Crédito fotografía: 
Cedida
Fernando Monroy cuenta su experiencia como voluntario de la salud en los puntos más conflictivos durante las manifestaciones en la capital. El estudiante de Técnico en Enfermería, desde el día 19 de octubre ha colaborado en la asistencia de manifestantes y ciudadanos heridos ante la acción policial.

A 53 días del gran estallido social, Fernando Monroy comenta su experiencia como voluntario de la salud ante la contingencia del país. No hay día en las que las manifestaciones se han dejado de escuchar en todo Chile, sobre todo en la capital, donde el número de heridos a causa de la acción policial sobrepasa  las mil personas.

El estudiante oriundo de la comuna de Punitaqui, señala que la idea de ayudar nace de un grupo de compañeros de diferentes carreras del área de la salud. “Somos un grupo donde hay médicos, enfermeros, tens y estudiantes de carreras de la salud. Nuestra labor comenzó desde el 19 de octubre y hay compañeros de distintas universidades”.

Durante los primeros días de movilizaciones, Monroy indicó que por día eran más de 120 personas atendidas por heridas provocadas por perdigones, lacrimógenas, gas pimienta y por el camión antidisturbios.

Los primeros días, “andábamos dando vueltas por toda la Alameda buscando el lugar del conflicto y poder ayudar, atender en lo fuera necesario. Partimos con el mínimo de insumos en mochilas y las ganas de ayudar”, explica Fernando.

Ya al pasar los días y ganar más experiencia en la zona, el equipo TEA (Tens en Ayuda),  logró quedarse en un solo lugar. “Nos establecimos a una cuadra de Plaza de la Dignidad, en un lugar donde los Carabineros disparan perdigones al cuerpo, lacrimógenas al cuerpo y gas pimienta”, declara el estudiante.

Los casos más comunes, según relata el estudiante, son las quemaduras y heridas por el camión lanza agua,  “llegan personas con laceraciones producidas con el guanaco, eso pasa cuando están apuntando el chorro al cuerpo (… ) También hay heridos con quemaduras graves producidas por el  guanaco”, asegura Monroy.

El riesgo es inminente, tan así que en muchas ocasiones, el equipo ha sufrido ataques ante la acción policial, “en ese lugar estamos expuestos a todo; nos disparan y los mojan con el guanaco, mojan los insumos” sostiene.

Aun así, las ganas y motivación de ayudar y contribuir con su trabajo es más fuerte, Fernando ya se encuentra terminando sus estudios y esta experiencia le ha entregado mucha práctica para salir al mundo laboral. “Me ha ayudado mucho, sobre todo en mi última práctica. Ayuda en la manifestaciones es una labor que seguiré haciendo”, señala el joven.

Según el último reporte del Instituto Nacional de Derechos Humanos del pasado viernes 6 de diciembre, son 3.449 personas heridas en contexto de manifestaciones en todo el país. De las cuales 2.767 son hombre, 397 mujeres y 254 niños, niñas y adolescentes.

Las heridas oculares a nivel nacional, alcanzan la suma de 352 personas donde 331 son lesiones o traumas y 21 estallido o pérdida ocular.

En tanto, los heridos por disparos son 1983 personas; 51 por bala, 189 por balin, 1554 por perdigones y 198 heridos el cual no se identifica el proyectil.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital