• Pasado el mediodía de este martes, la directiva de la Democracia Cristiana, encabezada por su presidente, el diputado Fuad Chahin, dio a conocer que su partido aprobaría este martes la idea de legislar de la reforma tributaria impulsada por el gobierno.
Crédito fotografía: 
TWITTER @PDC_Chile
La decisión de la Falange se basa en que el gobierno respondió positivamente algunos cambios planteados al proyecto como 1% de los impuestos para regiones, la exención de contribuciones para los adultos mayores y beneficios para las Pymes. Desde el PPD-PS-PC advirtieron que esta decisión “traerá consecuencias”.

Se despeja el camino para que durante este miércoles, en la Comisión de Hacienda, se apruebe la idea de legislar de la Reforma Tributaria propuesta por el gobierno.

Y es que finalmente, luego de entregar varias señales durante este martes, luego de la exposición que el lunes realizó en la Comisión de Hacienda el Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, la Democracia Cristiana anunció que sus diputados de la comisión, apoyarán la idea de legislar de la reforma tributaria. La noticia, como era de esperar, generó reacciones antagónicas: desde el gobierno agradecieron la decisión del partido afirmando el Presidente Sebastián Piñera, que es una "noticia para impulsar el crecimiento, inversión, empleos y emprendimiento".

En la oposición en tanto, la noticia generó un terremoto, pues se debe recordar que hace unos días atrás, los partidos de la centroizquierda habían firmado un documento de “mínimos comunes legislativos”, en donde se incluía precisamente, la reforma tributaria. (ver recuadro)

Por otro lado, al conocerse la noticia sobre el apoyo DC al proyecto del ejecutivo, se recordó que toda la oposición había sumado sus votos para que el DC Iván Flores encabezara la Cámara de Diputados, cumpliendo con el acuerdo administrativo acordado previamente por los partidos de centro izquierda, “en un gesto de colaboración hacia la DC”.

“Gracias a la DC el proyecto de Reforma Tributaria ahora es pro pymes. Las ayudas mediante la contabilidad simplificada y un aumento significativo en el tope de ventas para ser parte de régimen tributario especial. #La DC se la juega por impuestos” se podía leer en el twitter de la Falange durante la tarde de este martes.

Al respecto, desde la DC, se destacó que los motivos por el cual se tomó la decisión de aprobar la idea de legislar es que se logró que el gobierno aceptara incluir puntos como que el 1% de los impuestos a las grandes empresas fueran a municipalidades y gobiernos regionales, estableciendo “un componente solidario” para regiones con menos crecimiento económico.

Asimismo, se destacó que el proyecto planteado por el gobierno, “y que era malo para todos los chilenos” beneficiará a las pymes (a través de poder reinvertir sus utilidades y contar con una contabilidad simplificada como se señalaba más arriba), adultos mayores (a través de la exención de contribuciones de bienes raíces cuando se tenga una única propiedad) y a la clase media.

LOS PUNTOS DE CHOQUE CON LA PROPUESTA

Algunos de los aspectos por los cuales, la oposición había manifestado su rechazo a dar curso al proyecto tributario del gobierno, eran básicamente dos puntos: la reintegración del sistema tributario – es decir, que los dueños de las empresas, puedan utilizar como crédito para sus impuestos personales lo que pagaron como impuestos a las empresas, bajando así la carga impositiva – y las cláusulas antielusión.

Así lo manifestaba el diputado Daniel Núñez, hoy presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara, quien calificó el intento de reintegrar el sistema tributario “como una rebaja abierta de impuestos a las grandes empresas, a los multimillonarios y grupos económicos chilenos” afirmó.

Asimismo, señaló que “la relativización que se hace de la cláusula anti elusión permite que este mismo sector, el más rico de la población, que cuenta con un montón de capacidades técnicas y equipos jurídicos, puedan usar triquiñuelas legales y argucias para no hacer el pago de impuestos que corresponde. Eso es lo que se denomina elusión. Estos dos aspectos son centrales, porque nosotros queremos una reforma tributaria que sea equitativa y que contribuya a combatir la desigualdad”.

Sobre el punto, el diputado Matías Walker explicaba que “por los efectos de menor recaudación tributaria por efecto de la integración, se pueda compensar con el término de exenciones tributarias que hoy día, por ejemplo, tienen las empresas forestales u otras, que tienen las grandes rentas de capital, como las grandes empresas familias entre otras. El objetivo es que no se afecte la recaudación y podamos seguir cumpliendo con nuestras sociales”.

No obstante, el diputado Núñez insistió en que “acá había un compromiso de poder compensar todos aquellos aspectos que son regresivos, vale decir que generan impacto por la vía de las rebajas que involucra la integración del sistema, y evidentemente las cifras del gobierno primero no calzaron, y en segundo lugar, no compensaban los impuestos que van a dejar de pagar los más ricos”.

En ese sentido, el legislador del PC era partidario de que el gobierno hubiera separado en dos el proyecto con el fin de agilizar su trámite, de manera que en los temas en que había acuerdo (impuestos regionales, ayuda a pymes, boleta electrónica o rebaja de contribuciones a los adultos mayores) se pudiera apurar su tramitación. En tanto, los temas más complejos (reintegración del sistema tributario, normas anti elusión) se pudiera dejar para un debate más largo. “Pero esta propuesta no fue escuchada por el gobierno” sostuvo.

IMPULSO PARA LA ECONOMÍA NACIONAL

Desde el oficialismo, el seremi de Economía, Luis Arjona, reiteró el llamado del gobierno a aprobar en la Comisión de Hacienda de la Cámara la idea de legislar del proyecto de Reforma Tributaria que impulsa la administración del Presidente Piñera.

En ese sentido, señaló que durante la exposición que realizó este lunes, el Ministro del ramo, Felipe Larraín en la Comisión de Hacienda “queda absolutamente claro que se mantienen intactos los objetivos matrices del proyecto, pero que incorpora, ente otras cosas, medidas compensatorias progresivas para recaudar sobre los 471 millones de dólares, dando respuesta a solicitudes planteadas por los miembros de la Comisión para avanzar en la tramitación”.

Arjona aseveró que la propuesta cumple con lo que los sectores de la oposición han solicitado para aprobar la idea de legislar, que son compensación por recaudación y mantener la progresividad del sistema.

“El gobierno del Presidente Piñera ha asumido la responsabilidad de hacer del sistema tributario uno más justo, más simple, que promueva el crecimiento y la inversión y no tranque el emprendimiento ni a las pymes. Por ello, el gobierno ha sido tajante en los objetivos de la modernización, pero ha estado abierto al diálogo para su tramitación” señaló el seremi.

Arjona aseguró que un rechazo a no legislar sobre la materia no implicaría “negarle la sal y el agua al gobierno, sino que implicaría hacerlo con respecto a la clase media de Chile. Por lo tanto, invito a todos los legisladores de nuestro país, independiente de su posición política, a aprobar la idea de legislar. Se lo agradecerán millones de chilenos” concluyó.

Oposición dividida

La decisión de la DC de apoyar la idea de legislar de la Reforma Tributaria, trámite que se realizará este miércoles, generó un terremoto al interior de la oposición, desde donde llamaron a la Falange “a transparentar en qué lugar del espectro político se sitúa”.

Durante la tarde de este martes, el diputado Daniel Núñez, en declaraciones a medios nacionales, aseguró que esta decisión “desata una crisis de proporciones en la oposición, Va a tener consecuencias impensadas”.

El parlamentario y recién nombrado presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, aseguró que aún era pronto para “saber en qué va a derivar esto”, pero que efectivamente, tras esta decisión de la DC, se abre una etapa de grave crisis en la centro izquierda. “Bajo esta lógica, no tenemos ninguna posibilidad de coordinar, de articular a la oposición" señaló.

Desde el PPD en tanto, su jefa de bancada, la diputada Andrea Parra, acusó a la DC de afectar las confianzas con el resto de la oposición. “Hay una legítima necesidad de reconversar nuestra relación con la Democracia Cristiana. Sin duda, creo que la DC va a tener que transparentar en qué lugar del espectro político si sitúa. Si efectivamente está con la oposición o si está con el gobierno", aseguró, reiterando que la actuación de la Falange tendrá “profundas consecuencias”.




Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...









X