• Durante el concejo del pasado 8 de enero, el concejo municipal fue notificado oficialmente del informe de Contraloría. (FOTO: CHRISTIAN ARMAZA)
  • Tras aquel concejo, el alcalde Claudio Rentería recibió el apoyo de sus seguidores. (FOTO: CHRISTIAN ARMAZA)
Crédito fotografía: 
Christian Armaza
El concejal Carlos Ramos hizo un llamado a no seguir “desinformando” a la opinión pública y aclaró que dicha acción aún no se ha llevado a cabo, y que antes de tomar esa decisión, el documento del organismo contralor será analizado minuciosamente por el abogado patrocinante y por las propias autoridades por separado.

Tras el último concejo municipal del pasado martes 8 de enero, en el cual la secretaria municipal notificó a los concejales del documento emanado de Contraloría, en el cual se responsabiliza administrativamente al alcalde de Ovalle, Claudio Rentería, de un déficit en el Departamento de Educación Municipal, los concejales señalaron que se tomarían un tiempo  para revisar el informe de 1.032 páginas del organismo contralor.

No obstante, gran polémica generó cuando minutos más tarde de ese concejo, un grupo de cuatro concejales –Jonathan Acuña (DC), Carlos Ramos (Independiente-ex Nueva Mayoría), Armando Mondaca (PRI) y Héctor Maluenda (Independiente RN)-  firmaron un patrocinio a un abogado para presentar una reclamación ante el Tribunal Electoral Regional.

Como era de esperarse, las reacciones adversas vinieron desde dos direcciones: por un lado, cuestionaron a dichos concejales que intentaran llevar al edil ovallino a un juicio sin siquiera leer el informe de más 1.000 páginas que se les había entregado momentos antes.

Tal es así que en forma sarcástica, los partidos de Chile Vamos emitieron un comunicado en donde señalaban que les llamaba “profundamente la atención, la gran capacidad de comprensión lectora que poseen los concejales que otorgaron patrocinio, a solo minutos de haber recibido un documento de 1.032 páginas”.

Incluso, los propios dirigentes locales del oficialismo señalaron que “aquí una articulación desde hace mucho antes, una planificación para poder adoptar este tipo de actitudes” que van en directo perjuicio del alcalde.

Por otro lado, los dardos apuntaron directamente a dos concejales que tenían por cercanos al oficialismo como son Héctor Maluenda y Armando Mondaca que fueron objeto de fuertes críticas, en especial hacia el primero.

No obstante, cabe recordar que en nuestro medio se especificó en su oportunidad que fuentes del interior del mismo concejo municipal habían anticipado que la decisión de presentar el patrocinio contra Rentería ese mismo martes 8, ya había sido tomada.

¿PERO QUE FUE LO QUE PRESENTARON?

Pero más allá de las reacciones, lo que más ruido generó fue la presentación del documento por parte de los concejales ante el abogado patrocinante, Juan Pablo Corral, interpretando esta acción como el primer paso para llevar a juicio al alcalde Claudio Rentería, y así, en el mejor de los casos – para ellos – buscar la destitución del edil.

No obstante, el escenario que se abrió a partir de esa acción no tiene nada que ver con el Tribunal Electoral Regional, según explica una de los concejales que son parte de la acción, Carlos Ramos.

En ese sentido, Ramos aclara que desde aquel día hasta hoy, ha habido mucha desinformación y reacciones destempladas ante un hecho que ni siquiera aún se ha materializado afirma.

“La gente de Chile Vamos debiese habernos preguntado o llamado primero, y yo no hubiese tenido ningún problema de explicarles de qué se trataba todo” afirma el concejal.

Ramos señala que “una vez terminado el concejo municipal, nosotros ya habíamos hablado antes y nos habíamos puesto de acuerdo con el abogado que nos va a patrocinar para ir a firmar la autorización del patrocinio. ¿Y por qué lo hicimos ese mismo día? Porque el día martes es el único día en que nos podemos ver todos, porque después cada uno de nosotros tiene sus obligaciones. Nosotros no vivimos de la política, por lo tanto era el único día que podíamos hacer ese trámite”.

Ahora bien, el concejal explica que el trámite que llevaron a cabo en la notaría, nunca significó llevar inmediatamente al alcalde ante el Tribunal Electoral Regional, acusando nuevamente desinformación de la parte contraria, pues “la gente de Chile Vamos dijo que  estábamos comenzando ya con el trámite para destituir al alcalde, y eso nunca fue así” aseguró Ramos.

La autoridad insiste que esta acción la hicieron “porque tenemos que analizar desde el punto de vista legal, cada una de las hojas por separado, y después plantear las dudas que tenemos al abogado, para ver si esto amerita o no llevar al alcalde al Tribunal Electoral”.

Posición que fue ratificada por su par, Jonathan Acuña, quien explicó que “el patrocinio del abogado que nosotros firmamos es para empezar a analizar la situación y analizar efectivamente el documento en su detalle” argumentó, agregando que “nuestra responsabilidad en primer lugar es comenzar a analizar ese documento que nosotros extraoficialmente ya teníamos conocimiento a grandes rasgos de lo que trataba”.

PROCESO SIN FECHA

Junto con señalar que aún no se ha presentado nada ante el Tribunal Electoral Regional, los concejales explicaron que este proceso de revisión de los antecedentes no contempla ni plazos ni fechas específicas para determinar si la acción finalmente se presenta o no.

“Estamos revisando los antecedentes tranquilamente. No tenemos fecha de presentación, ni nada. Además, por ley no tenemos un plazo de entrega, por eso me extraña cuando la gente empezó a acusarnos de que queríamos sacar al alcalde. Nosotros no destituimos alcaldes” insistió Ramos.

En ese sentido, el concejal lamentó lo que a su juicio han sido declaraciones “bastante vergonzosas” por parte del alcalde Rentería “que en algunos de sus discursos públicos, ha dicho que hay gente que lo quiere perjudicar.  Pero yo no he tratado de perjudicarlo, yo estoy acogido a la ley. No tengo nada personal ni contra él ni contra su familia. Yo estoy hablando de una gestión como alcalde”.

No obstante, en defensa del edil volvió a salir el diputado Francisco Eguiguren quien calificó a Rentería “como un alcalde de lujo al que hay que apoyar”.

“Hoy día está siendo atacado por una situación de arrastre. Además todavía (los concejales) no han explicado cómo pudieron llegar a la convicción de que el alcalde estaba cayendo en faltas administrativas o en irregularidades si tuvieron acceso al documento con solo horas de anticipación  respecto a la denuncia que hicieron” señaló.  

“Mientras no me respondan eso, yo voy a asumir que ellos hablaron por una definición y un anhelo más bien emocional y político, y no producto de un análisis razonable tras estudiar el documento. Y eso es gravísimo. Una autoridad no puede tomar decisiones sin antes revisar, analizar y estudiar un documento para poder hacerse una convicción de los hechos” agregó el legislador.

No obstante, Ramos insistió en que “el trámite de patrocinio significa en realidad que nosotros le damos representación a este abogado para que nos ayude a analizar la documentación, y si esto amerita que lo podamos presentar ante el tribunal. Nosotros no hemos presentado absolutamente nada hasta el día de hoy ante el tribunal. Además, eso se hace en La Serena. Esa es otra desinformación” afirma.

Al mismo tiempo, Ramos defendió la decisión de sus pares oficialistas – Maluenda y Mondaca – ante las críticas de las que han sido objeto por parte de Chile Vamos.

“Yo quiero agradecer a mis colegas concejales que actuaron en conciencia, que han sido muy criticados por la gente, por supuesto porque están muy confundidas. Han sido criticados también por su sector. Pero yo no sé qué pretendían ellos, que mis colegas se hicieran los lesos, lo que por lo demás sería muy vergonzoso”. 

Dudas con la auditoría

Respecto al proceso de auditoría que fue consensuada por todo el concejo municipal para revisar todos los departamentos y servicios de la Municipalidad de Ovalle durante el periodo 2008-2018, el concejal Carlos Ramos explicó que “yo pedí la auditoría externa entre los años 2015 y 2018, pues tal como lo expliqué, yo entré en 2016 al concejo. Por lo tanto, yo no puedo saber que pasó antes de esa fecha. Ni en 2008 ni en 2012. Por lo tanto el control le correspondía a los concejales anteriores y los anteriores a eso. No a mí”.

Agrega que “el alcalde sugirió que la auditoria fuera desde 2008 a 2018, y yo lo acepté sin ningún problema, y mis colegas también. Pero creo que una auditoria as 10 años a veces es un poco infructuosa porque legalmente, de 5 años hacia atrás, hay muchas situaciones que están prescritas y no lo digo yo, lo dice la ley”.

En ese sentido, Ramos manifiesta dudas ante esta auditoría, pues “no sé si va a hacer conveniente económicamente gastar recursos en algo que no va a tener ningún resultado. Yo pienso que va a tener más resultado desde 2015 en adelante, porque corresponde a la situación actual de la ciudad, porque nadie dice si se ha acumulado esa deuda, o si es que hemos adquirido más deuda. No lo sabemos” concluye.




Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...









X