• Madres bailarinas de la comuna presentarán este inédito montaje que aborda la vida que se desarrolla en torno a un árbol.
Este viernes 24 de noviembre a las 20 horas en el TMO se presentará el montaje de danza de la agrupación Fénix Azul. La obra mezcla las técnicas del yoga con la danza contemporánea.

Bailarinas ovallinas son protagonistas de “El árbol”, montaje de danza que se presentará este viernes 24 de noviembre a las 20 horas en el Teatro Municipal de Ovalle. La obra se enmarca dentro de la convocatoria de Residencias Artísticas que durante el realizó la Corporación Cultural Municipal de Ovalle.

Este montaje de danza -cuyo estilo utilizado se basa en una fusión entre danza contemporánea y acroyoga, siendo ésta última una rama del yoga que mezcla las posiciones o asanas básicas del yoga, con acrobacias, expresiones artísticas-  mostrará cómo alrededor de un árbol caído de pimiento o  molle,  conviven diversas  y pequeñas especies de animales, como: lagartijas, cochinillas o chanchitos de tierra, larvas de mariposas, hormigas, arañas  y  codornices. 

“El árbol” es protagonizado por bailarinas locales de la compañía Fénix Azul quienes durante 8 meses trabajaron bajo la dirección de Alondra Machuca,  tanto en la preparación física y técnica como en los procesos de creación y ensayos, los cuales se desarrollaron en dependencias del Centro de Extensión Cultural Municipal de Ovalle, el TMO. 

La creación de esta obra forma parte del trabajo desarrollado por el área de Fomento a las artes de la Corporación Cultural Municipal de Ovalle, como parte de “los programas de profesionalización que estamos llevando a cabo en pro del desarrollo de nuestros artistas locales, donde no solamente gestionamos el financiamiento para poder cubrir los costos asociados a la creación de una obra: su montaje, difusión, escenografía; sino que también generamos material para poder promocionarla; además de un trabajo en conjunto de seguimiento a través de la línea de fomento y su profesional y la vinculación con el artista local para llevar a cabo coproducciones e itinerancias de las obras a nivel nacional”, así lo manifestó el director ejecutivo de la Corporación, Ifman Huerta.

MADRES BAILARINAS OVALLINAS 

Varinia Roa Fonseca, directora de la agrupación Fénix Azul, explicó sobre los inicios del proyecto “se buscó a bailarinas que fueran madres con el propósito de que ellas se atrevieran a generarse un espacio propio, que fueran capaces de tener la disciplina y el propósito de comenzar algo y de poderlo terminar. Eso ha sido un desafío y una experiencia porque las mujeres hoy día que tienen la oportunidad de estudiar y de realizarse profesionalmente, en realidad después trabajan para apoyar la mantención de la crianza, pero dejan de tener espacios para sí mismas”. 

Además detalla,  “El árbol’ que no tiene nada que ver con las temáticas específicas de danza, sino con un trabajo de suelo en danza contemporánea y con elementos de yoga”.Sobre lo que los espectadores podrán ver este viernes, indica, “la propuesta estética es una especie de fotografía de qué es lo que vive alrededor de un árbol que está en el suelo. Ahí vive un ecosistema pequeño que son unos insectos que viven ahí en la medida que el árbol se ve sometido a algunas experiencias determinantes para él. Estos animalitos empiezan a vivir experiencias de hacinamiento y  finalmente de extinción como seres, luego aparecen las limpiadoras y ordenadoras de la naturaleza, que son las hormigas y que van a terminar este proceso. Finalmente la naturaleza, independiente de nuestras experiencias y creencias, siempre va a continuar, por lo tanto, el ciclo de la vida continúa aunque los seres humanos nos podamos presenciarlo”.

Roa agrega que más que sólo hacer un denuncia ecológica, la obra expone, “que nuestra vida o la vida en la tierra va siempre a permanecer en movimiento y en cambio, pero va a permanecer. Además que al igual que el árbol, los seres humanos vivimos experiencias determinantes que nos van haciendo relacionarnos con el entorno de otra forma”.

José Estrella Resonante, músico que compuso y produjo  la música original para la obra, contó sobre su labor, “fuimos trabajando primero conceptualmente en asimilar lo que es el sonido de la naturaleza, que es diferente al sonido de nuestra música humana, que es bien cuadrada con sus ritmos. Buscamos secciones que fueran arrítmicas, que desconcertaran un poco a la audiencia y los sumergieran en este ambiente de un submundo que existe y se ve reflejado en la danza. Como músico fue una experiencia nueva buscar esas sonoridades y caracterizar a cada uno de los animales que van pasando en escena”.

El músico convocó a los ovallinos a ser parte de la función diciendo, “les haría la invitación a que tengan la experiencia de presenciar la obra. Nuestro propósito también es ampliar la conciencia de las personas, y hacer que se fijen  en ciertos detalles que no están comunes  a la vista, por eso la temática de la obra es acerca del mundo que gira alrededor de un árbol”.

Por su parte Macarena Martínez, bailarina de “El árbol” expresó estar muy contenta de haber sido una de las compañías seleccionadas para ser parte de estas residencias, ya que “este tipo de instancias no se llevan a cabo en otros centros culturales y que la Corporación nos diera la oportunidad de crear esta obra ha sido maravilloso y sin duda es un punto de partida para los otros bailarines locales, ya que da fe de que si se puede”.

Las entradas están disponibles en el Centro de Extensión Cultural Municipal de Ovalle. 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X