Crédito fotografía: 
Archivo
A menos de cinco días para que inicien oficialmente las veranadas hacia suelo trasandino, la instalación del proceso único de trámites para los crianceros depende de la autorización de apertura de los pasos habilitados

El suspenso para los crianceros en un año tan abrupto y difícil como el 2020 no pudo ser de otra manera, sino tal como ha sido: hasta el final, hasta la última semana.

A pesar de que la respuesta de Argentina autorizando el tradicional paso del ganado chileno a su territorio se dio el 11 de diciembre pasado, cuando aseguraron que autorizarían el paso de productores chilenos y un máximo de 10 mil cabezas de ganado, hasta la jornada no se ha fijado una fecha concreta para el inicio de la trashumancia.

Si bien la fecha autorizada para el paso y pastoreo de ganado chileno en suelo trasandino se daría entre el primero de enero y el 31 de marzo, todavía se esperan unas últimas confirmaciones de tipo protocolar para que este misma semana comience el tradicional proceso.

En tal sentido el Seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes, explicó a El Ovallino que están trabajando en dos vías para que el proceso de esta temporada pueda iniciar de manera correcta.

“Primero es el tema de la coordinación interna para el funcionamiento de la ventanilla única. Ya tenemos a los servicios públicos involucrados coordinados a través de las gobernaciones, tanto del Limarí como de Choapa. También estamos coordinados con el tema de los exámenes PCR que se van a realizar a los crianceros y en eso también está involucrada la Seremi de Salud, y obviamente que sabemos que existe la autorización del gobierno de San Juan, para realizar las veranadas, en las fechas que se nos habían indicado desde el primero de enero hasta el 31 de marzo, pero había una condición y esa condición estuvo dependiendo de poder llevar este proceso  por la ventanilla, que es el tema de permitir la autorización de los 14 pasos fronterizos por donde cruzan nuestros crianceros”, señaló el seremi.

Señaló el funcionario que sólo esperan de parte del gobierno argentino que gire la autorización fronteriza, ya que se han hecho todas las gestiones a través de cancillería y embajadas de nuestro país, para poder gozar de tal trámite.

“Estamos a la espera de esta respuesta oficial para nosotros proceder a la instalación de la ventanilla única que es fundamental para que nuestros crianceros saquen toda su documentación legal para que ellos puedan pasar legalmente hacia territorio argentino. Esperamos que esto ocurra durante esta semana para nosotros proceder a iniciar los trámites que corresponden a nuestros crianceros”.

Consultado acerca de qué tipo de expectativas manejan y a qué niveles, el seremi advirtió que han trabajado en conjunto para informar de esta situación a nuestras autoridades a nivel central, con lo cual se están monitoreando constantemente estas solicitudes.

“Debido a la situación de la pandemia las fronteras se encuentran cerradas y lo que estamos buscando es una autorización especial para que nuestros  productores puedan ingresar a territorio de los Altos Valles de Calingasta, por lo tanto estamos en ese trámite”.

Contraste y semejanza

El año pasado, la ventanilla única comenzó a funcionar el miércoles 16 de octubre, días antes del estallido social que de alguna manera ralentizó los procesos tras las primeras jornadas.

Aun así, las veranadas iniciaron el 1 de noviembre y los crianceros que lograron subir a la cordillera pudieron mover entre sus rebaños al menos 30 mil cabezas de ganado caprino que fue lo autorizado por el gobierno trasandino.

Tal como este año, en 2019 la sequía obligaba a los productores a buscar la tradicional alternativa en las alturas, ya que en la media cordillera el agua y el pasto escaseaban.

A diferencia del año pasado, y producto de la pandemia, algunos trámites y requisitos podrían hacerse de manera virtual, para evitar el contacto físico y facilitar las gestiones a distancia.

Entre las gestiones que los crianceros deben cumplir están la revisión y firma de contrato que parte del Gobierno Regional, luego cumplir requisitos con diferentes instancias como la Policía de Investigaciones, donde chequean el estatus migratorio de los productores, el Servicio Agrícola y Ganadero, donde certifican el estado de salubridad de los animales, si han sido desparasitados o vacunados recibiendo el visto bueno en caso de que así fuera, e incluso contar con la capacitación obligatoria sobre el cuidado del ambiente y el resguardo de los desechos que reciben de parte del Ministerio de Medio Ambiente.

Finalmente Aduanas debe otorgar el visto bueno para poder autorizarlos y que puedan subir a la cordillera.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X