• EN CADA DÍA ENTREGAN ALGUNAS horas a combatir en contra de otros equipos, tanto de Chile como del extranjero.
  • LA FAMILIA ROJAS-CÁCERES en pleno, quien junto al padre conforman un equipo gamer de League of Legends (Lol) en Ovalle.
Carolina Cáceres junto a sus hijos y marido integran una familia particular: componen uno de los millones de equipos en el mundo en el popular videojuego League of Legends (Liga de Leyendas o ‘Lol’), transformando este pasatiempo en una instancia para afianzar sus lazos familiares.

Ya no es necesario tener en casa una consola de videojuegos como de Play Station o Nintendo para divertirte en casa. Ahora en el mismo computador personal o incluso celular es posible divertirse a cualquier hora y en cualquier lugar.

Esta misma tendencia está siendo dominada por varias ´personas de todas las edades que buscan en los videojuegos en un pasatiempo para profundizar lazos afectivos.En la Villa David Perry de Ovalle, Carolina Cáceres es quien integra un equipo bastante especial. Junto a sus hijos juegan diariamente el popular juego League of Legends (Liga de Leyendas). Más conocido por sus siglas ‘Lol’, esta plataforma virtual de entretenimiento es el más jugado en la actualidad, tanto en Chile como en Europa y Norteamérica.

El pasado mes de diciembre, los analistas del mercado de videojuego Newzoo publicaron los juegos más populares en Estados Unidos y Europa. Entre ellos destacan en el top 5 el popular Minecraft, Counter Strike Global Offensive,PlayerUnknown’s Battlegrounds y League of Legends, quizás el videojuego de pc más jugado entre los antes mencionados.

‘Lol’ es un videojuego del género multiplayer de alta competitividad, siendo uno de los juegos más populares de los deportes electrónicos (e-sports). Los jugadores se enfrentan entre ellos dividiéndose en 2 equipos de 3 o 5 jugadores cada uno. Antes de empezar la partida, los jugadores deben escoger un personaje (llamado ‘campeón’) durante la fase de ‘selección de campeón’, con el cual jugarán toda la partida hasta su conclusión.

El objetivo del juego, y lo que determina el equipo ganador, es destruir el nexo del equipo rival. En todos los escenarios, previamente es necesario acceder a la base enemiga eliminando sus inhibidores, que a la vez son protegidos por torres distribuidas a lo largo de las líneas.

“Comencé a jugarlo hace dos años, mediante mi hijo quien jugaba con sus compañeros de colegio. Es entretenido, pero sobre todo es un punto de encuentro entre todos nosotros en la familia”, dice Carolina.

Mediante su hijo Cristóbal fue que consiguió esa cuota de valentía para enfrentarse de igual a igual a niños, jóvenes y adultos de Chile y otros países en un escenario particular, la arena de combate virtual.

“Todo comenzó con Lol, hace cinco años comencé a jugarlo por intermedio de mis amigos y compañeros de colegio. El juego consiste en destruir nueve torres para acceder a la base enemiga y ganar las partidas”, sostuvo uno de los hijos de Carolina.

PASATIEMPO FAMILIAR

Y como tal se ha convertido en una actividad familiar. Ellos mismos se reconocen como una familia común, pero con un pasatiempo no habitual para el resto en Ovalle. Como cualquier madre, Carolina dedica tiempo para su trabajo, su familia y la entretención. Junto con Cristóbal y Marcelo, sus hijos, y su marido, conforman uno de los millones de equipos en el mundo que compiten diariamente en el popular League of Legends.

“Es un punto de encuentro, una forma de estar junto con mis hijos. Yo trabajo, tengo otras cosas que hacer y trato de hacerme un tiempo para compartir con ellos. Estamos todos juntos, cuando mi marido está con descanso también juega”, expresa.

Más allá de coordinarse para derribar las torres de los equipos adversarios, League of Legends se transformó en un punto de encuentro familiar que, para ellos, permite profundizar los lazos afectivos.

“La particularidad de Lol es que se juega en equipo, conformado por cinco personas. Y si juegas solo te van a emparejar con otros cuatro jugadores de diferentes ciudades o países de manera online. Es un juego muy colaborativo, hay que apoyarse, coordinarse para que no nos vayan a derribar al equipo”, dice Carolina.

“Es un juego competitivo, debes apoyarte y no competir con personas que te van a abandonar. Yo como mamá prefiero que mis hijos jueguen esto a que se dediquen a matar monitos y no deje nada constructivo. Acá aprender a compartir con los demás, colaborar, jugar en equipo, buscar soluciones a un problema, entre otras”, acota Marcelo, quien diferencia el ‘Lol’ de otros videojuegos en el que no puedes compartir tan cercanamente con la familia.

“Lol es un juego que te atrae, algo adictivo. Prefiero este tipo de juegos que a los de consola. Dime, ¿qué persona juega con sus papás? Lol nos permite conversar, hablar, donde nos reímos, rabiamos y nos atrae por eso”, resalta.

Y estas mismas características las confirma Ignacio Lagos, estudiante de Analista Programador del instituto Santo Tomás, quien organizó la semana pasada la feria ‘Gamer/animé’, instancia en la cual sirvió para reunir a los amantes de los videojuegos y las animaciones de origen japonés.

“El League of Legends es un juego totalmente en equipo, quien más se apoya es el que gana al final de todo. Si no hay apoyo de un jugador, por ejemplo de la línea superior, centro o inferior, más la jungla, y no apoya, es probable que no les vaya muy bien. Se desarrollan las capacidades de liderazgo, de resolución de problemas, que al día de mañana te pueden ayudar a desenvolverte en cualquier ámbito de la vida”, dijo Ignacio Lagos.

EVENTOS LOCALES Y MUNDIALES

League of Legends es el juego que quizás más convoca en todo el mundo. Sitios web especialistas en videojuegos hablan de más de 8 millones de cuentas creadas, cifra que aumenta rápidamente en varios países del mundo.

Como es un jugo competitivo y considerado un deporte electrónico (e-sports), la firma asiática organiza torneos mundiales, donde los dos equipos finalistas disputan anualmente el cetro por convertirse en el mejor del mundo. De hecho, la final 2017 se disputó en el Estadio Olímpico de Beijing (China), con sus gradas colmadas de fanáticos, en un espectáculo que mezcló un show artístico, puesta en escena, cuerpo de bailes y tres pantallas gigantes.

Si bien el nivel latinoamericano no es fuerte en la actualidad, en Chile se organizan torneos para buscar mayor desarrollo. Hace una semana, el Instituto Santo Tomás organizó la antes mencionada feria ‘Gamer/animé, donde varias personas disputaron un minitorneo de Lol.

“Vimos la necesidad de que en Ovalle no se hacen este tipo de eventos, a lo más se hacen ferias de animé, no había espacio para el gamer”, dijo Ignacio Lagos, organizador de la feria.

“Es lo mismo que ver un partido de fútbol, a diferencia que en esta casa nadie se sienta a ver fútbol en la casa. Todos podemos ver una partida de Lol que está siendo transmitida en vivo, viendo errores y habilidades de los equipos”, dice Cristóbal.

Carolina la tiene clara. Prefiere que sus hijos jueguen League of Legends antes de cualquier otro videojuego de muertes, disparos y otros vicios.“Este juego sanciona las actitudes antideportivas, las agresiones verbales, por desconectarte de las partidas y dejar a tu equipo cojo. Está normado, tiene sistema de reporte para los jugadores”, enumera.

Carolina controla la hora de juego de sus hijos, tratando de que no pasen mucho tiempo pegados al computador. Más que todo señala que el videojuego es una actividad más diaria, donde estudiar, leer y entretenerse es también parte esencial para la vida diaria.“Yo recomiendo este juego”, cierra.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

Lo más visto hoy

Una familia gamer - publicado hace 9 meses 2 semanas

Los puntos más románticos de Ovalle - publicado hace 9 meses 1 semana

X