Crédito fotografía: 
Romina Navea
El Juez estableció la medida cautelar tras determinar que el imputado es un peligro para la sociedad según las pruebas presentadas por el Ministerio Público en la audiencia de formalización por el delito de abandono del lugar del accidente con resultado de muerte.

Eran las 11 de la mañana de este miércoles, cuando R.A.L.R de 30 años se encontraba en el banco de imputado en la sala 1 del Juzgado de Garantía. A su lado el abogado defensor Hugo Lagunas y del otro lado de la sala, el fiscal Jaime Rojas quien formalizó al imputado por el delito de abandono del lugar del accidente de tránsito sin prestar auxilio y sin dar aviso con resultado de muerte.

En la audiencia, el fiscal dio a conocer las pruebas que culparían a R.L. como autor del delito consumado tras la muerte de Eduardo Arias Castillo, durante el miércoles 6 de noviembre. Mediante el resultado de las evidencias realizadas por personal de LABOCAR, luego de la incautación del vehículo, se logró establecer la participación de este en el atropello que provocó la muerte de Arias en la carretera camino a Limarí.

Las pruebas obtenidas desde el laboratorio, arrojaron que la mica y los restos del vehículo obtenidos desde el lugar de los hechos fueron cotejados con la camioneta, coincidiendo de manera perfecta.

Según el argumento del fiscal en la audiencia, el imputado en el momento del accidente tenía la licencia de conducir cancelada debido a causas anteriores por conducir en estado de ebriedad en cuatro oportunidades. “Tenía su licencia de conducir cancelada en virtud de sentencia pronunciada con fecha 5 de agosto del 2015 por el Tribunal Oral en Lo Penal de Ovalle como autor de un delito de conducción de vehículo motorizado en estado de ebriedad. Además ha sido condenado por el mismo delito en cuatro oportunidades anteriormente”, indicó el fiscal en la formalización.

En la audiencia, el imputado hizo uso de su derecho a guardar silencio y su abogado defensor entregó sus argumentos.

TESTIGOS

Uno de los antecedentes claves en la formalización del imputado es la declaración de cinco testigos que se posicionan antes y después del resultado de muerte.

La primera declaración señala que R.L habría tenido un altercado de palabras en el sector de La Paloma en la comuna de Monte Patria, en donde el testigo sostuvo que el imputado se encontraba en estado de ebriedad el día del hecho y que las luces de su vehículo se hallaban apagadas y con desperfectos mecánicos.

Otros de los testimonios, señalaron que durante las 22 horas del miércoles 6 de noviembre,  testigos tuvieron un altercado con el imputado en el Servicentro Shell, ya que su vehículo vendría a alta velocidad casi impactando al auto de los declarantes que se encontraba con una falla mecánica. Ellos identifican la camioneta y al imputado, sosteniendo que se encontraba sin las luces delanteras encendidas y reconociendo -según su percepción-, el estado de ebriedad del involucrado.

Tras estas evidencias, el fiscal en la audiencia realizó un hincapié en la calificación jurídica señalando que posiblemente cambie en el desarrollo de la investigación, debido a las pruebas que inculpan al imputado. El delito podría cambiar a manejo en estado de ebriedad con resultado de muerte.

Finalmente el juez de garantía, Luis Muñoz, decretó prisión preventiva para R.A.L.R de 30 años por ser un peligro para la sociedad, según las pruebas presentadas por el Ministerio Público.

La medida cautelar se realizará sin posibilidad de caución y el plazo de investigación es de 90 días para la próxima audiencia.

REACCIÓN DE FAMILIARES

Familiares al término de la audiencia señalaron sentirse tranquilos con la resolución del juez. “Lo que más queremos es que se haga justicia, para que él esté descansando en paz. Espero que todo salga bien”, señaló Viviana.

“Como familia estamos bastante conforme con la resolución que hubo, quedó el prisión preventiva la persona, estamos contentos y más tranquilos, desde ayer que supimos que habían encontrado a este tipo, quedamos más tranquilos. Ya no estamos con esa angustia que estábamos los días anteriores. Muchas gracias a todas las personas que nos ayudaron, a todos los testigos que en este momento están participando porque gracias a ellos se logró la captura de esta persona”, indicó Ronald, primo de la víctima.

HECHOS

La familia de Eduardo Arias Castillo de 35 años sufre su partida. El pasado miércoles  6 de noviembre, cerca de la medianoche, falleció tras ser atropellado en el kilómetro 1 de la Ruta D- 505 por un conductor que luego se dio a la fuga. Al lugar llegó personal de Carabineros y Samu quienes constataron la muerte de Eduardo en mismo lugar.

Desde Carabineros a través del parte policial, indicaron que luego del accidente, el fiscal de turno, Jaime Rojas Gatica dispuso la presencia de la SIAT, LABOCAR y SIP en el sitio del suceso para dar con las pistas del responsable del atropello.

Finalmente, a seis días de los hechos, personal de la SIP logró dar con el imputado y el vehículo en la Población El Manzano, quedando detenido la tarde de este martes.

La camioneta marca Toyota Hilux de color negro fue encontrada cubierta al interior del domicilio, la cual mostraba evidentes signos del atropello. Según fuentes policiales, R.A.L.R mantenía lesiones en el rostro producto del accidente y fueron constadas en el hospital de Ovalle luego de su detención.

LA VÍCTIMA

Tras las razones del por qué Eduardo Arias de 35 años se encontraba en ese lugar la noche de este miércoles, Iris Castillo, la tía de fallecido, comenta que el joven siempre frecuentaba esa zona ya que tenía un valor sentimental importante para él. “Nosotros vivíamos cerca de ahí hasta el 2010. Luego de que fallecieran mis papás, Eduardo quedó muy afectado y comenzó a tomar. Un año después murió mi hermana (su madre) y ahí comenzó a tomar y tomar, nunca quiso que lo ayudáramos”.

El joven fallecido se desempeñaba como trabajador agrícola y vivía en situación de calle junto a un grupo de amigos a pesar de tener un hogar donde vivir. “Mi hermana incluso le construyó una pieza para que se fuera a vivir con ella, pero aun así no quiso, era muy libre y siempre quiso vivir así”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X