Crédito fotografía: 
EL DIA
En 1954, Lucila Godoy Alcayaga, el verdadero nombre de la poetisa Gabriela Mistral, realizó su último viaje a Chile, siendo Ovalle una de sus detenciones. En el contexto de los 130 años de su nacimiento – el 7 de abril de 1889- recordamos parte de esa notable visita a la capital del Limarí.

Hace sólo unos días, el 7 de abril pasado concretamente, se conmemoraron los 130 años del natalicio de la gran poetisa nacional y Premio Nobel de Literatura en 1945, Gabriela Mistral.

Nacida como Lucila Godoy Alcayaga en la ciudad de Vicuña, en el Valle del Elqui, la destacada poetisa pasó largos años viviendo en el extranjero, producto de una vida marcada no sólo por sus obras y reconocimientos literarios, sino también por su prestigio y aportes a la educación y cultura hispanoamericana y sus misiones diplomáticas en lugares como España, Portugal, Brasil, América Central y Estados Unidos.

Así, pasaron los años y creció su reconocimiento internacional, hasta que en 1954, la insigne poetisa –radicada en los Estados Unidos - realizó el que sería su último viaje a Chile.

Invitada por el gobierno del Presidente Carlos Ibáñez del Campo, llegó al país el 9 de septiembre de ese año, donde fue recibida primero en Valparaíso, por miles de niñas y niños que cantaban sus poemas, y luego en Santiago, por una multitud que durante su recorrido por la Alameda, escoltada por huasos a caballo y carabineros, le lanzaba pétalos de flores.

Tras su paso por la capital, el siguiente destino eran La Serena y su tierra natal: el valle del Elqui, para lo cual inició su viaje en ferrocarril.

No obstante, dada la frágil salud de la poetisa, producto del cáncer que en esos años, ya la estaba consumiendo, hicieron una parada que, en principio, no estaba contemplada: Ovalle, en donde Gabriela Mistral, y sus secretarias, Doris Dana y Gilda Péndola, pasaron una noche.

La noticia de su visita corrió como la pólvora en el Ovalle de aquellos años, tanto que, además de la gente que se acercó al ex Hotel Turismo - donde la poetisa iba a pasar la noche – para saludarla y conocerla, también se acercaron las autoridades de la zona, encabezadas por el gobernador del entonces Departamento de Ovalle, Hernán Muñoz Acuña, y el alcalde de la ciudad, Ernesto Iglesias.

Asimismo, llegaron al leugar varios profesores y el entonces rector del Liceo de Hombres, Damián Meléndez. También numerosos estudiantes se acercaron a las inmediaciones del hotel para conocerla y pedirle autógrafos.

Cabe señalar que su breve estancia en la capital limarina coincidió con la estancia en Ovalle, de otro insigne poeta chileno: Víctor Domingo Silva, con quien se reunió y junto a otras personas, fueron invitadas a cenar.

Su viaje continuó al otro día rumbo a La Serena.

EL NEXO CON OVALLE

Cabe señalar que los vínculos de Gabriela Mistral con estas tierras venían desde muy antiguo, partiendo por su padre, quien fue profesor en la escuela de Panulcillo en 1891.

Además, en 1905, bajo su nombre real, Lucila Godoy, publicó en el diario El Tamaya de Ovalle, el poema “Ecos”. Posteriormente, otros poemas de su autoría serían publicados en el mismo medio de comunicación: “Claridades y Lobregueces” (1905), “Gemidos” (1905), “Mi Musa” (1905), y “Carta Intima” (1907). Se agrega además, otro poema –“Rimas”- que publicó en 1908, en el diario La Constitución, también de Ovalle.




Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...









X