• Huelga, mineros
    Los trabajadores en huelga de la empresa minera Mas Errázuriz se apostaron durante la mañana de ayer, a la entrada de la mina Cinabrio.
Conflicto abierto entre los obreros y la empresa Mas Errázuriz - contratista de Minera Altos de Punitaqui - se originó a raíz de las exigencias de parte de los primeros por avanzar en cambios respecto a la jornada laboral, entre otros puntos.

Sin solución definitiva, se encontraba hasta el cierre de esta edición, el conflicto laboral existente entre la empresa minera Mas Errázuriz y 157 de sus trabajadores, quienes ayer en la mañana iniciaron una huelga que, hasta este momento, es de carácter indefinido.Las desavenencias entre esta empresa - contratista de la Minera Altos de Punitaqui y que explota los yacimientos de Cinabrio (cobre) y Milagro (oro) - y sus trabajadores se originan luego de que éstos plantearan una modificación en su régimen de jornada laboral como punto principal de su petitorio, demanda que fue conversada durante el periodo de negociación colectiva, pero que, luego de este proceso y de las conversaciones de “buenos oficios” no se llegara a un acuerdo. La intención de los trabajadores señalan desde el sindicato, era aspirar a una jornada de trabajo de 7x7 en vez del sistema 10x5 de ahora, no obstante aseguran los trabajadores, “la empresa no dio una respuesta convincente”.El presidente del sindicato de trabajadores de la minera Mas Errázuriz, José Ángel, afirma que pese a la votación afirmativa de la huelga, ambas partes decidieron mantener “una mesa negociadora, pues estábamos dispuestos a negociar las dos partes”.No obstante, a media mañana de este viernes, el líder sindical, quien se encontraba junto al resto de los trabajadores en la entrada del yacimiento Cinabrio, aseguraba que el dialogo con la empresa “estaba roto”, denunciando la presencia de la fuerza pública en el ingreso de la mina, interpretando ello como una “amenaza” en contra de los trabajadores. “Nosotros no vamos a negociar bajo esas circunstancias. Además no estamos interviniendo el paso de la comunidad, solo estamos apostados en la entrada de la mina, porque aquí están las oficinas de la empresa. Las amenazas aquí no corren. Rompimos el dialogo por esta situación” señalaba el dirigente sindical, pese a lo cual, la paralización nunca se salió de los márgenes de una huelga pacífica. “El punto más importante para nosotros es avanzar hacia un cambio en la jornada laboral, ese es el acuerdo que tenemos en común, porque en esta negociación, hicimos notar el tema de la salud de nuestros trabajadores, su descanso, que tuvieran más tiempo con sus familias, porque si no, eso nos lleva a tener accidentes. La gente ya está cansada” comentó el dirigente sindical. NO HAY ACUERDO

Durante la tarde de ayer, finalmente se estableció una mesa de dialogo entre los trabajadores y la empresa contratista, que hasta antes del cierre de esta edición, sin embargo, no dio resultados satisfactorios.“La plata que ellos (la empresa) están ofreciendo y que quieren que los repartamos entre los trabajadores alcanza solo para el termino de conflicto, pero no alcanza para sueldo, ni para un bono. Así que vamos a seguir en este paro hasta que la empresa no se pronuncie con una nueva oferta” señala el dirigente José Ángel, Agregó también que durante la negociación finalmente se desistió de insistir con el sistema 7x7, pero “negociando el 10x5” señala el líder sindical, punto que tampoco prosperó. ESPERAN SOLUCIÓN

En tanto, desde la empresa Altos de Punitaqui, donde siguen atentos los sucesos de esta huelga, el superintendente de Asuntos Externos de la minera, Jaime Muñoz explicó sin embargo, que esta huelga es un procedimiento normal dentro de los márgenes de la negociación entre empresa y trabajadores, pero en la cual, ellos, como mandantes, no pueden intervenir, ni directa ni indirectamente.“(Más Errázuriz) es uno de los contratistas nuestros que está en este proceso y les corresponderá a ellos hacerse cargo completamente de obtener un resultado positivo, con los trabajadores y con el servicio mismo (…) hay propuestas que se están analizando mutuamente y por lo tanto, tenemos la razonable esperanza con hechos ciertos que pronto se llegará a un acuerdo” sostuvo Muñoz, quien además descartó que en algún momento se registraran paralizaciones en las faenas mineras.“Evidentemente todo esto produce ciertas afectaciones, pero también hemos sido capaces de prever todo esto” asevera.Sobre las demandas de los trabajadores, el superintendente de Asuntos Externos de Altos de Punitaqui, señala que no es resorte como empresa “entrar a calificar, por cuanto nosotros contratamos un servicio a la empresa Más Errázuriz. El cómo arregle a sus trabajadores, es una situación que ellos tendrán que ver, y en ese sentido, nosotros no intervendremos en este proceso de negociación colectiva, en ningún sentido”.En tanto, desde la Dirección del Trabajo, su directora regional, Yasna Piñones explicó que, como institución, y a través de la Inspección del Trabajo, “siempre vamos a estar pendientes aun cuando los trabajadores hagan efectivamente la huelga. Siempre vamos a estar dispuestos a que cualquiera de las partes nos pueda llamar a acercar posiciones y lograr un acuerdo. Y estamos presentes observando el proceso” afirmó. 

Etiquetas: 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X