Crédito fotografía: 
Estefania González
La fuerte inversión inicial de a poco se ha ido recuperando, lo que ha evitado que los voluntarios salgan a la calle a pedir dinero.

Empezar una empresa desde cero no es tarea fácil, siempre se requiere una fuerte inversión inicial y una buena visión. La implementación del cobro de parquímetros por parte del cuerpo de Bomberos de Ovalle no es la excepción a esta regla, ya que en junio de este año comenzó este verdadero “negocio”, cuyo objetivo era obtener recursos para las diferentes compañías que operan en la ciudad.

Negocio que, a más de cinco meses de su implementación, ya opera con números azules, así lo confirmó el administrador de los parquímetros de Ovalle, Miguel Bravo.

“Nosotros cuando comenzamos el 18 de junio teníamos pensado que en cuatro meses recién podíamos empezar a tener recursos, pero resulta que nosotros al segundo mes ya los teníamos” indicó el administrador, quien señala que, si bien, estos recursos no son cuantiosos si han servido para mantener el buen funcionamientos de las compañías de Ovalle, además de evitar que los voluntarios salgan a la calle a pedir dinero.

“No es que estemos ganando mucha plata, la cosa no es así, lo que pasa es que desde la superintendencia de Bomberos nos facilitaron dinero para poder hacer la implementación, lo primero fue comprar la impresora, arrendar el software que nos controla, teléfono y todo lo que necesitábamos para que la gente anduviera bien identificada y todo el tema, pero resulta que al segundo mes empezamos a obtener recursos y en estos momentos las compañías están recibiendo una parte de las utilidades que tenemos” explicó Bravo, informando que los montos actuales que las ocho compañías de Bomberos de Ovalle reciben por este concepto son de aproximadamente 400 mil pesos cada una.

El administrador de los parquímetros indicó además que “cada compañía recibe dinero y una parte queda para el cuerpo de Bomberos. El negocio son cifras azules, pero no es lo que la gente se imagina, la gente se imagina que se gana mucha plata, es un negocio, pero no es tan así como piensan que es” recalcó Bravo.

HACIENDO LAS COSAS BIEN

Uno de los aspectos que destacó el administrador sobre el funcionamiento de los parquímetros a cargo de Bomberos es que mantienen “todo en regla”.

“Al inicio compramos de todo para la gente, para que trabaje en buenas condiciones y hemos cumplido con todas las leyes también, las leyes laborales y todo el tema que es lo importante, somos bomberos y no podemos estar incumpliendo lo que es por ley”, indicó Bravo, asegurando que si bien “se gastó harta plata, la gente igual anda en la calle, andan equipados con su chaquetita, zapatos de seguridad, anda con todo lo que corresponde, entonces , fue una experiencia nueva, una experiencia que en un principio fue complicada, pero ya llevamos más de cinco meses y estamos insertos en el tema, hemos ido mejorando mucho el trabajo en terreno, que es lo difícil porque tenemos mucha gente”.

Sobre la percepción de la gente sobre el hecho de que los parquímetros estén a cargo de Bomberos, Bravo sostuvo que “ha sido una experiencia buena, hemos ido mejorando porque nosotros como parquímetros tenemos que dar un buen servicio a la comunidad, hay gente que viene a reclamar, pero el negocio es para la comunidad, siempre estoy llano a darle la solución a la gente, no queremos pasar de ser los chicos buenos a los chicos malos, hay gente que viene a hacer convenios, personas que no pueden pagar por problemas de salud, que se van a dializar cada tres días, nosotros cobramos una parte solamente, se les da la facilidades”, aseguró.

DEJAR DE LADO EL TARRO

Además del ordenamiento de los estacionamientos en las calles céntricas de la ciudad y la creación de alrededor de 60 empleos, la implementación del sistema repercute positivamente en los voluntarios, quienes ya no deben solicitar dinero en las esquinas.

“Usted no está viendo a la gente en las esquinas, de las tres semanas del mes tres se ocupaban para hacer cursos, aprender y todo el tema y la otra era para pedir plata, ahora las cuatro semanas la ocupamos para hacer academias y preparase para dar un buen servicio y lo más importante es que toda la plata que a nosotros nos entre es para la comunidad, podemos comprar elementos de trabajo, las compañías funcionan, hay que comprar cosas, ir renovando”, manifestó Bravo, quien agradeció al alcalde de la comuna por dejar en manos de Bomberos el cobro de los parquímetros añadiendo que esperan una renovación del contrato.

“Esperamos que el próximo año nos puedan renovar, porque tenemos un contrato de un año y estamos haciendo un buen trabajo, atendiendo bien al público”. Indicó.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X