pensión, ésta no le ayuda mucho y tiene que recurrir a la venta informal de artículos y ropa usada para poder llevar alimentos a su casa. Ella tiene que cuidar y alimentar a su nieto, quien todavía estudia y a quien una condición de salud le obliga a necesitar medicamentos de manera permanente.

María comentó a El Ovallino que vender en la calle es para ella una necesidad, no una opción, pero confía en poder tener sus permisos al día para poder trabajar tranquila.

Así como María hay varios adultos mayores en Ovalle que se han refugiado en el comercio callejero para poder paliar la falta de empleo a su edad, y el bajo ingreso de sus pensiones.

La tesorera del Sindicato de Comerciantes Informales de Ovalle, Myriam Contreras, indicó a El Ovallino que hasta la fecha han podido agremiar a más de 50 comerciantes, con el objetivo de impulsar una propuesta que les formalice su actividad y que puedan laborar sin el riesgo de ser multados.

“Nosotros lo que queremos es formalizar el oficio que nosotros hacemos, porque nosotros no somos ilegales, somos informales nomás, nosotros no estamos haciendo nada ilícito, nada ilegal, porque el comercio es legal, la compra y venta de artículos y la producción de alimentos son legales. Nosotros lo que estamos tratando es de ganarnos el pan diario para llevarlo a la casa, nada más”, advirtió Contreras.

Comercio rotativo

Explicó que la propuesta que han presentado a la municipalidad es poder organizar una Feria Rotativa por algunas poblaciones, varios días a la semana en diferentes lugares, con fechas y horarios y que se establezca para que los vecinos sepan cuál sería el cronograma.

Agregó Contreras que la propuesta incluye seguridad tanto para comerciantes como para compradores, normas higiénicas, orden en los puestos servicios conexos y que podría trasladar a entre 50 y 100 comerciantes de diferentes rubros a laborar varios días por semana, sacándolos de las calles y aceras de forma definitiva.

“Nosotros estamos dispuestos a pagar los impuestos municipales, los aranceles y los gastos comunes de los servicios que se generen en cada día de la Feria Rotativa. Esta propuesta se ha hecho en otras ciudades, incluso en comunas de Santiago y es una opción viable. Lo que queremos es trabajar como corresponde. Nosotros llevamos esa propuesta al Concejo Municipal y el alcalde dijo que lo iba a pensar, que la idea no sería mala, pero que lo iba a pensar. Eso fue hace meses,  no nos han dado respuesta”.

¿Han tenido contacto con algunos concejales?

-Nosotros tuvimos contacto con algunos y dejamos de tener contacto con ellos hace como ocho meses. No nos daban respuesta. Así de simple. Hay gente que tiene hijos, que están estudiando, que tienen hijos en la universidad, tenemos en el Sindicato a siete afiliados que tienen un familiar directo postrado, a quien tienen que atender y llevar alimentos y medicamentos, y por eso están trabajando en la calle, no es por gusto que lo hacen.

Un problema por otro

Consultado acerca de la propuesta, el concejal  Nicolás Aguirre, indicó a El Ovallino que la propuesta podría afectar a los comerciantes que están establecidos, ya que muchos de los informales obstruyen las puertas y fachadas de estos locales.

“Si nos damos una vuelta por la calle Benavente, o por calle Libertad, muchos de los comerciantes tienen dificultades en las entradas de sus tiendas. Por esa razón y porque está establecida en la ley nosotros no le podemos dar permisos a los trabajadores informales”, indicó.

¿Y en cuanto a la propuesta de los mercados itinerantes?

-Sería lo mismo, porque se establecerían en la vía pública, y no pueden obstaculizar la vía pública. Lo que la Municipalidad ha propuesto siempre es buscar sitios que estén desocupados, hacer un galpón allí con el propósito de que se puedan instalar allí los comerciantes, pero ellos no han aceptado, porque dicen que les quedaría muy lejos de donde transita el público, y la idea es que si un comprador quiere adquirir algo se le hace más difícil ir hasta el galpón público.

¿Es decir que la feria itinerante no sería una opción?

-No, porque llegamos a lo mismo, estarían nuevamente en la vía pública, y eso no lo podemos permitir, porque los sacaríamos del centro y los llevaríamos a las poblaciones, y no puede ser eso, porque la Ley establece que ninguna vía pública puede obstaculizarse.

¿Y cuál sería la solución?

-La solución sería que ellos tienen que buscar otro sitio que esté desocupado y proponerlo a la Municipalidad para que la Municipalidad los ayude a implementarlo. Nosotros mismos podríamos ayudar a buscarlos, pero como ellos no han aceptado desde un principio irse a esos galpones, entonces no prospera la idea. Esa sería la postura de la Municipalidad porque no podemos ir contra la ley.

En tanto oficialmente desde la Municipalidad indicaron que todavía se está analizando el tema, y que una vez analizadas todas las variables, podrían ofrecer una respuesta a los comerciantes.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X