Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
El retraso del ingreso a la cordillera argentina y la sequía que enfrentan los agricultores fueron los principales problemas expuestos en la mesa con todos los ediles. El ministro se comprometió a evaluar las exigencias de la región y continuar con la agenda social planteada por el Presidente Piñera

Como un “terremoto silencioso” catalogó el ministro de Agricultura Antonio Walker, la sequía que está atravesando el país y que afecta principalmente a la región de Coquimbo.

El jefe de la cartera agrícola estuvo de visita este martes en Ovalle, donde se reunió con los quince alcaldes de la región –o con alguno de sus representantes- en una mesa en la que se entregaron propuestas  y se analizaron las opciones más viables para sortear la crisis del agua según la perspectiva de cada comuna.

Las “réplicas” de este terremoto estarían afectando a más de 500 mil cabezas de caprinos de los más de 5 mil crianceros de la zona, que habrían tenido una baja de hasta 80 mil cabezas de ganado por muerte producto de la sequía.

“El ministerio de Agricultura ha incrementado su presupuesto en la Comisión Nacional de Riego, a 22 mil millones de pesos, lo que lo convierte en el presupuesto más grande en la historia de la región de Coquimbo. Nunca antes habíamos tenido este presupuesto en la región. También  Indap cuenta con un presupuesto de diez mil millones de pesos, para atender a la agricultura familiar campesina y hemos dispuesto de 815 millones de pesos para atender principalmente a los crianceros con forraje”.

Valoró así el “tremendo aporte” que ha hecho la intendenta para llega al presupuesto anunciado.

Reconoció que los alcaldes le han hablado “fuerte y claro” por lo que se lleva tarea pendiente que debe resolver en el marco de la agenda social propuesta por el Presidente Piñera.

Algunas de las exigencias tienen que ver con recursos para los crianceros y pequeños agricultores, además de agilizar los trámites de resolución sanitaria para aquellos a quienes por efecto de la crisis han tenido que vender sus productos sin cumplir con los parámetros legales.

“Necesitamos seguir conversando con el gobierno de San Juan en Argentina para solucionar el tema de las veranadas. Yo me he contactado con el embajador de Argentina en Chile, para ver cómo nos puede ayudar para adelantar las veranadas”.

Problemática dulce

Indicó que también se reunirán con los apicultores de la región, quienes han visto una disminución en la población de sus colmenas.

“Vamos a entregar 25 millones de pesos, para que los agricultores puedan alimentar sus apiarios y fortalecer sus colmenas, porque también hemos visto un efecto en la disminución en la población de las abejas”.

Viaje al sur

Consultado por El Ovallino por la posibilidad de trasladar buena parte del ganado hacia el sur del país, el ministro advirtió que ya estaban en conversaciones con distintos organismos públicos y privados para agilizar cada viaje.

“Estamos con muchos convenios, algunas empresas mineras nos han ayudado subsidiando el flete de estos animales. Como gobierno estamos recurriendo a predios del Ejército que tenemos en la séptima región, también a terrenos de Bienes  Nacionales que también están dispuestos a recibir a estos animales, el SAG nos está ayudando a hacer estos contactos”.

Indicó que otras de las medidas sería aumentar el número de ferias que se hacen en el país, con el objeto de que algunos ganaderos puedan tener más facilidades para vender sus animales.

“También esperamos poder ayudar a los crianceros que no van a subir a las veranadas y no podrán trasladar a su ganado a otras regiones, y que no están pidiendo una mayor cantidad de forraje”.

Propuestas y compromisos

Aseguró que tras la reunión han hecho un listado de demandas que les han planteado los alcaldes que deberán revisar entre las más urgentes y viables.  “Vamos a llegar a hacer la tarea porque hay muchas necesidades y hay algunas que son realmente urgentes, que son las de los ganaderos”.

Por su parte la intendenta regional, Lucía Pinto, indicó que fue “fundamental” la reunión con los alcaldes ya que hay dos situaciones que son urgentes de atender que son restablecer el orden para trabajar de manera efectiva en la propuesta de la agenda social y la segunda es fortalecer las medidas estructurales para atacar la sequía.

“Esta sequía es la más grave que ha padecido Chile a lo largo de su historia y nosotros hemos visto y hemos padecido sus efectos. El trabajo que desarrollemos con los alcaldes es fundamental ya que sin ellos, que son quienes reciben las necesidades de los crianceros y pequeños agricultores y sin ellos no vamos a poder avanzar”.

Indicó que la mayor exigencia expresada por los alcaldes de cada una de las comunas tiene que ver con los efectos de la sequía, lo que se convierte en una de las principales preocupaciones.

“La sequía es una de nuestras  principales preocupaciones en el sentido de darles respuesta de manera estructural y concreta a esto que vamos a empezar a vivir y que tanta gente está padeciendo”.

Ediles presentes

Uno de los alcaldes presentes en la reunión fue Pedro Castillo, de Combarbalá, quien de entrada valoró la visita y reunión que tuviera el Ministro Walker con los representantes comunales.

“Le hemos dicho de manera franca pero respetuosa que es necesario redoblar los esfuerzos con los ministerios, si bien es cierto hay recursos que han llegado y el Gobierno Regional también ha hecho una contribución, el Gobierno central tiene que hacer un esfuerzo adicional. Acá en el sector rural de la región de Coquimbo, vemos los mismos elementos que se dan y que han generado este estallido social en el resto del país: gente con pensiones y sueldos muy bajos, muchos de ellos dependientes de medias jornadas y programas de emergencia, y que adicionalmente no tienen agua”.

Advirtió que esos fueron los detonantes suficientes para que explotara la crisis social y que obligara a la activación del gobierno lo que tiene que permitir, que se tomen medidas para atender a la gente que más sufre en los sectores más vulnerables, distantes y dispersos de la geografía nacional.

“Nuestros crianceros que han perdido un porcentaje muy grande de su masa ganadera, y que ahora ven dificultado su paso por las cordilleras argentinas, la agricultura familiar campesina que ven que sus pozos en el secano ya están completamente agotados, los pequeños regantes que ven como sus canales que no están revestidos absorben la poca agua que está disponible, porque hay que recordar que los embalses dan cuenta solamente del cinco por ciento del territorio de la región de Coquimbo, el restante 95% es secano y es aquel que se está viendo brutalmente golpeado por la sequía”.

Adelantó tener la esperanza de que lo que han planteado los alcaldes en la reunión pueda ser llevado hasta el Presidente Piñera porque “entendemos que acá, desde antes de que ocurriera este estallido social ya desde la región se clamaba por una intervención mayor del gobierno central. Hoy el diálogo es necesario, pero tiene que ir acompañado de propuestas y de soluciones urgentes”.

Consultado por El Ovallino acerca de la cantidad de crianceros afectados por el retraso en las veranadas, Castillo indicó que en su comuna hacen vida el 11% del total de la masa ganadera nacional, por lo tanto el total que no pueden acceder a las veranadas estarían afectando a por lo menos 400 familias.

“Tenemos que ver la necesidad de aquellos que han decidido no cruzar la frontera y mantenerse en la pradera chilena que también se encuentran muy agotadas en distintos puntos de la región, por eso para nosotros es muy valorable que se puedan hacer gestiones de alto nivel con el gobierno argentino para que se pueda revisar esa decisión y adelantar las veranadas”.

En tanto el alcalde de Ovalle Claudio Rentería, indicó con respecto a la sequía que deben ir fijando políticas generales y señalar que la región ya no es semi árida, sino árida.

“Tenemos que pensar en el largo plazo con medidas que sean eficientes para tener a los agricultores y crianceros de buena manera, y en ese sentido hemos aunado esfuerzos para entregar algunas propuestas al ministro para que las pueda analizar y nos pueda invitar a participar”.

Con respecto al malestar social de los últimos días, invitó a quien quiera manifestarse a hacerlo con respeto y en paz, sin causar daño al mobiliario público que a fin de cuentas es de todos los ovallinos.

Otro de los alcaldes presentes en la reunión, Juan Carlos Alfaro, de la comuna de Andacollo, valoró la mesa de reunión para exponer los problemas que se están sucediendo en la región y en el país.

“Particularmente a esta reunión yo vine con el propósito de ver soluciones en el plano de la agricultura, para atacar lo que hoy día nos está perjudicando. Tenemos una zona de sequía y lo que he propuesto yo desde la comuna de Andacollo es que también las propuestas que se presenten sean pensadas en que tenemos una zona definitivamente de sequía, con propuestas de fondo que ayuden a frenar el problema de los campesinos”.

 

 

Los que se van

El seremi de Agricultura en la región, Rodrigo Órdenes, adelantó que desde ya se están buscando varios ejes estratégicos para enfrentar la decisión argentina de posponer el paso de los crianceros hasta el 15 de diciembre.

“Estamos preparando con el Indap una entrega de forraje para cinco mil 560 crianceros de la región, que serán beneficiados desde este jueves, abarcando las 15 comunas y terminando con la entrega a fines de noviembre. También estamos buscando trasladar hacia el sur a buena cantidad de ganado y esperamos tener respuesta ojalá durante esta semana para poder plantearle la alternativa del traslado porque hemos tenido bastante lluvia hacia el sur y eso garantiza el pastizaje”.

 

 

 

La agenda social del Gobierno

Esta primera reunión de todos los ediles de la zona con el ministro Walker responde a  la agenda que ha puesto en la mesa el gobierno para enfrentar la conflictividad social que estalló hace poco más de tres semanas.

“El objetivo principal del Presidente Piñera es restablecer el orden público, la paz social es realmente fundamental para salir adelante. El presidente nos ha pedido a todos los ministros implementar la nueva agenda social del gobierno que incluyen quince puntos fundamentales, que tienen un costo de mil 200 millones de dólares, y el mandato de cada ministro, intendente y gobernador es llevar a cabo esta nueva agenda social”.

Indicó el ministro que han recibido el pedido de “diálogo, diálogo, diálogo”, y para ello, el ministro Sichel, de Desarrollo Social, que es quien está llevando a cabo esta nueva estructura de diálogo a lo largo y ancho de todo el país, dará a conocer resultados y directrices el próximo 11 de noviembre.

“Por eso estamos hoy aquí. Queremos escuchar y dialogar con un actor fundamental, que es el alcalde, que es quien está en primera línea y quien conversa todos los días con la gente, ya que mejor conoce las demandas de la gente de cada una de sus comunas”.

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X