• El diputado Raúl Saldívar comparte el diagnóstico en relación a que los partidos de la actual oposición deben llegar a acuerdo en puntos en común para hacer frente al gobierno de Piñera
El legislador socialista por la región de Coquimbo realizó un análisis del panorama actual de los partidos que hoy son de oposición, compartiendo el diagnóstico sobre el desorden y la falta de cohesión que aún persiste al interior de este sector.

A más de un mes de la llegada del Presidente Sebastián Piñera a La Moneda, el cambio de administración ha dejado a los partidos del pasado gobierno, y ahora devenidos en oposición, en una suerte de encrucijada por tratar de ubicar puntos mínimos de acuerdo que le permitan enfrentar de mejor forma la actual administración piñerista.

No ha sido fácil pues, ciertamente, hoy no existe en sí, una oposición única, sino varias: La Democracia Cristiana, los partidos de izquierda de la ex Nueva Mayoría (PS, PPD, PR, PC) y el Frente Amplio, todas voces que si bien, lograron acuerdos en términos administrativos (presidencia de la Cámara de Diputados y mayoría de las presidencias de comisiones parlamentarias) en lo político, ello no ha ocurrido.

Al respecto, el diputado del Partido Socialista por la región de Coquimbo, Raúl Saldívar, reconoció las dificultades que han debido enfrentar para coordinar una voz lo más unitaria posible para hacer frente al gobierno, y no conformarse con llevar hacer una oposición reactiva.  

“En este minuto no se puede hablar de una oposición propiamente tal, pues los partidos estamos un poco debilitados después de una derrota de la naturaleza que tuvimos en noviembre. Por lo tanto, necesitamos más tiempo para recomponer las fuerzas, reagruparse y funcionar con un tono mucho más integral de los temas que preocupan al país” señaló.

Saldivar reconoce que ello “no va a ser sencillo” - llegar a un acuerdo político -, y por lo mismo, se hace necesario poner sobre la mesa ciertos “puntos en común” para ordenar a los partidos que conforman la oposición y así, “permitirle una gestión efectiva, concreta y de contrapeso a un gobierno que va a tener mucho poder y ya lo ha demostrado”.

Básicamente, aquellos puntos que menciona el legislador se relacionan con defender el legado del gobierno de la ex Presidenta Michelle Bachelet, en cuanto a sus proyectos más emblemáticos, pero además, señala, “proteger los intereses mayoritarios de la ciudadanía”.

“Debemos defender lo que se logró bajo el gobierno de la presidenta Bachelet y frenar por otro lado aquellos impulsos neoliberales que generen una institucionalidad proclive a un mundo liberal que no representa al país” dice, agregando que si bien “Sebastián Piñera ganó de forma democrática la elección, lo hizo con un programa mentiroso, porque se viene una liberalización de la estructura pública que sin duda, no da cuenta de lo que Chile quiere y espera”.

INSTALACIÓN DEL GOBIERNO

El diputado Raúl Saldívar se mostró crítico con el cambio de administración en especial, en relación a lo que llama “un alto grado de improvisación” en el nombramiento de los cargos respectivos, y con un “déficit legislativo fuerte”.

El legislador asegura que el gobierno “ha desempolvado proyectos de ley que éste preparó en el periodo anterior. Y los ha pretendido llevar al trabajo legislativo, incluso en algunos casos sin modificación, lo que ha llamado la atención incluso de sus propios partidarios, y con mayor razón de la oposición” afirma.

En lo programático, Saldívar ve como una “jugada” el llamado del ejecutivo a comisiones específicas, como por ejemplo, en el caso de la comisión de Infancia, “con su designación a dedo de sus integrantes”.

En ese sentido, critica que quienes la conforman sean políticos “que acuden a título personal, porque no están invitados los presidentes de los partidos ni tampoco los presidentes de las comisiones que tienen que ver con los temas de infancia”, asegurando que en comisiones anteriores, eran expertos quienes las conformaban y que hacían propuestas que luego recogía el parlamento.

“Puso una dificultad a la oposición en donde existen diferentes posiciones. Por ejemplo, mi partido no asumió esa invitación y se restó, no por desconocer el tema de la infancia, sino por la metodología, y no el tema de fondo” afirmó.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X