• Los jóvenes son parte de la Pastoral Juvenil de la Parroquia El Divino Salvador. Crédito: Cedida
  • Los jóvenes son parte de la Pastoral Juvenil de la Parroquia El Divino Salvador. Crédito: Cedida
  • De izquierda a derecha. Pedro Robledo (17), Bárbara Aguayo (22) y Claudio Huichacura (22). Crédito: Kamila M.
  • Los jóvenes son parte de la Pastoral Juvenil de la Parroquia El Divino Salvador. Crédito: Cedida
  • Los jóvenes son parte de la Pastoral Juvenil de la Parroquia El Divino Salvador. Crédito: Cedida
Crédito fotografía: 
Cedida
Entre el 21 al 28 de enero se desarrollará el encuentro de la Iglesia Católica que convocará a participantes de diversos países. La delegación que viajará este viernes desde Ovalle está compuesta por jóvenes de entre 16 a 22 años pertenecientes a la Pastoral Juvenil de la Parroquia El Divino Salvador.

Una experiencia que probablemente jamás olvidarán vivirán 11 jóvenes ovallinos ya que en pocos días partirán rumbo a Ciudad de Panamá para ser parte de la XXXIV edición de la Jornada Mundial de la Juventud de la Iglesia católica.

Con ansiedad y expectativas la delegación - compuesta por jóvenes de entre 16 a 22 años pertenecientes a la Pastoral Juvenil de la Parroquia El Divino Salvador - viajará este viernes  11 rumbo a  Ciudad de Panamá.  Algunos de ellos son estudiantes universitarios y otros escolares de recintos como Liceo Alejandro Álvarez Jofré, Colegio Santa María Eufrasia, Liceo Politécnico, entre otros.

“Estas jornadas mundiales comenzaron con el Papa San Juan Pablo II que quiso juntar a los jóvenes. Con el Papa Francisco esto siguió y hace años atrás la parroquia (El Divino Salvador) tuvo una delegación que fue a Río de Janeiro en Brasil, también queríamos ir a Polonia (versión anterior) pero no alcanzamos. Ahora decidimos ir a Panamá”, comenta el asesor de la Pastoral Juvenil, Claudio Huichacura (22).

El encuentro propiamente tal, viene antecedido por una Semana Misionera, en donde las delegaciones desarrollarán trabajo social,  “ahí nosotros vamos a la Comunidad de Colón, a dos horas de Ciudad de Panamá. Tendremos puerta a puerta, iremos a arreglar unas capillas y a conocer a la gente de esa zona”, menciona.

A días de partir desde Ovalle, los jóvenes no esconden su gran entusiasmo, ya que entre otras cosas, son los únicos representantes de la región de Coquimbo. Bárbara Aguayo (22), coordinadora de la pastoral, indica, “obviamente esto da nervio, la mayoría son menores de edad, así que es un gran reto estar prácticamente un mes todos juntos 24/7. Creo que todos estamos nerviosos porque es harto tiempo lejos, pero vamos con la mejor disposición a disfrutar la fe con más jóvenes de otras culturas y para compartir y aprender de cada uno”.

El desafío de poder estar presente

Poder llegar a Panamá fue un desafío que se propusieron hace ya un año atrás. “Sabíamos que los sábados no lo podíamos ocupar en otra cosa, sino que íbamos a estar ocupados en actividades para juntar fondos”, dice Aguayo.

Por su parte, el monitor de confirmación y estudiante de cuarto año medio del Colegio Santa María Eufrasia, Pedro Robledo (17), cuenta sobre cómo consiguieron el financiamiento para la travesía, “como era mucho gasto, habíamos pensando en hacer actividades durante el año para aminorar los costos. Nos juntábamos todos los sábados para hacer ventas en la parroquia, hicimos empanadas, una peña folclórica, rifas. Con eso fue más fácil juntar dinero para este viaje”.

A sólo días de partir a la Jornada Mundial de la Juventud, se manifiesta expectante por la inolvidable experiencia que vivirá, “mi familia está súper orgullosa de que yo participe en esto. Estoy nervioso por viajar, falta poco, es mi primera vez en un avión. Creo que la mayoría de los niños que van se sienten de la misma forma. Siento también ansiedad y nervio sobre qué pasará allá y la gente que vamos a conocer”.

Agradecimientos

Para poder llegar a Panamá, la delegación recibió importante ayuda de privados y del sector público. “En todas las actividades hubo gente que nos apoyó. Una parte del costo de las poleras distintivas con las que vamos a viajar fueron financiadas por el Arzobispado de La Serena. También don Roberto de la empresa Dabed nos regaló dos poleras y una chaqueta cortaviento. La municipalidad de Ovalle nos facilitó el transporte de Ovalle directo al aeropuerto de Santiago. Todo eso nos deja un poco más tranquilos”, afirma Huichacura.

El asesor además destaca el espaldarazo recibido por parte de los fieles, “nos cooperaron mucho y lo siguen haciendo porque todavía nos falta seguir recaudando dinero hasta el viernes”.

En la misma línea Aguayo  agrega, “también hay que dar las gracias a la comunidad, a la parroquia porque somos prácticamente niños y muchas cosas que vendimos no teníamos idea cómo hacerlas. Siempre estuvieron las tías de la comunidad ayudándonos a hacer las masas de las churrascas, de las empanadas, también comprando los materiales y vendiendo las rifas. Creo que sin ellas tampoco estaríamos aquí”.

Jornada Mundial de la Juventud (JMJ)

 La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) es un gran evento religioso y cultural que cada tres años reúne a jóvenes de todo el mundo durante una semana, con el objetivo de dar a conocer a los jóvenes de hoy en día el mensaje de Cristo, y crear un ámbito abierto y de convivencia para compartir y reflexionar juntos sobre los temas fundamentales de la existencia. Es probablemente el evento más internacional y multitudinario que organiza la Iglesia Católica en todo el mundo.

Integrantes de la delegación ovallina en la Jornada Mundial de la Juventud 2019 en Panamá

Pedro Robledo, Nicolás Portilla, Jesús Alvarado, Bárbara Aguayo, Tiare Rojas, Janis Barraza, Camila Cortés, Álvaro Castillo, Francisco Robles, Sofía Fredes, Claudio Huichacura y el padre Raúl Marchant.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X