• Facundo Carnicero no le hace honor a su apellido y reparte buenas actuaciones bajo el arco bahiense.
  • Lionel Márquez (al centro) es el volante de Efuba 2002 y actualmente también juega en las divisiones inferiores de Olimpo de Bahía Blanca.
La Escuela de Fútbol Bahiense de Bahía Blanca compiten en la 27° edición del torneo internacional Kico Rojas, teniendo como base el origen desde sus campos a grandes del fútbol como AlfioBasile, Daniel Bertoni y Rodrigo Palacio.

Desde la costa atlántica hasta Ovalle llegó la Escuela de Fútbol Bahiense, Efuba. Desde la ciudad de Bahía Blanca, al sur de la capital de Argentina la delegación de más de 200 personas entre jugadores, entrenadores y padres, no es la primera vez que compiten en el torneo internacional Kico Rojas.

Antes lo hicieron en el nacimiento de este certamen, donde brilló un pequeño talentos que con los años se encargó de demostrar su calidad futbolística, Rodrigo Palacio, otrora delantero de Boca Juniors e Inter de Milán. Hoy defiende la camiseta de Bologna de Italia.

Y provenientes de una zona que ha visto nacer a grandes del fútbol trasandino como AlfioBasile, Daniel Bertoni y Ángel Cappa, e incluso al exdelantero de Everton y ColoColo, Ezequiel Miralles, los bahienses vienen con la misión de que sus jugadores conozcan otros tipos de campeonatos.

“Esta serie es la base de Efuba. Como escuela de fútbol, los muchachos dejan de competir por nosotros y se van a los clubes profesionales. Tenemos a cuatro o cinco jugadores de Olimpo (Primera División del fútbol argentino), que juegan los torneos Afa. Tenemos a un volante que juega allí, y otros jugadores que integran la selección sub 15 de Bahía Blanca”, comentó Jorge Francisco Verdugo, miembro del cuerpo de entrenadores de Efuba.

Dos de los jóvenes que menciona Verdugo son Facundo Carnicero y Lionel Márquez. El arquero y el volante bahiense vienen con la misión de poder disputar la final del torneo en la categoría 2002.

“Nuestro primer objetivo es ganar el torneo, todos tenemos es objetivo, luego viene compartir con nuestros compañeros, conocer otras personas”, dijo Carnicero.

“La gracia de esto es también poder hacer amigos y hermanos, la enseñanza que deja este tipo de torneos”, sostuvo Márquez, aspecto que profundiza Verdugo. Incluso en la jornada libre de este miércoles visitarán la costa de la región.

“Este torneo no es tan competitivo, entonces venimos más a disfrutar, conocer distintos lugares, disfrutaremos de La Serena, Guanaqueros, Tongoy, realizaremos un asado con 250 personas, tour de compras y no solamente venimos a jugar fútbol. Es una embajada cultural y deportiva”, dijo.

La serie 2002 de los bahienses perdió 1-0 este martes ante Hernán Guzmán de Copiapó, aunque igualmente clasificó a semifinales. 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

Lo más visto hoy

X