Crédito fotografía: 
Cedida
Los consejeros regionales que integran la Comisión de Cooperación Internacional, Relaciones Institucionales y Jurídica del CORE-, aseguran que no todo está perdido, y que seguirán con el diálogo, dando su apoyo a crianceros de la región.

Por Romina Onel

 

En la edición del 30 de octubre de este año, del medio argentino “Diario de Cuyo”, se publicó que el ministro de Gobierno de la provincia de San Juan, Alberto Hensel, reveló que no se harán las veranadas por tercera temporada consecutiva, ya que aunque hay nieve acumulada y el pronóstico hídrico para la zona ha mejorado, no han superado las condiciones de sequía, por lo que prefieren preservar las pasturas y priorizar las necesidades de sus agricultores y de la industria local.

 

Pese a esta negativa, se tiene que desde el gobierno sanjuanino se aclaró que se continuará con el diálogo entre los representantes del GORE de Coquimbo y de San Juan.

 

Al ser consultada por este tema, la gobernadora de la Región de Coquimbo, Krist Naranjo señaló que “aunque sospechaba una posible negativa, me enteré de esto por la prensa, ya que a pesar de que enviamos un oficio el 4 de octubre al Gobierno de San Juan, no obtuvimos respuesta hasta hoy”.

 

“Es importante definir estos temas en conversaciones bilaterales, por eso espero que en adelante, con el gobernador Sergio Uñac podamos resolver este tema conversando, como debe ser”, insistió la gobernadora.

 

La gobernadora también recalcó que paralelamente al diálogo con San Juan, el GORE le solicitó al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) que ingrese un proyecto para poder desparasitar a la mayor cantidad de ganado caprino, cosa que se aprobó en la sesión extraordinaria del Consejo Regional (CORE) del viernes 28 de octubre, por un monto de 78 millones de pesos.

 

Con dichos recursos se podrá iniciar el proceso de desparasitación y vacunación de 20 mil cabezas de ganado caprino, cumpliendo con los requisitos sanitarios necesarios en caso de que se apruebe el paso hacia las tierras argentinas.

 

En cuanto a las razones de la negativa del Gobierno de San Juan, Naranjo explicó que “la crisis hídrica responde a los efectos del cambio climático y se está dando en todo el mundo, incluyendo a nuestra región, por eso estamos apoyando a nuestros crianceros con varios proyectos de Sercotec, Corfo y el Programa de Zonas Rezagadas que justamente está en el Limarí y Choapa, y además debemos implementar medidas que les permitan mitigar el impacto de no ir a pastorear al valle argentino”. 

 

Aún se puede llegar a buen puerto

 

Al ser consultado por esto, el consejero regional por la provincia del Limarí, Wladimir Pleticosic, -quien es miembro de la Comisión de Cooperación Internacional, Relaciones Institucionales y Jurídica del CORE y del Comité de Dialogo Político-, aseguró que “existe una historia importante entre Coquimbo y San Juan, y hemos tratado de coordinar nuestros esfuerzos desde comienzos de este año, así que creemos que aún existe la oportunidad de generar un diálogo”.

 

“Estamos conscientes que hay una situación técnica que no permitiría las veranadas, pero vamos a seguir trabajando desde la amistad de ambos pueblos, ya que más allá de los informes técnicos, también hay consideraciones políticas y de relaciones internacionales que estamos llevando adelante”, argumentó Pleticosic.

 

En relación a esto, el consejero indicó que quieren acotar las cantidades de cabezas de ganado que puedan pastar en el Valle de Calingasta, generando así un control exhaustivo respecto a quienes efectivamente podrían pasar hacia el lado argentino.

 

Por otra parte, el consejero regional por la provincia del Elqui, Marcelo Castagneto, - quien es presidente de la Comisión de Cooperación Internacional, Relaciones Institucionales y Jurídica y miembro del Comité de Diálogo Político-, destacó que “tenemos pasto hasta la mitad de diciembre, -incluso un poco más-, así que disponemos de al menos un mes y fracción para llegar a buen puerto en nuestras conversaciones con San Juan”.

 

Castagneto también recordó que “el año 2019 la situación era mucho más crítica que la de hoy y aún así mediante el diálogo con el Comité de Ministros, el gobernador Uñac permitió la entrada de 20 mil cabezas de ganado, así que aún tenemos esperanza de llegar a un consenso”. 

 

Por su parte, el consejero regional por el Limarí, Hanna Jarufe, -quien también integra la Comisión de Cooperación Internacional, Relaciones Institucionales y Jurídica-, manifestó que “independiente de si llegamos a un consenso con San Juan, brindaremos nuestro apoyo a los crianceros de la región, ya que aprobamos los recursos para las veranadas locales”.

 

Recuperar la cordillera

 

El presidente de la Asociación de Crianceros de la comuna de Monte Patria, David Arancibia, también se refirió a este tema, expresando que “tiene que darse una voluntad política en nuestras autoridades para recuperar la cordillera, porque solo en el Limarí hay alrededor de 300 personas que hacen el trámite para poder pasar hacia Argentina”.

 

En cuanto al apoyo que esperan por parte del Gobierno, Arancibia afirmó que “en nuestra región necesitamos gente competente en el tema de agricultura, que escuche a los crianceros cuando les decimos que el tipo de ayuda que ofrecen está equivocada, queremos profesionales que sean del territorio y que sepan lo que se requiere para mantener a las cabras”.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...