Crédito fotografía: 
Cedida
Isaías Álvarez Varas, estudiante de 10 años de edad del colegio Santa María Eufrasia, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente hace una semana, presentando luego dos hemorragias que lo han mantenido en estado de coma en la capital. Se requieren de más de 50 donantes de sangre para reponer lo utilizado

Si bien la familia ha podido superar algunos obstáculos para recuperar la salud del pequeño Isaías, todavía faltan algunas pruebas por sortear.

El pequeño Isaías Álvarez Varas de 10 años de edad se encuentra actualmente internado en el  Hospital Calvo Mackenna en Santiago, atravesando un cuadro de coma tras haber sido inducido tras su trasplante y dos hemorragias posteriores.

Hasta los ocho años, Isaías jugaba y corría como un niño promedio. Luego se iniciaría el deterioro del hígado y su salud comenzó a decaer, tenía cuidados especiales, dietas especiales, pero nada fue suficiente. Se requería ser más invasivo.

Emilet Varas, mamá del pequeño, explicó a El Ovallino que tras el trasplante de hígado al que fue sometido su hijo el 5 de enero, y del cual ella misma fue la donante, el niño ha tenido algunas otras complicaciones con su salud.

“Ya se realizó el trasplante y yo fui su donante, Isaías tuvo una hemorragia cerebral, lo que conllevó a que se necesitara muchas bolsas de sangre para la transfusión, y por eso nosotros quedamos “debiendo” más de 50 bolsas de sangre. Está en Santiago, y el compromiso es que debemos devolver ese insumo y tiene que ser en Santiago por un tema de la pandemia”, explicó.

Señaló que aun cuando en otras ocasiones hubiese sido posible hacer el donativo en Ovalle, y que luego se coordinara la entrega entre los recintos de salud, ahora necesariamente debe hacerse en el Banco de Sangre Metropolitano, en el Hospital Calvo Mackenna o en el Hospital del Salvador.

“Los donantes pueden acudir a cualquiera de los tres recintos, pero siempre que sea en la capital, por temas de traslado”, indicó Varas.

Cuadro Clínico

Actualmente el pequeño Isaías se mantiene en coma, y aunque ya no estaría sedado, igualmente no ha podido salir de la condición.

“Todavía no despierta, nos dicen que como fue un coma inducido, puede tardar hasta una semana en despertar. Actualmente está estable y estamos esperando que el derrame no haya dejado ninguna secuela”, comentó Varas.

Explicó que el pequeño tuvo una patología llamada coagulopatía, que comienza a hacer coágulos y se tapan las arterias principales de las conexiones del hígado nuevo, por lo que le suministraron anticoagulantes, para evitar sus efectos y eso derivó luego en varias hemorragias. La primera de ellas fue intestinal y luego de operada sanó sin mayores inconvenientes.

“A los cuatro días tuvo una hemorragia cerebral y han debido drenarle la sangre, y ahora esperamos no tenga mayores complicaciones”, indicó.

Isaías padece de una enfermedad que le afectó el hígado y los riñones, y siempre se pensó que podría necesitar trasplante de ambos órganos, ya que no estarían trabajando normalmente. Pero, explica Varas, que como el deterioro del hígado ya estaba demasiado avanzado el equipo médico optó por trasplantarlo y que al tener el donante a mano, sería más rápido el proceso”.

“Cómo yo fui su donante se hizo más rápido, porque desde que estuvo en  la lista de espera, de número 50, no avanzaba nada. Él todavía está en la UCI del Calvo Mackenna, con ventilación mecánica y en coma. La esperanza es que una vez despierte del coma pueda retomar su vida normal, que no tenga secuelas del derramen. Se están revisando los exámenes y su condición se está normalizando, poco a poco, pero se está normalizando”.

Con el trasplante de hígado, los riñones han logrado estabilizarse, lo que les daría mucho más tiempo mientras mejora su condición.

Donantes de sangre

Desde el Hospital local hicieron en tanto un llamado a la comunidad a donar sangre de manera altruista, porque con los donantes voluntarios los stocks en los bancos de sangre de la red de salud se mantienen con buenos niveles y así es más fácil poder dar respuesta a pacientes que requieren una transfusión.

“Con la donación voluntaria estamos salvando hasta tres vidas y hoy día los bancos de sangre están preparados para recibir donantes de manera segura a pesar del contexto sanitario que nos afecta. Por ejemplo, en nuestro banco de sangre, lo que hacemos es que las personas puedan apartar su hora con anticipación, así no tienen que esperar para ser atendidos y así aseguramos que podrán realizar su donación en un contexto seguro", explicó Tecnólogo médico jefe del Banco de Sangre del Hospital Provincial de Ovalle, Mauricio Araya.

A nivel local se debe agendar la cita a través del número 532421718.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X