Crédito fotografía: 
Archivo
Crianceros están elaborando su propio proyecto para atender la crisis hídrica y poder abastecer a su ganado de la alimentación necesaria. Autoridades podrían presentar en las próximas semanas el Plan Caprino que igualmente busca soluciones para emergencia de la sequía.

Atravesando una de las sequías más fuertes que se hayan visto en el país en los últimos años, crianceros de la provincia están a punto de presentar a las autoridades un proyecto para su evaluación.

Para el consejero regional y presidente de la Asociación de Crianceros de Limarí, Juan Carlos Codoceo, la propuesta del plan caprino de este año debería enfocarse en el financiamiento de los productores, además de contar con charlas y talleres con los crianceros,

La idea del Plan Caprino es apoyar a los productores siempre que no tengan más de 50 cabras mejoradas. Deben tener agua y tierra para las praderas, y preferiblemente plantas con resolución sanitaria para que sus quesos salgan a otros mercados”, indicó.

Comentó que la propuesta de este año es que el 80% de la inversión, vaya para los crianceros, mientras que el 20% se invierta en la parte técnica, porque puntualizó que antes el 80% era para la parte técnica y el 20% para la parte de inversión

“En una reunión que se dio en La Serena, todos los dirigentes estuvieron de acuerdo en que se tiene que invertir más en la infraestructura para los crianceros. Este sería plan de cuatro años, y más de dos mil millones de pesos con el que el plan Caprino viene a aportar soluciones más profundas”, destacó.

Propuesta propia

En tanto, el presidente de la Asociación de Crianceros de Monte Patria, David Arancibia, indicó a El Ovallino que desde su organización y en conversación con sus agremiados están preparando la propuesta que esperan elevar a las autoridades sobre las principales necesidades de ese rubro.

“Nosotros estamos a la espera de recibir la información sobre el Plan Caprino, pero hasta el momento no ha llegado nadie, lo que sí estamos nosotros como asociación es tratar de presentar algún plan de emergencia de manejo de la situación”.

Recordó que en años anteriores, el Plan Caprino es un plan que viene a dar soluciones y aportes para los productores en condiciones normales, pero que no podrían aplicar en el actual escenario.

“Nosotros estamos luchando por sobrevivir, mientras que el Plan Caprino podría atrasarnos en cuanto a los que ya habíamos avanzado, porque no se adaptan a estas condiciones. Yo no digo que el Plan Caprino sea malo, pero que no se adapta a un momento como el que estamos viviendo, cuando no hay forraje y el que hay está extremadamente caro”, acusó el dirigente gremial.

Indicó que los crianceros que vienen de la cordillera que bajan con ganado gordo, se le está tratando de buscar mercado para la venta, o achicar el ganado para lo cual están buscando la ayuda del Indap, para que les ayude a financiar pequeños núcleos de animales para mantener la “semilla”.

“Lo ideal es que cada criancero pueda mantener un pequeño plantel de 20 a 30 cabras que sean de su mejor producción, con lo que pueden mantener la semilla, implementando un plan para salir del ganado más débil y quedarse con los mejores elementos con los que pueda hacer crecer su rebaño en los próximos años”, indicó.

Puntualizó que la ayuda que requieren del Indap, sería una negociación o asistencia con la que puedan mantener con vida a unas 20 o 30 cabras por cada uno de los productores, adelantando que manteniendo la semilla de su mejor ganado,  en los próximos años se podría implementar un plan en el que se haga crecer cada rebaño.

 “Hay un plan municipal de mejora genética que podríamos implementar más adelante. Mientras, estamos esperando alguna información oficial por parte del Indap, sobre el plan caprino de este año”.

Advirtió que ese plan para quedarse con el mejor ganado es parte de una propuesta propia que esperan poder llevar a más comités de crianceros para unir esfuerzos y plantearlos a las autoridades.

“Estamos en la etapa de solicitar financiamiento para esa propuesta, que en realidad no es nueva, sino que se ha llevado a cabo en distintos años difíciles en distintas generaciones. Mis abuelos y mis tíos abuelos lo hacían, siempre dejaban la semilla, pero en aquellos tiempos siempre había algo qué darle de comer, ahora la situación es diferente, entonces tenemos que buscar la ayuda del gobierno que nos apoye en conservar esa semilla”, solicitó.

Advirtió que de mantenerse un pequeño productor con unas 30 cabras podría llegar a hacer hasta tres kilos de queso por día, y si el precio es bueno podría mantenerse sin problemas.

“Lo que nosotros buscamos es poder financiar la parición del ganado, hasta que llegue el momento de producir. Es una apuesta que estamos haciendo. Porque creemos que con 30 cabras se puede estar estable. Ahorita hay compañeros  que están en la cordillera viviendo con un kilo de queso, si el precio está bueno, y si podemos tener tres kilos de queso entonces los productores no ganarán millones pero se mantendrán estables”.

Indicó que por eso están en la etapa de presentar las propuestas y buscar el financiamiento para poder mantener el ganado en esas condiciones, en las que indicó que el forraje ha subido de precio y que a veces hay productores que no pueden pagarlo al precio impuesto.

“Lo otro que afecta el precio es que en la zona central del país no hay pasto, lo que encarece el pasto que puede llegar de las regiones del sur. Ahorita estamos trabajando prácticamente para poder comprar el forraje”, precisó.

Actualmente el precio del fardo oscila entre los ocho mil y los nueve mil pesos cada uno, que son unos 25 a 30 kilos de forraje, que podría alimentar a unas 10 a 15 cabras diariamente, pero que podría alimentar hasta a 20 cabras en condiciones de emergencia, según se requiera en cada caso.

Indicó que están trabajando arduamente con el municipio para poder enfrentar la sequía, y ahora tienen en la agenda de reuniones una coordinada con el Indap, para consultarle sobre los avances de los programas de gobierno en la provincia.

“Acá abajo estamos los dirigentes trabajando en el plan de contingencia, pero los que verdaderamente sufren la sequía están arriba en la alta cordillera”.

Actualmente hay más de 800 crianceros en la comuna de Monte Patria, muchos de ellos se encuentran con sus rebaños en la alta cordillera chilena y argentina.

Desde el Indap, en tanto, indicaron que están trabajando en el proyecto del Plan Caprino y podrían presentarlo en las próximas semanas.

 

 

Aportes del Consejo Regional

En horas de la tarde de este martes el Consejo Regional anunció que uno de los principales enfoques para el nuevo presupuesto anual será enfrentar los efectos de la grave sequía que afecta a la región, para lo cual aprobó de manera unánime destinar $3.253 millones exclusivamente para esta materia.

La presidenta del CORE, Adriana Peñafiel, explicó que la propuesta se basa tanto en la experiencia de años anteriores, como en la demanda recogida desde los 15 municipios y las propuestas del Plan de Emergencia Hídrica 2019-2021.

Respecto a los crianceros, el Consejo Regional comprometió $248 millones para el pago del peaje que deben cancelar para realizar las veranadas en los Altos Valles de Calingasta (San Juan, Argentina), actividad que resulta fundamental en este momento para poder alimentar a su ganado.

Cabe mencionar que el análisis previo de la propuesta se analizó en profundidad en una comisión especial de escasez hídrica al interior del Consejo Regional, en la cual se evaluaron alternativas de financiamiento ante la crisis hídrica.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X