Crédito fotografía: 
Cedida
El imputado C. A. M. G. fue condenado a 61 días de presidio menor y una multa de 2 UTM por el delito de ejercicio ilegal de la profesión, mientras que por el delito de maltrato animal fue condenado a cumplir 100 días de presidio menor, una multa de 2 UTM y la inhabilitación absoluta y perpetua para la tenencia de animales.

Durante la mañana de este jueves 28 de julio se llevó a cabo un juicio simplificado al individuo identificado por las iniciales C. A. M. G., quien fue acusado por maltrato animal y por ejercicio ilegal de profesión.

Estas acusaciones se remontan al período entre abril del 2018 y diciembre del 2020, esto cuando el imputado engañó a una parte de la población al decir que era médico veterinario de profesión, lo que no sería cierto.

Una de las víctimas de este engaño fue la ovallina Marcela Araya, quien sufrió la eutanasia de su gato por diagnóstico de este falso veterinario.

“Mi gatito se accidentó y lo llevé a varias veterinarias, para consultar una segunda opinión le pedí a este tipo que se acercara a mi domicilio, ahí él diagnosticó que se debía efectuar una eutanasia. Después me contactó el Colegio Médico Veterinario para decirme que este tipo no era veterinario, entonces ahí con los videos y las pruebas inició una demanda contra él. Yo fue una víctima, pero yo creo que en Ovalle habían muchos más afectados”, relató Marcela para Diario El Ovallino, como una de las víctimas de estas fechorías.

El Colegio Médico Veterinario tomó este y otro caso para querellarse contra este individuo, acusándolo del delito de ejercicio ilegal de la profesión y maltrato animal.

 

Juicio

 

De esta manera, en dependencias del Juzgado de Garantía de Ovalle se llevó a cabo este juicio simplificado, aunque no sin antes tratar de encontrar un proceso de conciliación entre las partes.

Una de las exigencias de la víctima sería una indemnización por sobre un millón de pesos, pero según las palabras del acusado, esta era una cifra imposible de pagar para él en una sola cuota, por lo que ofrecía pagar la indemnización en cuotas de 50 mil pesos.

Esta propuesta no convenció a las partes, por lo que se procedió al juicio simplificado en donde el imputado reconoció su culpabilidad. La Fiscalía hizo sus requerimientos para la pena, ante lo cual la defensa pidió una rebaja en las multas.

De esta forma, el juez Roberto Gahona sentenció a C. A. M. G. como culpable, condenándolo a cumplir 61 días de presidio menor y una multa de 2 UTM por el delito de ejercicio ilegal de la profesión, además de 100 días de presidio menor, una multa de 2 UTM y la inhabilidad absoluta para la tenencia de animales, todo esto por el delito de maltrato animal. 

Cabe destacar que mientras dure la condena el imputado tampoco podrá optar a cargos públicos.

"La Fiscalía, una vez conocidos los hechos, generó una orden de investigar a la PDI y se reunieron un cúmulo de antecedentes, entre estos pantallazos de redes sociales ofreciendo sus servicios. La prueba fue tal que al sujeto no le quedó alternativa de aceptar su responsabilidad en los hechos", señaló Cristián Arcos, fiscal (s)

Por último, hay que recalcar que en esta nota periodística no se menciona el nombre del imputado por orden del Juzgado de Garantía de Ovalle, quien aceptó esta solicitud de la defensa.

 

Insatisfacción y consejo

 

Marcela Araya comentó a Diario El Ovallino que esta condena no le pareció del todo justa, ya que le hubiese gustado que el imputado cumpliera una pena más severa, “yo creo que no se le dio la importancia que tenía este tema, porque él se disfrazaba de veterinario, lucró bajo esa mentira, por eso siento que no se le dio importancia a este tema y a mi mascota, no quedé conforme. Me hubiese gustado que le hubieran dado más tiempo de presidio”, apuntó la víctima.

En este contexto, la ovallina mandó un mensaje a todos y todas quienes tengan mascotas o animales de compañía, para que no tengan que pasar por lo que mismo que ella tuvo que pasar.

“Le diría a la gente que tomen conciencia y que investiguen antes, no se dejen llevar por gente que muestra fotos, porque a nosotros por ejemplo nos engañaron, yo nunca me imaginé que él no era veterinario, por eso siempre hay que ser precavidos, lo mejor es llevar a sus animales a veterinarias certificadas”, indicó.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital