• Durante la mañana de este jueves, autoridades del área de Salud recorrieron parte de las instalaciones del bloque A del hospital, con sus obras ya terminadas
Las nuevas edificaciones representan casi el 10% del total del recinto hospitalario, las cuales fueron objeto de una visita inspectiva por las autoridades del Salud el día de ayer.

Cada vez está más cerca el momento en que Ovalle cuente con un su flamante nuevo hospital, recinto que se ubica en la salida norte de Ovalle y que por su infraestructura, será el más moderno de la región de Coquimbo.

Y es que actualmente, las obras presentan un estado de avance que llega casi al 70%, progreso que queda de manifiesto con el término de las obras de los bloques A y H del nuevo hospital, cuyas instalaciones fueron objeto este jueves, de una visita inspectiva de las autoridades locales del área de Salud.

Lo cierto es que esta área, que corresponde en el caso del bloque A, al recinto de Urgencia general, obstétrica y ginecológica, además de la UCI de adultos y niños, entre otras dependencias, es un buen ejemplo para observar cómo será la nueva infraestructura con la que contará el futuro hospital ovallino.

 Por lo demás, éstas no son instalaciones menores, pues en superficie, representan casi el 10% de la superficie total del nosocomio, el cual contará con 41.296 metros cuadrados, casi tres veces más grande que el actual hospital.

A esta visita inspectiva asistieron pues, autoridades ligadas al área de Salud, como el Director regional del Servicio de Salud Coquimbo, Ernesto Jorquera, y el director del Hospital de Ovalle, Froilán Estay, quienes fueron acompañados por un grupo de profesionales y funcionarios de la Salud para conocer in situ las recién terminadas dependencias.

En ese sentido, Ernesto Jorquera resaltó la importancia de que los bloques A y H hayan sido entregados en el plazo fijado, lo que permite, a su juicio, ir evaluando el avance de las obras del recinto, y así contar con una mirada integral de éstas.

“Esta lógica de ir terminando ciertas zonas de trabajo sirve para poder ir avanzando en lo que nosotros llamamos la evaluación definitiva de los temas, de modo tal que cuando se termine el edifico en su totalidad, ya tengamos bastante avanzadas las llamadas revisiones intermedias” afirmó Jorquera.

En el fondo, se trata de evitar que puedan existir algunos detalles que puedan retrasar la puesta en marcha del recinto hospitalario, aunque se aclaró que la apertura del nuevo hospital se hará una vez que toda la obra esté finalizada.

“Los hospitales son ante todo, sistemas integrados y por tanto, uno no puede abrir partes aisladas de éste. Aquí ya estamos entrando en tierra derecha pues la obra gruesa ya la terminamos hace casi un mes atrás, y ahora estamos entrando en las terminaciones interiores” subrayó la autoridad.

TRASLADO

Respecto a lo que será el futuro traslado del personal médico y los pacientes desde el hospital antiguo al nuevo, el director del hospital ovallino, Froilán Estay aseguró que se ha buscado conocer la experiencia que vivieron otros hospitales del país en este tema, aunque afirmó que “todos ellos han vivido procesos distintos. Entonces, en función de nuestra realidad local nosotros tenemos que ir evaluando esto”.

Estay agregó que la complejidad del traslado se debe además, a que es imperativo “coordinarnos y hacer un trabajo intersectorial, pues en este tema se articulan todos los servicios públicos de la ciudad al momento en que tengamos que hacer el traslado”.

La primera autoridad del hospital local resaltó que al poder realizar estas visitas inspectivas a las áreas del hospital ya terminadas “nos permite completar una serie de otros procesos que tenemos que llevar a cabo, como son la evaluación y también  las mejoras en relación a cuál va a ser el nuevo modelo de atención que vamos a tener en función de esta nueva infraestructura” concluyó

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital