Crédito fotografía: 
Cedida
Si bien el agua caída fue muy bienvenida ya que mejorará las producciones, las consecuencias de la sequía siguen causando problemas en la zona, por lo que las medidas de apoyo son fundamentales en estos tiempos de crisis

Camila González Espínola

Luego de las lluvias que se registraron en la provincia de Limarí, donde cayeron más de 28 milímetros  en Ovalle, 26 en Combarbalá, además de nieve en las comunas de Monte Patria y Río Hurtado, el sector agrícola pronostica un buen año de trabajo. Sin embargo, llama a implementar y fortalecer las medidas preventivas y de almacenamiento, considerando que las consecuencias que ha generado la sequía aún permanecen en la zona.

Así lo explica, Fidel Salinas, presidente del Sindicato de Agricultores de Valle El Palqui, quien enfatiza en que “con estas lluvias mejorarán los procesos en que nos encontramos y que se vienen pronto, donde se necesita humedad como lo es la poda, así que son muy beneficiosas porque necesitamos agua”. 

El pronóstico para este año a ido mejorando para la agricultura y los crianceros, hoy se presenta un panorama más esperanzador gracias al agua caída, pese a esto los problemas del sector no han acabado. Las quebradas han bajado y han aparecido vertientes, lo que es sumamente positivo, pero “la idea es tomar conciencia porque muchas veces creemos que la lluvia es sinónimo de que se acaban los inconvenientes, pero no es así, solo los aliviana. Es ahora cuando más debemos iniciar un plan general para almacenar agua en los cerros, quebradas, etc”, dice Salinas. 

Además, agrega que “esto es bueno, pero no tenemos que bajar la guardia en los mejoramientos y planes que el gobierno está entregando en el riego. Esta agua que cae y se desbarranca en los cerros y vertientes, debería canalizarse y almacenarse en alguna matriz para que sirva de abastecimiento en el verano, quizás con estanques comunitarios. El agua llega al tranque, pero aun así hay zonas en donde se podría juntar más. La lluvia es muy buena, pero debe reforzarse el plan de riego, y también el apoyo a las nuevas plantaciones como semillas, donde hay mucha gente que esta débil por todo esto que está pasando y que no nos permite trabajar de la forma que habitualmente lo hacemos”.

David Arancibia, presidente de la Asociación de Crianceros de Monte Patria también se refirió a los beneficios que la lluvia traerá para su sector, subrayando que “es esperanzadora  y deseamos que siga con la misma intensidad porque tenemos animales débiles que no soportarían un aguacero tan grande. Gracias a dios ha ido lloviendo paulatinamente, y nos ayuda para tratar de salvar a nuestros animales, pero no viene a solucionar todos los problemas que existen, ya que desde hace 10 años venimos pasándola bastante mal, el rubro esta caído”.

Como explica, el sector criancero, ha logrado mantenerse y reinventarse durante estos años de escacez, gracias al apoyo de diversas entidades, que hoy los mantiene con las ganas de seguir adelante, pero en los últimos meses la crisis se ha agudizado aún más, producto de la pandemia del Coronavirus, ya que no han podido producir y vender sus productos de la forma esperada.

“Ojalá seguir  teniendo el apoyo del Gobierno y las autoridades. Todo este contexto nos ha afectado harto, sobretodo para las personas que están comercializando quesos, se hace más difícil para entregar los productos, todos quienes estaban produciendo se pusieron a cruzar al ganado para ganar un poco de tiempo. Además, esto nos obliga a quedarnos quietos porque no podemos salir a buscar comercio como se esperaba para este invierno, al contrario debemos estar en nuestras casa”, finaliza David.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital