Crédito fotografía: 
Cedida
Las autoridades inspeccionaron el huerto ovallino en donde se detectaron cinco ejemplares del insecto. Además, en base a la experiencia de la zona sur del país se espera prevenir la propagación de esta especia a otras comunas de la región.

El pasado 26 de febrero se encendieron las alarmas en la región de Coquimbo por un hallazgo en un huerto de Ovalle. En ese momento se encontraron cinco ejemplares de la drosophila suzukii, más conocida como mosca de alas manchadas, la cual es una potencial plaga para los cultivos de la zona, ya que la larva de este insecto se come la pulpa de las frutas, principalmente de arándanos, cerezas, frambuesas y uvas.

El descubrimiento se realizó específicamente en trampas de la Agrícola Tuqui, ubicada en el sector de Potrerillo Alto. El SAG fue el encargado de confirmar que se trataba efectivamente de la especie.

Tras ratificar la presencia de esta especie de mosca, el Seremi de Agricultura Rodrigo Órdenes, el director regional del SAG Jorge Navarro y el director regional del INIA Edgardo Díaz se trasladaron hasta el huerto del hallazgo, para inspeccionar el lugar y de esta manera iniciar una campaña para prevenir la expansión de esta plaga.

 

Posibles causas

 

Según las declaraciones de la gerente general de la Agrícola Tuqui Loreto Manzano, “la detección se hizo fuera de la época de cosecha, además en las trampas en que se detectaron las moscas están en los perímetros externos del campo”, como esta especie de mosca no tiene un alcance de vuelo de muchos metros, la teoría es que la plaga llegó desde afuera, ya sea por la colación de los trabajadores o por material contaminado, como por ejemplo cajas de traslado de fruta provenientes de otros sectores del país.

Por esta razón, Loreto pidió a las autoridades que una medida a implementar debiese ser un protocolo más estricto, “la rejilla es un material que se está utilizando en todo el país, desconocemos cuales son los protocolos de sanitización de ellos, es por eso que los productores de la región debemos tratar de normar un instructivos para evitar que se siga importando la plaga desde otras zonas”, manifestó.

 

Consejos del Sur

 

La mosca de alas manchadas se encuentra distribuida en el sur del país, entre las regiones de O’Higgins y Los Ríos, en donde ha dejado estragos en los cultivos de frutas. Por esta razón, el Seremi de Agricultura Rodrigo Órdenes se ha contactado con los Seremi de estas regiones para así escuchar sus consejos basados en la experiencia. “Ellos nos señalan que lo fundamental es la coordinación y el trabajo en los predios de los productores. La experiencia que ellos han sacado es que acá debe existir una estrategia que involucre la investigación, el monitoreo y entrega de información”, señaló Rodrigo Órdenes.

Una de las medidas a implementar es la creación de una mesa de trabajo público privada,  el Seremi dice que en esta “vamos a convocar a los productores para coordinar de la mejor forma posible el control de esta plaga, la cual no queremos que se distribuya en otras comunas de nuestra región”.

Junto a INDAP, la Seremi de Agricultura elaborará charlas y capacitaciones que serán impartidas por el INIA, “frente a esta plaga es muy importante tener el conocimiento, para así poder reconocer la presencia de la mosca, conocer su biología, saber cómo se reproduce, cuales son los hospederos, y cuáles son los posibles controles, en ese contexto lo que vamos hacer es apoyar con los conocimientos que se tienen anteriormente con respecto a cómo la ciencia ha podido determinar los distintos comportamientos en los distintos cultivos, además de los distintos controles que han sido efectivo para controlar esta plaga”, explicó el director regional del INIA Edgardo Díaz.

El jueves 25 de marzo sería la primera charla para productores de la región, esta sería vía videollamada por la plataforma Zoom.

 

Identificación

 

El SAG es la única entidad capacitada para certificar la presencia de esta mosca, esta identificación es a través de un examen de ADN realizado en el laboratorio central ubicado en Santiago.

“Hacemos un llamado a todos los productores que si tienen algún tipo de hallazgo tomen contacto con nosotros en nuestras oficinas ubicadas en las tres provincias, de esa manera nosotros podremos determinar si se trata o no del insecto. También tenemos canales remotos donde se pueden contactar, y de esta manera haremos un trabajo en conjunto”, manifestó el director regional del SAG Jorge Navarro.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital