• El lugar donde la Policía de Investigaciones desenterró al bebé.
  • La imputada fue detenida por la PDI durante la jornada de este jueves.
N.M.M.C de 22 años de edad, fue imputada por los delitos de infanticidio e inhumación ilegal. Quedó con firma semanal y arraigo nacional durante un plazo de tres meses. Informe preliminar del Servicio Médico Legal, cosnignó que el bebé respiraba al momento de nacer.

En libertad, pero con firma semanal y arraigo nacional, quedó la joven que dio a luz a un bebé de 30 semanas de gestación y luego lo enterró en una quebrada del sector Alcones.  El domingo 17 de septiembre, por orden del fiscal de turno Herbert Rohde, detectives de la Brigada de Investigación de Ovalle y peritos del Laboratorio de Criminalística Regional, concurrieron al hospital Antonio Tirado Lanas para comprobar la presencia de placenta en el lugar, hecho que fue denunciado por un médico cirujano del área de ginecología y obstetricia. Posteriormente y en base a las investigaciones, se determinó que el órgano efímero correspondía a una trabajadora del centro asistencial, precisamente a una técnico en enfermería de 22 años,  identificada con las iniciales de N.M.M.C. “La imputada había tenido un embarazo de siete meses, que lo oculto por motivos personales. La mujer en su declaración señala que sufrió un aborto espontaneo el día 12 de septiembre y el feto había nacido muerto por lo que lo envolvió en sábanas y lo mantuvo oculto en su hogar”, indicó el comisario Raúl Muñoz, jefe de la BICRIM Ovalle.Asimismo, el oficial señaló que después enterró al ‘feto’ de 30 semanas en el sector de Alcones Alto, a la altura de la Ruta 5 Norte. “Luego de varias diligencias se logró dar con el lugar donde estaba enterrado el feto, el cual tenía  una data de siete días. La excavación donde estaba escondido era de unos 25 centímetros de profundidad y 40 de diámetro, por lo que el cuerpo fue levantado del lugar y trasladado al Servicio Médico Legal de Ovalle para las pericias neonatales”, complementó el comisario. Hasta ese entonces, es decir este viernes por la mañana, peritos fotográficos y planimétricos, se encontraban trabajando con el fin de establecer la cronología de los hechos y si estaban frente a un delito de aborto o infanticidio. “Estamos esperando los resultados de los peritajes del Servicio Médico Legal para poder tipificar adecuadamente la persecución penal que corresponde. Si se le practica una docimasia pulmonar (al feto), permitirá determinar si a la hora de nacer respiró o no. En ese caso estaríamos frente a un infanticidio”, formuló Raúl Muñoz, antes de que todos los antecedentes fueran puestos a disposición de la justicia. En el control de detención, llevado a cabo en el Juzgado de Garantía de Ovalle durante el mediodía de este viernes, fiscalía dio a conocer que el informe del examen mencionado por el comisario Muñoz, arrojó que el bebé respiraba al momento de nacer. Bajo esta línea, la imputada fue formalizada por los delitos de infanticidio e inhumación ilegal, que corresponde a la sepultura ilícita. Tras la audiencia, quedó en libertad y con las medidas cautelares de firma semanal y arraigo nacional durante tres meses, el tiempo que durará la investigación que tiene como principal objetivo dar con las causas del deceso. “El informe fue la única prueba que alcanzamos a tener a mano porque fue la que pedimos con más urgencia, porque esa es la que determina la diferencia entre un aborto y un infanticidio. Esta pericia nos alcanzó a llegar desde el SML y efectivamente el recién nacido alcanzó a sobrevivir al momento de nacer, ahora por cuánto tiempo y por qué falleció es lo que se tiene que determinar”, declaró en conversación con diario El Día, el fiscal del caso, Freddy Salinas. A su vez, el relato por parte de la fiscalía esclareció que el bebé habría nacido en un domicilio de la parte alta de Ovalle, y que el lugar del entierro, correspondería a una quebrada cercana a un terreno dela abuela materna de la involucrada. El segundo acto, se habría llevado a cabo el 19 de septiembre y fue precisamente N.M.M.C. quien colaboró para que personal de la Policía de Investigaciones diera con el paradero del cuerpo. Además de las aceptadas peticiones de firma semanal y arraigo nacional, fiscalía solicitó contar con la ficha clínica del embarazo de la imputada, y un examen toxicológico que determine si consumió algo para inducir el parto. Esto, pues el mencionado procedimiento no se pudo comprobar a través de la autopsia al bebé.  

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X