• Archivo Referencial
Crédito fotografía: 
Cedida
El consumo de droga sería el principal detonante donde un grupo de pobladores ha decidido tomar medidas para controlar estos hechos. El foco según comentan, se centra en la venta de sustancias ilícitas y lugares de venta clandestina de alcohol.

Como una situación insostenible  describen algunos vecinos del pueblo de Limarí los hechos inseguridad que han experimentado en el último tiempo. Según comentan, las llamadas al plan cuadrante de Carabineros, ya no son suficientes y la violencia comienza a apoderarse de las calles de la tranquila localidad.

Uno de los vecinos afectados, quien prefiere mantener su identidad en reserva tras las posibles represalias que podría sufrir por las denuncias -así como la mayoría de los testimonios entregados al diario El Ovallino-, comenta que uno de los problemas que los mantienen preocupados tienen origen en un sector. “La pasta ha llegado de golpe al pueblo y los principales problemas son con una familia de Limarí. Son cuatro personas muy violentas que consumen drogas y en muchas oportunidades han apedreado autos y no les importa si hay niños cerca. Hace unos días incluso agredieron a un adulto mayor”, explica el vecino.

Respecto a los hechos, el afectado señaló que el descontento e inseguridad ha trascendido a muchos vecinos, quienes se organizaron e intentan realizar una denuncia colectiva para terminar con esta problemática. “Tenemos reunidas hasta el día de hoy 60 firmas de vecinos que se sienten inseguros con estos hechos y seguimos reuniendo más antecedentes”, precisa.

Desde la junta de vecinos de la localidad, afirmaron que efectivamente existe una preocupación de los vecinos frente a los hechos de violencia, sin embargo, esperan realizar las gestiones a través del conducto regular para formalizar la denuncia del grupo de vecinos. Aun así, indicaron desde la directiva, que de igual forma se dio a conocer esta realidad en la Oficina de Seguridad Pública Municipal de Ovalle.

Así lo confirmó la encargada comunal de Seguridad Pública, Hortensia Flores, quien sostuvo que están al tanto de los problemas que existen en la localidad de Limarí, y es por esta razón que “estamos coordinando acciones con Carabineros, porque el rol de los móviles de seguridad pública es sólo disuasivo y en jornada diurna y lamentablemente, los problemas que aquejan a este sector suceden en la noche,  por eso necesitamos una intervención mayor. Estamos preocupados, por lo que intensificaremos el trabajo, a través de nuestros móviles de seguridad con los dirigentes vecinales de esa zona”.

CONVIVENCIA

Respecto a los problemas de convivencia entre la comunidad, desde Carabineros recomiendan una estructura de tres pasos que consisten en “el primer lugar buscar la solución a través del diálogo. En segunda instancia -si el diálogo no funciona-, es  incorporar un mediador que en este caso puede ser Carabineros, la municipalidad o una organización social como la junta de vecinos, y si nada de esto funciona, lo que le decimos a la comunidad es que recurra a la denuncia”.

LA BASE DE LA INSEGURIDAD

La violencia denunciada por los vecinos es solo la punta del iceberg tras los problemas de inseguridad que ha sufrido el pueblo de Limarí en los últimos meses.

 Según antecedentes recabados por el diario El Ovallino, la raíz de estos hechos, nacen desde el microtráfico y la venta ilegal de alcohol que comúnmente son llamados “clandestinos”. “Es cierto que en el pueblo hay un problema importante de consumo de droga, hay personas que necesitan ayuda, pero otras que derechamente contribuyen en la inseguridad del pueblo con las ventas ilegales”, explica uno de los vecinos del sector.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital