• Durante la mañana de este viernes, el ministro de Agricultura, Antonio Walker, visitó la localidad de El Romeral, en la comuna de Río Hurtado, para ver en terreno, los efectos dejados por la sequía.
Crédito fotografía: 
CEDIDA
Durante este viernes, el ministro de Agricultura, se dirigió a la comuna de Río Hurtado, visitando a crianceros afectados por la sequía y poder observar en terreno los graves efectos de ésta. En la oportunidad además, pidió “no sacar ventajas políticas de las desgracias que ocurren en la región”, tras diferencias con algunas autoridades locales a raíz de la escasez hídrica.

Temprano comenzó la anunciada visita del ministro de Agricultura, Antonio Walker, a la región de Coquimbo.

Reconociendo la situación de crisis hídrica que vive la zona, y atendiendo a la solicitud de emergencia social que los alcaldes de la región de Coquimbo le extendieron al ministro en la reunión que sostuvieron con él, este miércoles pasado, es que el secretario de Estado se dirigió a la localidad de El Romeral, en la comuna de Río Hurtado, para ver in situ las graves consecuencias que la falta de agua ha generado en el mundo agropecuario, especialmente, en el ganado caprino.

En el lugar, el titular de Agricultura, acompañado por el director nacional de INDAP, Carlos Recondo y el seremi del ramo, Rodrigo Ordenes, además del gobernador del Limarí, Iván Espinoza, y representantes locales, compartió con varios crianceros del lugar, comprometiéndose a buscar herramientas a nivel central para hacer frente al precario panorama que enfrentan las miles de familias que dependen de esta actividad.

“La verdad es que nos vamos muy impresionados, porque el estado del ganado caprino, se ve muy afectado. Vimos animales muy flacos, hemos visto que hay un porcentaje de abortos bastante mayor al promedio. Hemos visto que el agua para el consumo humano y el ganado es muy escaso. Además, hemos tenido reportes que están siendo afectadas otras actividades por esta sequía, como la apicultura, el ganado caballar y bovino, y los sectores hortícola y frutícola”, sostuvo tras su visita a la zona, el ministro Walker.

En ese sentido, el secretario de Estado señaló que hoy lo importante es abordar la emergencia, mediante la entrega de forraje, y otras medidas para ayudar a los afectados.

ZONA DE EMERGENCIA

Respecto a una de las solicitudes que la autoridad regional levantó ante el ministerio de Agricultura, como es la aprobación del decreto de Zona de Emergencia Agrícola para la región, el ministro Walker fue cauto, y aseguró que dicha medida “la tenemos que evaluar”, explicando que la obtención de recursos en primera instancia, es fundamental para materializar aquello.

“No solamente se trata de declarar la Zona de Emergencia Agrícola, sino que debemos tratar que eso venga acompañado de una batería de instrumentos para ayudar a la gente que lo está pasando mal, y por eso ha venido el director nacional de INDAP, para que a través de sus distintos programas podamos ver como cooperamos con la solución. Quiero ser claro: no vamos a dejar sola a la región”, señaló la autoridad.

Al respecto, el ministro Walker explicó que durante esta semana, la intendenta regional, Lucía Pinto, envió al ministerio un informe detallando los daños que la sequía ha dejado en la zona. “Nosotros tenemos un departamento de emergencias dentro del ministerio de Agricultura que analizó todos los datos que la intendenta nos envió y estamos analizando comuna a comuna, para cuantificar los daños que tenemos”, indicó la autoridad.

Al mismo tiempo, señaló que ha mantenido reuniones con las autoridades de Interior para generar estrategias que vayan en la línea de abordar la emergencia.

Bajo ese escenario, Walker señaló que “una vez que tengamos el informe de nuestro  departamento de emergencias y del ministerio del Interior vamos a actuar, y vamos a actuar muy rápido”, aseguró.

Hasta el momento, los datos manejados por el ministerio, indican que son 5.865 las personas afectadas por la sequía en las 15 comunas de la región.

“Esperamos tener en el más breve plazo tener una propuesta para hacernos cargo de la situación y tomar un decisión al respecto para anunciarla a los agricultores de la zona”, agregó.

LLAMADO A NO “POLITIZAR”

No obstante, durante la estancia en la zona, el ministro Antonio Walker debió salir a responder una serie de críticas expresadas por algunas autoridades comunales y otros representantes regionales, quienes en los últimos días habían criticado al gobierno, señalando que aún no había llegado toda la ayuda prometida a los afectados por la sequía.

Además, durante una mesa de trabajo formada por los alcaldes de la región para abordar la sequía, la cual se reunió durante el mediodía de este viernes en La Serena, algunos ediles lamentaron que el secretario de Estado no se reuniera con ellos para conversar sobre la grave situación que las afecta.

Al respecto, el ministro Antonio Walker aseguró que “hemos estado con los crianceros en las buenas y en las malas. Esta vez, queríamos estar en una zona afectada, y es por eso que no quisimos estar en La Serena, y tener así, la oportunidad de ver en el lugar mismo lo que está ocurriendo”.

Por lo mismo, ante estas críticas, el titular de Agricultura lamentó que “siempre lo más fácil es sacar ventajas políticas respecto de los problemas reales de la gente (…) Cuando los 15 alcaldes nos pidieron una reunión, lo vimos en 24 horas. Entonces hago un llamado formal a no sacar ventajas políticas de las desgracias que ocurren en la región”, afirmó.

Al respecto, añadió que “hemos tenido emergencias en otras regiones y hemos actuado de la mano con los parlamentarios de oposición y espero que en esta oportunidad, en la región de Coquimbo, sea igual. Mi llamado es a la unidad para enfrentar la situación”.

Walker fue enfático en asegurar que como gobierno “nunca vamos a prometer algo que no podamos cumplir, porque la gente valora mucho cuando viene una autoridad a la zona y cumple. Además, aún tenemos que analizar cómo vamos a enfrentar lo que queda del año, cómo vamos a enfrentar la primavera y el verano”, señaló.

Finalmente, el secretario de Estado anunció una nueva visita a la región para dentro de 15 días más, aunque al mismo tiempo, aclaró que “si hay que venir antes, vendremos antes con toda nuestra disposición”.

Recursos para la emergencia

Una de las dudas que existía hasta el momento, era saber de dónde provendrían los recursos que se requieren para ir en auxilio de los afectados por la sequía.

Si bien, el ministro Antonio Walker señaló que tanto el gobierno regional como a nivel central, realizarían aportes para ello, el director nacional de INDAP, Carlos Recondo, aseguró que los recursos “no salen de ningún sombrero ni de una bolsa mágica. El presupuesto de la nación es uno, y por tanto, cualquier asignación  mayor de recursos para atender esta emergencia significa reasignar recursos de otros sectores”.

Recondo explicó que se debe tener claridad que enfrentar la sequía hoy es prioridad, por lo que, al mismo tiempo, “entendemos que para la región, la sequía es una prioridad. El gobierno regional, las autoridades locales, incluyendo los parlamentarios, tienen que evaluar que ésta es una prioridad regional y por tanto, todo el esfuerzo de la región tiene que estar centrado en lo que ellos mismos tienen que definir lo que es una prioridad”, agregando que los recursos que lleguen desde fuera “van a ser reasignados desde otros programas posiblemente”.

“Lamentablemente es así, pero cuando el Parlamento aprueba el presupuesto de la nación todos los años, esos presupuestos ya están asignados a distintos programas”, argumentó la autoridad nacional.

Recondo agregó que como INDAP se van a evaluar y catastrar a todos los afectados, para poder tener una claridad mayor de los recursos que deberán aportarse para abordar la emergencia, partiendo por la alimentación para el ganado.

Medidas estructurales

Desde el ámbito político, el diputado Francisco Eguiguren, quien acompañó al ministro en su visita a Río Hurtado, valoró la presencia y preocupación del titular de Agricultura para dar una solución, aunque temporal, a la emergencia hídrica.

Sin embargo, recalcó que para ello, se requieren muchos recursos “que deberán salir de una serie de ministerios, porque de verdad, esto no solo podrá ser abordado por Agricultura. Interior o Hacienda van a tener que meterse la mano en el bolsillo”, señaló.

Sin embargo, el parlamentario llamó a poner el foco en la situación de cambio climático que hoy vive el país, lo que a su juicio, debería impulsar a “formar una mesa de trabajo multisectorial, en donde estén involucrados todos: los agricultores y las autoridades, todos los que influyan en las decisiones. Debemos planificar nuestra situación hídrica de aquí hacia adelante”, dijo.

Además agregó, “debemos repensar el sistema de producción caprino porque de verdad tenemos que adecuarlo a los tiempos que estamos viviendo. Esta es una crisis estructural”, manifestó.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X