Crédito fotografía: 
Cedida
Si bien existen distintos planes sociales para atender a las personas en condición vulnerable, el número que registran los censos es superior a lo que pueden cubrir las distintas instituciones y fundaciones voluntarias, quienes hacen sus mejores esfuerzos durante el invierno.

Aunque advierten que es una preocupación permanente, es en invierno cuando se redoblan todos los esfuerzos para atender a las personas en situación de calle, quienes quedan expuestas a las inclemencias del clima.

Según el Registro Social de Hogares, 575 personas se encuentran actualmente en situación de calle en la conurbación La Serena-Coquimbo, mientras que en la comuna de Ovalle se registran otras 165, aunque es una cifra que fluctúa según el movimiento de las mismas personas entre las comunas, pero de allí radica la importancia duplicar la tarea de atención.

En la Región de Coquimbo el Plan Protege Calle, del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, contempla albergues que proporcionan diariamente techo, cama, abrigo, alimentación (desayuno almuerzo y cena), higiene y atenciones básicas de salud con capacidad para 20 personas en situación de calle en cada recinto.

En total son cinco albergues en la región, de los cuales dos funcionan en Ovalle: uno ejecutado por la Delegación Provincial de Limarí y otro por la Municipalidad de Ovalle. Ambos con duración de cinco meses de actividades.

“Sabemos lo difícil que es estar en situación de calle y con mayor razón ante las bajas temperaturas. Por eso, estamos desarrollando una labor por medio de nuestro Plan Protege Calle, para apoyar a las personas que están en esta condición vulnerable. Hemos concretado la implementación de albergues, la ruta social y la ruta médica, buscando resguardar su salud y protegerlos de enfermedades”, señaló a El Ovallino el Seremi de Desarrollo Social y Familia, Eduardo Alcayaga.

Apuntó que los albergues se complementan con rutas sociales para atender a los usuarios todos los días, brindando alimento, artículos de aseo y elementos de protección personal en los propios puntos donde pernoctan.

En Ovalle la Ruta Social es ejecutada por el Hogar de Cristo por cuatro meses, con 40 atenciones diarias.

“Nuestra finalidad es generar las condiciones para que puedan acceder a refugio, alimento o esa atención de salud que tanto necesitan. Un despliegue que realizamos junto a la Delegación Provincial, el municipio, el Servicio de Salud Coquimbo y el Hogar de Cristo como ejecutores de nuestros dispositivos en la comuna de Ovalle”.

Agregó Alcayaga que también se contempla una Ruta Médica entregando prestaciones básicas de salud con la atención de médico y enfermera en los propios lugares donde pernoctan las personas en situación de calle. Se realizan 20 atenciones durante tres jornadas a la semana, en un plan de tres meses.

Actividad local

En tanto, desde el Departamento Social del municipio de Ovalle señalaron que actualmente trabaja con 30 usuarios del Programa Calle, a quienes acompañan por un periodo de dos años. Se hace un trabajo que abarca la intervención de trabajadores sociales y psicólogos con el propósito principal de que vuelvan a su entorno familiar más cercano o también tengan la opción de reinsertarse laboralmente.

Gracias a la labor de los profesionales del departamento Social, en la actualidad de los 30 beneficiarios, 25 se encuentran con sus familias y los cinco restantes no han querido dejar la vía pública, por los que se les está prestando apoyo en esas condiciones.

 

 

Propuesta de refugio permanente

Tras varias semanas, entre el 17 de junio hasta el 27 de julio, de trabajo voluntario en las calles de la comuna, repartiendo alimentos y alguna ropa de invierno, los miembros de la Fundación Infancia Chile Unida y de la Red Solidaria de Ovalle saben que se puede dar un paso más adelante.

“Desde mediados de junio estuvimos apoyando a las personas y familias en situación de calle, tanto a los nacionales como extranjeros y a la comunidad gitana; repartimos cenas y colaciones calientes en las noches de frío y pudimos conocer mejor la problemática y las historias de las personas que están en esta condición. Incluso visitamos y colaboramos con comida y ropa en los albergues dispuestos en la comuna para atender a los más necesitados”, explicó a El Ovallino la presidenta de la fundación, Lira Nicolich.

Destacó que contabilizaron mucho más de cien personas en condición de calle durante sus recorridos por la ciudad, por lo que consideran necesario contar con un lugar de acogida permanente y no uno eventual.

“Estamos levantando un proyecto que sirva como centro de refugio mantenido en el tiempo, que cuente con un equipo multidisciplinario y con contacto medio ambiental porque creemos firmemente que el ser humano sin el contacto medio ambiental se debilita”, señaló Nicolich.

Agregó que la idea es que el centro de atención pueda servir también como centro de rehabilitación en materia de drogas y alcoholismo, entendiendo que hay personas en situación de calle que necesitan ayuda para superar alguna adicción.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X