• Carlos Fuentes está a cargo del tradicional puesto de hierbas medicinales.
Crédito fotografía: 
Kamila M.
“Hierbas Medicinales Chico Bonito” se llama uno de los puestos más antiguos del centro de Ovalle, ya que fue fundado a finales de los 60’. Ahí por módicos precios se pueden encontrar pomadas, ungüentos, hierbas, infusiones y muchos otros productos.

En la Alameda, entre el paseo peatonal y calle Libertad, se encuentra el puesto “Hierbas Medicinales Chico Bonito”, el que ha aliviado las dolencias de los ovallinos por casi 6 décadas.

Carlos Fuentes cuenta que el negocio familiar fue fundado entre el año 68’ y el 70’ por su padre, por lo que probablemente este emprendimiento es uno de los más longevos del centro de la ciudad. “Antes aquí había un paradero de buses, entonces venía gente de afuera y de todos lados”, recuerda.

En los comienzos vendían artículos de paquetería y confites, sin embargo, “después nos cambiamos a ofrecer hierbas medicinales”, explica Fuentes.

La gama de productos es variada y están indicados para prácticamente todo tipo de dolencias. “Podemos encontrar canutilla para los riñones, boldo para el hígado, la famosa sanguinaria para limpiar la sangre, la que la usa mucho la gente que va para el norte. Pata de vaca para los diabéticos, escampure para el colesterol, la diabetes y para quemar grasa”, relata.

También dentro del amplio stock tienen diversos tipos de pomadas entre ellas, de azahar, de almendras, de salicinato. Fuente señala que en el caso de azahar sirve para sobar el corazón y el pecho, y aliviar los dolores de cabeza. Además dice que el salicinato está indicado para dolores musculares.

Otros productos son bálsamos chinos, ungüento de viborina para dolores, sangre de grado para la úlcera y para cerrar las heridas, además de la popular chía.

Sobre el producto estrella, Fuentes dice, “lo que más lleva la gente son las pomadas, la wira sacha que sirve para el reumatismo, lumbago, tendinitis, bronquitis, para el pecho. También la gente lleva la pomada milagro, que la tenemos exclusivamente en este puesto, sirve para el reumatismo y dolores. Además  de pomadas para los hongos”.

El comerciante dice que los clientes prefieren este puesto ya que, “saben que acá uno vende un buen producto”.

Pero, ¿por qué la gente sigue prefiriendo estos productos alternativos? Fuente declara que simplemente, “lo natural es mejor”.

En cuanto a los precios, se pueden adquirir ungüentos por 500 pesos y las pomadas entre mil y 2 mil pesos.

El puesto está abierto de lunes a sábado entre las 9 de la mañana hasta las 19 horas.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X