La declaración de esta condición para la región de Coquimbo, se materializará en la entrega de apoyo económico y de insumos de forma más expedita, así como en mejoras en infraestructura.

Fuertes pérdidas han dejado en el agro local y regional los últimos fenómenos climáticos que han afectado a la zona.

Heladas, nieve y también la lluvia, además de los efectos que ha generado en la región, la sequía, son los eventos que han perjudicado a un número importante de productores, ante lo cual, autoridades regionales buscaron fuentes de recursos para ir en auxilio de los afectados.

En primera instancia, y como medida paliativa, fue el INDAP el que abrió una línea de emergencia de 120 millones de pesos, la cual benefició a cerca de 400 agricultores del Limarí y del resto de la región.

Mientras tanto, parlamentarios de la región, así como la propia intendenta Lucía Pinto, y el alcalde de Monte Patria, Camilo Ossandón, intentaban a nivel central, conseguir que la región fuese declarada como Zona de Emergencia Agrícola.

Intento que finalmente este viernes recién pasado, se hizo realidad, decisión tomada por el Ministerio de Agricultura, y que fue anunciada por la propia intendenta.

“Estuvimos desplegados en terreno y levantando la información de los daños en la producción agrícola para evaluar las opciones de apoyo que nos estaban solicitando. Con este decreto, podremos acelerar la entrega de recursos para los pequeños agricultores y campesinos” comentó al respecto, la máxima autoridad regional.

MENOS BUROCRACIA

¿Pero en términos concretos, en qué se traducirá la declaratoria de Zona de Emergencia Agrícola para la región?

A nivel general, el decreto permite redistribuir o reasignar recursos para ir en ayuda del campesinado, de manera más expedita, en especial, hortaliceros y crianceros. “Esto nos permite solicitar a nivel central nuevos recursos para poder ir en ayuda de esos sectores” explicó el seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes.

Dichos recursos frescos podrán ser redistribuidos a través de organismos como INDAP, a partir del cual, se podrán generar créditos de emergencia a largo plazo y con ciertas condiciones especiales, “por ejemplo, en el tema de poder dar flexibilidad de uno o dos años para poder pagar o iniciar el pago de cuotas” complementa el seremi.

Dichos pagos de los créditos además, no estarán considerados en UF sino en pesos, por lo que se establece un costo fijo para estos tipos de créditos.

Por lo demás, aprovechando estos nuevos recursos, se está estudiando la posibilidad de reimpulsar el Programa de Suelos Degradados, así como abrir líneas de concursos para ir en apoyo en temas de infraestructura, como el caso de los invernaderos en Monte Patria o para implementar ciertas tecnologías para enfrentar fenómenos como las heladas. 

MÁS ALIMENTO PARA GANADO

Por su parte, el alcalde de Monte Patria, Camilo Ossandón, quien lidera una de las comunas más afectadas por la crisis del agro, agradeció la gestión realizada por la intendenta Lucía Pinto y los diputados Walker y Fuenzalida para lograr la declaratoria de Zona de Emergencia Agrícola.

Ossandón aseguró que desde el nivel central había en un inicio, voces discordantes con la intención de cursar el decreto, y por lo mismo valoró el esfuerzo hecho por los representantes regionales y la intendenta Lucía Pinto, pues con estos recursos, “podremos apoyar a cientos de productores que han sido afectados por la onda polar de mayo, y especialmente, con forraje para el ganado”.

En efecto, el edil montepatrino señaló que en su comuna existen hasta “57 mil cabezas de ganado caprino que están afectados por la falta de forraje en los campos. La llegada de las lluvias se ha ido atrasando bastante en el tiempo, por lo que tampoco vamos a tener forraje para las próximas semanas” señaló.

Desde ese punto de vista, la autoridad comunal espera que además de contar con la llegada de estos nuevos recursos de emergencia, “se pueda iniciar una revisión de los instrumentos de innovación e inversión de organismos como FOSIS o INDAP, o bien, generar otros tipos de instrumentos que ayuden al campesinado a aumentar su producción” señaló.

Respecto a cuándo estarían disponibles los recursos por el decreto de Zona de Emergencia Agrícola, el seremi del ramo, Rodrigo Ordenes, explicó que en primera instancia, se estarían entregando las ayudas que fueron dispuestas por la línea de emergencia de INDAP en la provincia del Limarí, para después continuar con el resto de los fondos de emergencia.

“Esperamos ya hacer esta entrega lo más rápido posible y poder también solicitar nuevos recursos a nivel central” afirmó la autoridad.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X