Crédito fotografía: 
Christian Armaza
La máxima autoridad provincial se refirió a la problemática del alto costo del peaje de la ruta D-43 asegurando que en estos momentos, el gobierno se encuentra trabajando en tres propuestas para reducir su valor. Al mismo tiempo, reiteró que el financiamiento de las obras faltantes en la carretera no serán cargadas al peaje.

Como parte de una breve evaluación de lo que han sido sus casi primeros 6 meses de gestión al mando de la Gobernación Provincial del Limarí, su primera autoridad, Darío Molina realizó en conversación con Diario El Ovallino, un breve recuento de los principales hitos que han marcado su gestión.

Reconociendo siempre que cualquier instalación de un gobierno entrante es “complicada”, Molina aseguró que finalmente, se logró armar un equipo de confianza que tiene como meta implementar a nivel local el programa de gobierno del Presidente Sebastián Piñera, y a su vez, realizar un intenso trabajo en terreno para estar al tanto de los problemas y necesidades de la población.

Pero, entre muchos de los temas que han marcado estos seis meses en la provincia, hay uno que generó quizás uno de los mayores grados de indignación entre los ciudadanos, lo que incluso motivó a varias agrupaciones ciudadanas a movilizarse: la puesta en marcha de la doble vía de la ruta D-43, estableciendo un cobro del peaje que desde un inicio generó un fuerte rechazo entre los usuarios de la ruta por su alto costo.

Pese a que en un momento, gestiones del gobierno regional y de un grupo de diputados lograron rebajar en 400 pesos el valor original que Sacyr, empresa concesionaria de la ruta, pretendía cobrar – de 2.900 pesos a los 2.500 actuales – esto no dejó contentos a las personas, quienes siguen insistiendo que este valor no se ajusta a la realidad del bolsillo local ni al estándar de la ruta, la cual aún no está terminada ni ha sido inaugurada oficialmente.

TRES POSIBILIDADES

En ese sentido, el gobernador del Limarí, Darío Molina explicó que este tema sigue siendo prioridad para el gobierno regional, lo que queda demostrado por las constantes reuniones que se han mantenido a nivel regional con funcionarios nacionales, como el Ministro del Interior y el Subsecretario de Obras Públicas.

Al respecto, el gobernador limarino expresa que en estos momentos se están trabajando en torno a tres posibilidades para lograr una baja del precio del peaje.

“Una alternativa es salir hacia Quebrada Seca por la ruta 5 Norte, trasladar el peaje que está a 12 kilómetros de Quebrada Seca hacia el sur, y poder tener una salida a través de un peaje muy barato hacia Coquimbo para la gente que salga de Ovalle, y de otras comunas del Limarí. Esa salida sería una ruta alternativa a la ruta D-43 y así no pagar el oneroso peaje que sabemos que es” expresa el gobernador.

La otra alternativa indica la autoridad, es establecer un cobro en el cruce de la ruta D-43 con la carretera a Andacollo, cuyos habitantes tienen vía libre hacia La Serena y Coquimbo. La idea es entonces “poner un peaje económico, y que ese cobro se traduzca en un descuento para la gente que venga de Ovalle hacia Coquimbo, y a su vez, de Coquimbo a Ovalle” explica el gobernador, quien afirma que respecto a esta medida “se están realizando los estudios en estos momentos”.

Finalmente, la tercera opción es buscar una ampliación del tiempo de la concesión. “Entiendo que aún se está estudiando porque la ley establece hasta un máximo de 30 años de concesión. Pero a lo mejor con una modificación de ley podríamos extender ese plazo y eso podría abaratar el peaje a una cantidad razonable que creemos que debiera costar el peaje” sostuvo Molina.

SUBSIDIOS: DESCARTADO DE MOMENTO

En complementación con estas tres alternativas que se están estudiando, el gobernador Darío Molina explicó que a su vez, se están llevando a cabo “los estudios de flujo en la carretera para contar con los antecedentes necesarios para ver cuánto es lo que tenemos que invertir como Estado o modificar los peajes de la ruta 5 Norte, para así dar una solución al tema de la ruta”.

Respecto a otra posibilidad que en su momento se había señalado como era aumentar el subsidio estatal para rebajar el peaje, Molina explicó sin embargo, que dicha opción se ha dejado al margen, al menos de momento.

“Por el momento aumentar el subsidio para el peaje está descartado, pero la manera de hacerlo podría ser la ampliación de obras. Digamos que eso mantiene un subsidio permanente del Estado pero no plata fresca ocupada en el día de hoy, sino que extendida en el tiempo” explicó la autoridad.

Respecto a las obras aún faltantes para completar la carretera, Molina reiteró que los costos de dichas obras no serán “de ninguna manera” cargadas al peaje, sino que serán asumidas íntegramente por el Estado, a través del Ministerio de Obras Públicas.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X