La cifra corresponde a datos obtenidos entre noviembre y fines del pasado mes de febrero. En total fueron más de 200 horas de trabajo para los voluntarios.

Mientras los ovallinos descansan, los chicos buenos no se toman una pausa en cuanto al combate de incendios se refiere. Este verano no estuvo exento de siniestros de consideración.

De acuerdo a datos entregados por el Cuerpo de Bomberos de Ovalle, entre noviembre y el mes de febrero los voluntarios han concurrido a 96 incendios forestales y de pastizales en nuestra comuna. No obstante lo cifra bien podría ser aún mayor, “algunos incendios han sido menores, en donde no se ha dado alarma”, explica el Comandante, Drago Yurin. 

A esa cifra se suma entre 200 a 250 horas de trabajo en terreno, en donde en ocasiones las jornadas no han sido acotadas, “hay  incendios que han durado prácticamente 1  o 2 días, en donde se ha tenido que volver a asistir por rebrote”.

Sobre los incendios estructurales, cuenta que la cifra se mantuvo, “no hubo mayor aumento y afortunadamente todos los incendios fueron controlados a tiempo”. En ese punto menciona el siniestro ocurrido en calle Coquimbo, el que no sufrió propagación, “gracias a la intervención rápida de nuestro personal se logró controlar y que no pasara a mayores ya que las casas de ese sector tienen bastantes y es fácilmente combustible que podría haberse transformado en un gran incendio”.

EL MÁS FEROZ DE LA TEMPORADA

Para Yurin, sin duda el siniestro de mayor consideración ocurrió este lunes, jornada en donde la Onemideclaró Alerta Amarilla en nuestra comuna por un incendio forestal que afectó hectáreas de vegetación en el fundo El Carmen, en las cercanías del Embalse Recoleta. “Trabajaron voluntarios desde las 14, 15 horas hasta la medianoche. Además producto del viento hubo complicaciones, hubo que retirar personal para que no fueran afectados por las llamas ya que debido al cambio de dirección del viento hubo momentos bastante críticos para el ataque del incendio”, recuerda.

COMPARACIÓN CON TEMPORADA ESTIVAL ANTERIOR

Para el Cuerpo de Bomberos de Ovalle la cantidad de incendios de este verano es similar al anterior. “Fueron de similar magnitud. Hubo un pequeña reducción en el mes de febrero, pero eso se dio también equilibrado con los incendios que hubo en noviembre y diciembre porque tuvieron un alza respecto de años anteriores”.

En cuanto a las herramientas para el combate a estos siniestros, detalla que, “afortunadamente  contamos  este verano con buen equipamiento. Tuvimos dos carros forestales trabajando y apoyados por los carros semi urbanos que tiene la institución, por lo tanto, en ese aspecto no tuvimos mayores problemas”.  Aquello a pesar de carecer del camión aljibe, herramienta de trabajo que fue recientemente aprobada por el concejo municipal y prepara su arribo al cuartel en los próximos meses.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X