• El diputado por la región, Francisco Eguiguren (RN) criticó que las opiniones de las comunidades no hayan sido tomadas en cuenta al momento de desarrollar la obra.
El parlamentario por la región se refirió a la polémica surgida a raíz del alto valor del peaje de la ruta Ovalle-La Serena, asegurando que es necesario que todas las grandes iniciativas de infraestructura debieran ser sometidas a una evaluación de impacto social para evitar lo acontecido con la ruta D-43.

Desde este lunes comenzará a operar el cobro del peaje de la ruta D-43, tras la marcha blanca de la doble vía durante este sábado y domingo.

Las quejas y la molestia por pagar un cobro tan alto para los automovilistas y usuarios del transporte -2.500 pesos para vehículos menores – son de público conocimiento, por lo que organizaciones ciudadanas no descartaron movilizaciones para demostrar una vez más su rechazo al cobro.

En ese sentido, el diputado Francisco Eguiguren (RN) manifestó su preocupación por esta situación, y calificando este peaje como un “verdadero impuesto” que claramente, va a afectar la calidad de vida de quienes utilizan la ruta.

Al respecto, el parlamentario comparó los efectos que puede tener el peaje con lo que fue la implementación del Transantiago en la capital del país.

“La calidad de vida del santiaguino cambió notablemente. Aquellos que se tenían que levantar a las 6 de la mañana, empezaron a levantarse a las 4 de la mañana, y los que llegaban a sus casas a las 9, terminaron llegando a las 11 de la noche. Lo mismo puede ocurrir aquí porque aquí no hay vías alternativas. Acá no existe la posibilidad de tomar una cuesta para llegar a La Serena o Coquimbo, sino que van a tener que irse por Socos por ejemplo. Eso va a significar para muchos de los que tienen la posibilidad de transportarse por sí mismos, alargar los días enormemente: partir muy temprano y llegar muy tarde” aseguró.

Junto con asegurar que el valor del peaje es “desproporcionado”, Eguiguren criticó que antes y durante el proceso de licitación y construcción de la doble vía, las opiniones de la comunidad no hayan sido tomadas en cuenta. “Nunca se las consideró, nunca se las tomó en cuenta, nunca se les informó, y de la noche a la mañana se les notifica que tienen un cobro de peaje que se desproporcionado” aseguró.

Por lo mismo, el legislador apuntó que, tras esta experiencia, se requiere que todas aquellas obras de infraestructura, no sólo en la región sino en todo el país, la voz de las comunidades que vayan a verse intervenidas por estas obras, deban ser consideradas sí o sí.

“Tenemos que empezar a evaluar socialmente los proyectos de infraestructura. Qué impacto tienen los proyectos en la gente, en la comunidad, en la familia, en las personas, ese debe ser el centro de nuestras políticas. Claramente el peaje era necesario, había muchos accidentes y muchas muertes en esa carretera, pero no a cualquier precio porque ese precio lo pagan las personas. No le podemos decir que de la noche a la mañana tienen pagar 5.600 pesos diarios para poder irse a su trabajo” manifestó.

BUSCAR ALTERNATIVAS

Desde esa perspectiva, el diputado Francisco Eguiguren señaló que, junto a otros parlamentarios de la zona, le plantearon este problema al Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien ya está al tanto del problema.

Según  lo señalado por el diputado, el ministro “tomó la toda la información entregada, y además, hizo suyas todas las posibilidades de solución que le planteamos. Dijo que las iba a analizar y que las iba a estudiar rigurosamente, y nos iba a responder en el más breve plazo posible”.

Cabe recordar que una de las soluciones que se planteaban en un inicio para disminuir el valor del peaje era aumentar el subsidio del Estado a la tarifa. Finalmente, se llegó a un acuerdo con la concesionaria para que ésta cobrara al monto originalmente estimado – 2.000 pesos – más el valor del IPC anual hasta la fecha, lo que dio los 2.500 actuales, los que se serán cobrados hasta el término total de las obras.

El otro punto del contrato –la fecha de inicio de la operación – no pudo ser modificada.

“Este proyecto de licitación no consideró una serie de obras de infraestructura que después se tuvieron que agregar al proyecto original, por lo tanto, eso hizo encarecer los cobros, y alguien tiene que pagar eso” señaló Eguiguren, agregando que “aquí hubo una mala confección de las bases que hizo que a muy poco andar esto se tuviera que revisar entero, y se tuviera que generar obras nuevas, que produjo un incremento en el valor de las tarifas del peaje”.

Finalmente, el legislador RN aseguró que el frente parlamentario creado para buscar soluciones al peaje seguirá trabajando para barajar todas las alternativas posibles para mantener o reducir las tarifas por el uso de la ruta D-43.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X