Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
El regreso de la comuna a etapa de transición es un golpe para los cafés y restoranes que deben volver a la opción “para llevar” y al reparto a domicilio para poder seguir funcionando. De lunes a viernes pueden atender en terraza con aforo muy reducido

Tras un primer fin de semana de la comuna de Ovalle en Fase de Transición, que por reglamentación se toma como en cuarentena total según las condiciones del plan Paso a Paso, uno de los rubros que debe readaptarse y rescatar de su memoria los lineamientos para funcionar, es el de la gastronomía.

Por segunda vez los cafés y restoranes tiene prohibido atender público en espacios cerrados y ven una reducción sustancial en la cantidad de comensales que puede recibir en terrazas, de contar con ellas, mientras que los días feriados y los fines de semana deben apoyarse en el delivery y en las ventas para llevar para mantener un flujo de caja al menos estable.

Para el gerente del Café Mackenna, Javier Rivera, la medida es un nuevo desafío que deben afrontar quienes trabajan en el rubro de la gastronomía.

“La expectativa es seguir de acuerdo a lo que nos exige la ley, poniéndole ganas nomás para seguir adelante. Hay que ser constantes porque la idea es no cerrar el local, al comercio en general no le conviene y mucho menos a nosotros que somos un local pequeño, por lo que tenemos que seguir atendiendo pero con las medidas que indican las autoridades”, señaló.

Explicó que de nuevo tiene restricción de atender al público dentro del local, por lo que la única opción es el retiro de la comida por parte del cliente o el delivery dentro del área del Paseo Peatonal.

“Cuando comenzó la primera cuarentena se causó como un enredo porque no estaban claras las fases y lo que se podía hacer en cada una de ellas. Ahora como estábamos de lleno en la fase 4, nos habíamos olvidado de la 2, así que hay que volver y recordar que tienes que sacar un permiso colectivo (laboral) los fines de semana para poder atender, y revisar por internet cuáles son las nuevas medidas y las que han cambiado o se han adaptado”, indicó Rivera.

Con la experiencia de haber atravesado las cuatro primeras fases del Plan Paso a Paso, destacó que le han tenido que advertir al público que no pueden consumir sus alimentos en las bancas del paseo peatonal, ya que no se pueden contar como terraza, ni mucho menos utilizarse los fines de semana.

“Temprano (el sábado) multaron a una señora porque se puso a comer acá afuera (Paseo Peatonal) y la gente de Minsal le dijo que no lo podía hacer, ella comentó que nosotros teníamos abierto, pero no para comer en el local o frente a él. Por eso le recomendamos a la gente no hacerlo”, narró Rivera.

Adaptados

En tanto Pedro Monardez, gerente de restaurant Riquísimo, señaló que el retroceso de etapa es una situación complicada para los restaurantes y para las pequeñas empresas que trabajan en la ciudad y que tratan de darle vida al turismo local.

“Ha sido muy difícil tener que asumir que retrocedemos a Fase 2, no obstante no perdemos las ganas ni el entusiasmo de seguir adelante y firmes en esta idea de seguir adelante y no flaquear. Gracias a Dios tenemos un excelente equipo humano que está apoyando constantemente a la empresa para que ésta no pueda decaer en el tiempo”

Consultado acerca de la experiencia que pudieron acumular la primera ocasión cuando se decretó la cuarentena total para la comuna, en comparación con el decreto de este jueves

“Siempre se va rescatando lo bueno y se va tomando conocimiento de todos los errores que uno puede cometer en una primera instancia, y en esta segunda ocasión en Fase de Transición estamos mucho más preparados que anteriormente y tomándolo con la madurez, y con todo el mejor ánimo posible”.

Con respecto a las opciones de despacho a domicilio, reconoció que han sido un salvavidas para mantenerse a flote en tiempos de confinamiento total, y que igual se aplicarán los fines de semana, cuando en fase de transición se comporta la comuna como en fase 1.

 “Todas las ventas son bienvenidas en este tipo de situaciones. Tenemos que acostumbrarnos a lo que nos toca, a los que el Minsal nos indica y en base a eso, a pesar de tener bajas ventas los días sábados, tenemos que seguir luchando con la mirada hacia adelante”.

La terraza de su recinto está abierta de lunes a viernes, aunque deben garantizar el aforo permitido por el Minsal.

“Nosotros podemos atender en terraza, pero con una reducción de aforo del 25% , así que estamos preparados para adaptarnos. Los sábados no podemos atender a nadie adentro. Pero tenemos el entusiasmo de poder remontar y de poder ajustarnos con todo el personal en cuanto a horarios para poder trabajar de lunes a viernes y poder mantener el mismo equipo de trabajo”, indicó.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital