Crédito fotografía: 
Cedida
Durante las últimas audiencias, ambas partes presentaron testigos, argumentos y pruebas con el fin de agilizar el proceso.

Han pasado alrededor de tres años en que se ha mantenido el conflicto entre postureros, minoristas, mayoristas y el municipio de Ovalle.

 

En una primera instancia del enfrentamiento, los postureros denunciaban discriminación para vender sus productos por parte de algunos locatarios establecidos en el recinto ferial y también por parte del municipio Ovallino, por lo que pusieron una demanda oficial a este último, aludiendo en aquella oportunidad a una “discriminación arbitraria” en el tercer Juzgado de Letras de Ovalle.

 

Tras desestimarse aquel juicio, los postureros durante el año 2016 protestaron y se movilizaron demostrando su descontento con la ordenanza municipal que en ese momento el municipio Ovallino estableció, en la que se detallaba que los comerciantes del sector Posturas debían rebajar por dos horas su tiempo de atención y comercialización de sus productos, estableciendo el límite hasta las diez de la mañana, por lo que luego debían retirarse del lugar.

 

Durante todo ese proceso del conflicto, los postureros habían participado en distintas mesas de trabajo junto a locatarios minoristas y mayoristas, las que han terminado sin acuerdos hasta la actualidad, y producto del poco avance, sumado a su descontento tras la nueva ordenanza, decidieron iniciar un nuevo juicio.

 

Así, los postureros interpusieron una segunda demanda al municipio de Ovalle en la justicia, exigiendo en esta nueva oportunidad una medida más acotada respecto a que se les respetara su horario de venta hasta el mediodia y no solo hasta las diez de la mañana.

 

El proceso en los últimos días ha tenido mayor movimiento debido a las nuevas audiencias desarrolladas.

 

 

 

NUEVAS AUDIENCIAS

 

El pasado miércoles 6 y jueves 7 de febrero se desarrollaron las audiencias en el primer y segundo Juzgado de Letras de Ovalle con el fin de agilizar el proceso. En la ocasión, el municipio presentó durante la primera jornada sus testigos y pruebas, mientras que los postureros posteriormente lo hicieron de la misma forma, presentando en la segunda jornada sus testigos y  argumentos.

 

Tras las jornadas, el Presidente de Trabajadores Sector Posturas de la Feria Modelo de Ovalle, Lorenzo González, declaró que “nos acusan de ventas desleales, al detalle y ese tipo de cosas pero hasta el momento no han presentado ninguna prueba de eso”, y señaló que “hasta el momento la idea de nosotros es tener más pruebas para respaldar lo contrario”.

 

Al respecto, la Tesorera de Trabajadores Sector Posturas de la Feria Modelo, Yaqueline Espinoza, indicó que “ellos presentan que nosotros deberíamos trabajar hasta las 10:00 am y que eso no nos perjudica, lo que no es cierto”.

Cabe destacar que son más de cuarenta los postureros movilizados que se sienten discriminados y pasados a llevar por sus pares y por el municipio por no poder trabajar todos los días y en los mismos horarios que el resto de comerciantes de la feria.

 

Por otra parte, en lo que refiere a la serie de demandas, el asesor jurídico de la municipalidad de Ovalle, Sergio Galleguillos dice estar sorprendido por la falta de presencia de los postureros durante el primer juicio. “Me llamaba poderosamente la atención que no gestionaban”. Y con respecto a las acciones tomadas por los trabajadores al iniciar el segundo juicio, Galleguillos explicó que según los que dicen los postureros es que “el alcalde y el consejo municipal al modificar el horario incurrieron en una causal de nulidad de derecho público, lo que nosotros no compartimos y tenemos la convicción de que tanto el alcalde como el Consejo Municipal han obrado dentro de la esfera de sus facultades y sus competencias constitucionales y legales y por lo tanto el acto no merece”, afirmó.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X