Pese a que en los últimos años, la diferencia entre uno y otro sector se ha ido acotando, desde Chile Vamos reconocen que falta más trabajo por realizar, apuntando a la labor en terreno y levantando nuevos liderazgos locales.

Tras la segunda vuelta presidencial de este domingo, Sebastián Piñera es el nuevo presidente electo del país. Con más del 54,5% de los votos, el ahora mandatario electo se impuso ante su contendor de “La Fuerza de la Mayoría” Alejandro Guillier, movilizando una gran cantidad de nuevos electores que le dieron el triunfo.

En la región de Coquimbo, el triunfo de Piñera fue más estrecho, aunque también se impuso: 50,97% versus el 49,03% de Guillier. Todo un logro en una región en donde históricamente, la mayor parte de sus habitantes habían votado por la centroizquierda.

Sin embargo, al desglosar las cifras de la elección en la región, vemos que ese panorama – favorable a la centroizquierda – se mantiene más o menos con algunos cambios. Y es que Piñera se impuso ampliamente en el Elqui – con mayor masa de votantes – pero Limarí- con la excepción de la comuna de Río Hurtado – y Choapa, dieron un respaldo mayoritario a Alejandro Guillier.

Así, en nuestra provincia, Guillier se impuso a Piñera en Ovalle (51,26% versus 48,74%), en Monte Patria (58,62% versus 41,38%), en Punitaqui (58,57% versus 41,43%) y en Combarbalá (64,24% versus 35,76%). En tanto, en Choapa, los resultados fueron semejantes.

Para el ex candidato a diputado por RN, el abogado ovallino Roberto Vega, la clave para cambiar este panorama es apostar por levantar nuevos liderazgos locales que impriman un sello propio a la próxima gestión de gobierno de Sebastián Piñera, apuntando al centro y al trabajo en terreno, y con ello, cerrar la brecha que aún se mantiene con las fuerzas de centroizquierda en la zona.

“Se ha visto un cambio, pero ese cambio tiene que ser encabezado por liderazgos locales, con gente que se ponga a trabajar con la gente, que moje la camiseta por la provincia del Limarí” explica Vega.

En ese sentido, para el ex candidato la clave está en no cometer los errores que ocurrieron en el primer gobierno de Sebastián Piñera, como fue traer gente de Santiago a trabajar en la zona, en detrimento de las figuras locales.

“Se tiene que trabajar claramente con gobernadores locales, con seremis que sean de la región, y lo más importante, sobre quién va a ser nuestro futuro intendente, el cual debe ser alguien que reúna ciertas características, justamente por ese mismo tema” afirma.

Desde la UDI en tanto, su presidente distrital, Alfredo Villagrán, sostiene que las brechas entre izquierda y derecha en la zona, si bien aún apuntan mayoritariamente a la primera, se han ido acercando, tal como pudo verlo explica, durante su trabajo como apoderado en Monte Patria.

“Aquí hay que seguir haciendo un trabajo muy de detalle, hay que preocuparse justamente de lo que viene ahora, cuando asuman las nuevas autoridades. Va a tener que hacerse un trabajo muy bien hecho para efectos der poder encantar a esa gente, que tradicionalmente ha votado por la izquierda en este caso, o bien ha votado por gente de la Nueva Mayoría” afirma.

 

EL CASO DE OVALLE

No obstante, para muchos en Chile Vamos a nivel local, la sorpresa estuvo en Ovalle, donde el candidato del oficialismo se impuso – por escaso margen – a Piñera.

En ese sentido, Alfredo Villagrán hizo un duro análisis de esos resultados, deslizando críticas a la actuación que tuvo el alcalde de Ovalle, Claudio Rentería durante esta campaña.

Villagrán afirma que si bien en un inicio, Rentería fue considerado como jefe del Comando de Piñera en la capital limarina, en la práctica, sostiene Villagrán “esa responsabilidad fue asumida por el ex candidato a diputado Roberto Vega, que lo hizo extraordinariamente bien”.

Sin embargo, el dirigente gremialista acusó “cierta ambigüedad en la conducción política” y falta de trabajo en equipo.

“Creo que a nivel de autoridad comunal, allí aparentemente no hay una conducción hacia el sector, sino más bien a alcanzar una votación personal que se tiene, por sobre un resultado electoral hacia un candidato que es nuestro, como es Sebastián Piñera. Y eso hay que decirlo con todas sus letras, porque en los hechos resulta ser así” afirma.

Apunta que no existió “mayor compromiso, y por lo tanto, esos votos que fueron producto de la elección municipal no se reflejaron” por lo que es necesario analizar realmente, que fue lo que pasó en la capital limarina.

Por su parte, desde Evopoli, su presidente regional, Leonardo Alfaro, también lamentó que no se haya podido triunfar en Ovalle, deslizando también cierta crítica hacia la figura del edil ovallino. “Creo que Claudio Rentería pudo haber hecho más. Pero esos son las autocriticas que nos vamos a hacer. Ahora la fisonomía política de la región está cambiando, al igual que en todo Chile” sostuvo.

Y coincidió en que es necesario replantear e imprimir un sello local al trabajo y a las tomas de decisión durante el próximo gobierno, pero siempre en unidad.

“Para mí la clave va a ser el trabajo en terreno, pero sobre todo, la unidad. Porque si seguimos trabajando con esta mística, con esta unidad, va a ser muy difícil que nos vayan a ganar en la próximas elecciones” afirmó.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X