Crédito fotografía: 
Cedida
Hasta este martes existía solo una cama UCI disponible en toda la región, por lo que las autoridades sanitarias concretaron la reconversión de camas en el recinto ovallino, que pasó de tener 12 a 18 destinadas a la Unidad de Cuidados Intensivos. Con el incremento, hasta este miércoles por la tarde, el recinto mantenía un 67% de ocupación.

El panorama es crítico. Producto de la pandemia por Covid-19 y el nuevo aumento de casos registrados en la región de Coquimbo, el sistema de salud relativo a la disponibilidad de camas críticas está al borde del colapso.

Lo anterior se puede inferir debido a que este martes la red asistencial contaba con tan solo una cama crítica disponible, en los tres hospitales de la región (Coquimbo, La Serena y Ovalle). Una situación en extremo preocupante ante el alza que ha manifestado la región de Coquimbo, y en particular las comunas con más habitantes, lo que ya está generando inconvenientes a la hora de buscar un espacio para posibles internos por la enfermedad.

De esta forma, el intendente de la región, Pablo Herman, junto con el director (s) del Servicio de Salud, Edgardo González, visitaron el Hospital Provincial de Ovalle para anunciar la reconversión de nuevas camas críticas en el recinto asistencial, como mecanismo para aumentar la dotación existente.

Las autoridades regionales y de salud anunciaron la habilitación de 12 nuevas camas en el recinto, que corresponden a 6 camas de la Unidad de Pacientes Críticos y 6 Camas de la Unidad de Tratamiento Intermedio. De esta forma, el recinto asistencial limarino completa 18 camas UCI y 12 UTI para atender la emergencia sanitaria por Covid-19.

“Hoy estamos dando inicio a la reconversión de camas en virtud de los casos que están creciendo. De esta forma aumentamos 12 camas en la Unidad Intermedia en el Hospital de Illapel hace dos semanas atrás y hoy agregamos 12 camas más de intensivo e intermedio a este hospital. Estamos en la fase 3 de reconversión, que puede llegar a 65 camas, y tenemos otras fases consideradas, pero nada va a ser suficiente si esto no se frena antes: esta es la última etapa donde se da la pelea con el Covid-19”, sostuvo González.

De acuerdo al último informe de la red asistencial,  la Región de Coquimbo contaba con 56 camas de la Unidad de Pacientes Críticos, cifra que, gracias a la apertura de estas nuevas unidades, hoy crece a 62. En tanto, en la Unidad de Tratamiento Intermedio, el número aumentó de 77 a 83 unidades.

El intendente llamó a la responsabilidad de las personas en, por ejemplo, no realizar fiestas clandestinas.

“Personas que siguen comportándose de manera egoísta. Esto es algo que tenemos que hacer entre todos, yo me tengo que cuidar para cuidar al otro. Hoy vemos la realidad del Hospital de Ovalle, con un gran trabajo de los profesionales, quienes han visto la llegada de pacientes de la provincia y la región”, enfatizó la autoridad, añadiendo que este virus “es incontrolable”.

¿HOSPITAL DE CONTINGENCIA?

Este aumento de camas también se efectuará en los hospitales de Coquimbo y La Serena, mientras que el hospital de Illapel agregará camas UTI.

Especialistas en epidemiología ya manifiestan que la segunda ola puede swr incluso más mortal que la primera y que la región la sufrió principalmente en los meses de junio a septiembre. Por esto, desde el Colegio Médico y especialistas hicieron un llamado a reabrir el Hospital de Contingencia que se ubicó en Ovalle para atender a más pacientes Covid-19. Sin embargo, desde el Servicio de Salud Coquimbo indicaron que en el corto plazo esta opción no es viable.

“Tenemos planificada la apertura de más camas en los hospitales de lata complejidad de la región, toda la oferta que tuvimos durante la primera ola está considerada en estos hospitales y el Hospital de Contingencia está disponible para un caso extremo. No hay fecha para eso”, comentó González.

Etiquetas: 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital