Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
El rector del CFT Estatal Región Coquimbo explicó que en el presupuesto nacional del próximo año se ha planteado la necesidad de fortalecer los ingresos de estas instituciones educativas, garantizando la calidad de la enseñanza y la permanente actualización de recursos y equipos

Aunque todavía en discusión, la Ley de Presupuesto del próximo año podría traer una importante estabilidad financiera para los Centros de Formación Técnica del país, o por el contrario una necesidad económica que podría perjudicar el rápido crecimiento que han tenido estos institutos educativos.

El rector del CFT Estatal Región Coquimbo, y vicepresidente del Consejo de Rectores de los CFT Estatales, Manuel Farías, explicó a El Ovallino que recientemente han dialogado con las Comisiones de Educación y la Comisión Mixta de Presupuesto del Senado, presentado una propuesta para mejorar el financiamiento de esas instituciones.

“Lo que hacemos con esta propuesta es plantearle a parlamento que estos centros educativos como política púbica, requieren de una línea de financiamiento permanente y no por proyecto, y no que financien todo porque nosotros financiamos el costo de las carreras con la matrícula. Nosotros tenemos un 86% de gratuidad y el 100% de eso va a financiar única y exclusivamente el costo de la carrera. Pero todo lo que son costos de administración no deben ser cargados al costo de las carreras, sino que tiene que haber una línea de financiamiento permanente como existe en las universidades públicas”, estimó el docente.

Destacó que al ser una política pública nueva, el Estado tiene que tener la capacidad de hacer una transferencia permanente para poder apoyar estas instituciones, sobre todo por ser nuevas y que tienen que acreditarse en tres años más bajo exigencias muy altas.

“Si no contamos con esos respaldos, esa exigencia puede ser una espada de Damocles sobre estas instituciones. Por eso hay que fortalecer el financiamiento”.

Competencia

Resaltó que la propuesta que presentaron tiene varios puntos, una apunta al financiamiento permanente, tener una línea específica para estatales que no les haga competir con los privados, y tener una línea para equipamientos. Ya que están preparando nuevas carreras, con interesantes desafíos tecnológicos, que requieren de una actualización constante.

“Hoy en día se habla de robótica, de mecatrónica, de hidrógeno verde, y son posibilidades que van a colaborar con el desarrollo de la región y no las podemos desarrollar teóricamente sino de manera práctica”.

Ley de donaciones

Advirtió que presentaron un par de indicaciones para modificar la Ley de Donaciones para efectos universitarios, porque las donaciones deducibles de impuestos, solamente pueden ir hacia universidades e institutos profesionales, ya que los CFT no están incluidos en ese segmento.

“También presentamos una propuesta para que los CFT puedan postular a proyectos del Fondo de Innovación para la Competitividad Regional, al que actualmente tampoco podemos acceder, siendo que tenemos una línea dedicada a lo que es innovación e investigación aplicada”.

Otro aspecto resaltante según apuntó Farías es que los Centros de Formación Técnica, al contar con los planes formativos específicos para labores, pueden colaborar activamente con la diversificación y la reactivación económica del país, una vez superada  la pandemia.

“Somos una oportunidad, y como somos estatales lo interesante es que el Estado actúe en estos planes formativos. Con el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, Sence, hemos trabajado en esas líneas pero siempre en tiempos normales. Hoy cuando hay pandemia y necesidades de reactivación económica lo que se requiere es precisamente entre otras cosas, además de poder entregar financiamiento a las empresas, es poder fortalecer las capacidades para diversificar lo que las personas pueden hacer”, puntualizó el docente.

Colocó como ejemplo el crecimiento del comercio electrónico y cómo de allí puede surgir un polo de formación interesante que pueda canalizar los requerimientos de pequeños y medianos emprendedores. “Nosotros estamos en condiciones de aportar en ese sentido”, aseguró.

Al mantenerse esas discusiones en el parlamento no pueden sino esperar que el resultado de las decisiones sea satisfactorio, ya que han sentido muy buena receptividad por parte de los diputados y senadores con quienes han podido establecer nexos, y tienen sus esperanzas cifradas en la ley de presupuesto del año 2021.

“En la de este año se contempló cinco mil 200 millones de pesos aproximadamente para 10 Centros de Formación, pero la ley que se discute para el 2021 disminuyó la partida en un 10% y ahora seremos 15 los Centros Educativos, entonces esa lógica no se entiende mucho y por esa razón planteamos esas necesidades. Hay propuestas de ese presupuesto que se rechazaron y ahora se están discutiendo de nuevo pero a fines de mes ya debería estar completamente zanjado el tema”.

Acotó que lo que aspiran los docentes y rectores de la educación técnica, que está muy estrechamente ligada a la empleabilidad, es contar con los recursos que se requieren, tomando en cuenta además que la salida de los estudiantes al mundo aboral es mucho más rápida que en el sector universitario.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X