• Diversos expositores participaron en el seminario realizado ayer en las dependencias del Casino de Ovalle.
Bajo el título “Cambio Climático y Sequía: el impacto en la producción de agua potable”, se realizó un seminario que reunió a vecinos, autoridades, académicos y representantes de la empresa Aguas del Valle para compartir y entregar información relevante sobre dicha situación en la región.

Vecinos, autoridades, académicos y representantes de la empresa sanitaria Aguas del Valle se reunieron durante la mañana de este miércoles en las dependencias de Ovalle Casino&Resort, en la capital del Limarí, para participar en un seminario titulado “Cambio Climático y Sequía: el impacto en la producción de agua potable”, instancia en la cual se abordó la problemática y los desafíos que dichos fenómenos representa para la producción de agua para la bebida en el futuro, tanto a nivel provincial como a nivel regional. La iniciativa no sólo sirvió para dar a conocer valiosa información sobre los pronósticos que los propios científicos han estudiado respecto de los cambios que presenta y presentará el clima en nuestra zona dentro de las próximas décadas, sino que además, el encuentro sirvió como una instancia colaborativa para poner dicha información a disposición de los propios vecinos y autoridades con el fin de que vayan tomando conocimiento y conciencia de los efectos del calentamiento global. Asimismo, la empresa sanitaria Aguas del Valle, principal proveedora de agua potable en nuestra región, abordó el tema explicando las inversiones que han realizado y que esperan realizar próximamente, para afrontar estos mismos cambios y que, por tanto, la distribución del vital elemento no sufra abruptas y largas interrupciones en el futuro.  En ese contexto, se explicó que la región de Coquimbo es una región altamente expuesta a los efectos del cambio climático, tal como lo ha dejado de manifiesto la larga sequía que la zona ha vivido durante las últimas décadas. También las precipitaciones caídas en 2016 y fundamentalmente, durante este año, lluvias de corta duración pero de alta intensidad, las cuales también forman parte del fenómeno climático global. Ello, agravado con la geografía abrupta que caracteriza a la región de Coquimbo, con abundantes quebradas y profundos valles encerrados entre altas cadenas montañosas, a lo que se suma una superficie afectada seriamente por largos años de sequía, facilita el escurrimiento – en caso de precipitaciones intensas – de peligrosos aluviones que pueden afectar gravemente las fuentes de distribución de agua potable.  Elir Rojas, geógrafo, director del Diplomado en Cambio Climático y Sequía, y presidente del Colegio de Geógrafos de Chile, explica que esta actividad “es un logro, un avance”, pues a partir de esta instancia, se logra dar a conocer una información valiosa en pos de facilitar la adaptación de las comunidades a los cambios que se vienen en el clima.  “La educación de la comunidad es lo que corresponde en estas situaciones, y por eso, es un avance, pues significa una responsabilidad que en este caso, asume una empresa privada con respecto a las obligaciones que todos tenemos en el cumplimiento de los tratados internacionales. Porque no es solamente que ellos asuman el giro propio de la empresa, sino que asumen lo que es cumplir con al menos, tres o cuatro tratados internacionales” expresa. En ese sentido, el profesional valoró que se hayan incluido a los vecinos en esta temática, pues “se trata de que conozcan este tema y aprenda sobre ella, pues obviamente, son sectores de la comunidad que no tienen acceso habitual al mundo académico o a instancias que los puedan especializar sobre esto”.Por su parte, Andrés Nazer, gerente regional de la empresa Aguas del Valle, reconoció que como empresa, el calentamiento global sin duda, es un problema al que deben hacer frente por los efectos que genera y ha generado en el pasado reciente.   “En nuestro caso, esta situación de cambio climático nos afectó principalmente durante la  situación de sequía y también con las lluvias intensas, con precipitaciones muy focalizadas, que generan un gran arrastre de material en las cuencas, por tanto, originando situaciones de aluviones y material en los ríos” afirma. En ese sentido, Nazer valoró las inversiones que se han realizado en el último tiempo para modificar y preparar la infraestructura que la empresa tiene en la zona con tal de enfrentar en mejor posición los fenómenos naturales.  En esa línea valoró el trabajo realizado junto a organizaciones de regantes y juntas de vigilancia para poder disponer de recursos hídricos, la instalación de norias para enfrentar casos de alta turbiedad del río, así como de 12 filtros para “robustecer la capacidad de función de la planta Los Peñones ante eventos de esta naturaleza”. En tanto, la empresa ya proyecta dos nuevos proyectos: la construcción de un tranque para contar con agua acumulada “que nos va a permitir tener disponibilidad de recursos en regulación, en caso de que hay que desviar las aguas por las altas turbiedades “, y la posibilidad de utilizar agua de mar.  “Ante una situación de extrema sequía como la que hemos vivido, también está la posibilidad de realizar los estudios que ya están en ejecución, de una planta desaladora, de manera de reforzar las fuentes productivas con agua desalada y en este caso, provenientes de Coquimbo, donde hay un estudio importante en materia de construcción y diseño de una planta desaladora y las condiciones correspondientes, para poder traer el agua hasta la ciudad de Ovalle” señaló. Tras el seminario, Patricia Alfaro, en su calidad de presidenta regional y comunal de las Juntas de Vecinos y Uniones Comunales, agradeció la realización de este encuentro, pues “la gente tiene que tomar conciencia de que las últimas lluvias no son para siempre. Aún no hemos superado la sequía. Esta información no es para llevársela para la casa, sino para trasmitirla a la ciudadanía y a la comunidad realmente lo que está pasando con el clima”. 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X