Crédito fotografía: 
El Ovallino
La Corte de La Serena solicitó informe a la Prefectura de Limarí sobre los hechos ocurridos el pasado 28 de julio en donde el comerciante fue detenido por carabineros en el paseo peatonal mientras vendía chocolates. El hecho fue grabado y difundido por las redes tras la acción de los policías.

Los hechos se produjeron el 28 de julio cuando el comerciante ovallino de iniciales C.H.G.B se encontraba en el paseo peatonal. En ese momento, efectivos policiales llegaron hasta el lugar para detenerlo debido a que el hombre no mantenía permisos para la actividad, momento en los que hubo forcejos mientras los transeúntes grababan lo que ocurría.

El hecho fue difundido en varias plataformas de la comuna causando diversos comentarios en la opinión pública frente al actuar del procedimiento. Según el oficio entregado a tribunales uno de los testigos en el lugar declara que, “uno de los carabineros se bajó de su motocicleta y se acercó a un hombre que se encontraba con unas mesas plásticas de color blanco, instalado en la calle (…)”.

Luego de ese episodio, el testigo relató que luego del acercamiento de los policías, “un carabinero lo tomó de la parka que llevaba puesta, y se la sacó, mientras que el otro carabinero lo tomaba fuertemente por atrás desde el cuello”, describe el declarante, donde también el hecho se puede apreciar en el  vídeo.

El recurso de protección realizado por el comerciante ambulante, solicita cuatro puntos en los que se encuentra “la abstención de cualquier tipo de apremio ilegítimo, sino solo fuerza racional en los casos que sea estrictamente necesario” y la “devolución de las especies decomisadas”, entre otras.

El oficio fue entregado en la Corte de La Serena, en donde la tramitación logró ser admisible. Ante esta acción legal, el Tribunal de Alzada solicitó informe a la Prefectura de Limarí para la pronta audiencia de alegatos.

Entre la mercadería decomisada durante la jornada del 28 de julio el recurrente declara que son aproximadamente 15 mil pesos en chocolates, además de unascajas plásticas que le habían costado unos $12.000. Además, el texto señala que “debido a la golpiza, el afectado decidió ir por su cuenta al ‘Servicio de Atención Primaria de Urgencia (SAPU) Marcos Macuada’, constatando diferentes lesiones en su cuerpo”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital