Crédito fotografía: 
Archivo
El ambiente turístico de la provincia confía en la capacitación de su equipo de trabajo para garantizar el cumplimiento de los protocolos exigidos. Saben que las normas pueden cambiar en cualquier momento y que deben adaptarse para tener una temporada segura

Las vacaciones de verano consiguieron a la provincia y la región en Fase 3, lo que limita el aforo en ciertos espacios y obliga a extremar medidas en todos los sectores, aun así hay una buena expectativa cargada de responsabilidad de parte del gremio turístico, quienes consideran que la capacitación y el conocimiento y respecto de los protocolos por parte de todos los involucrados, puede derivar en una temporada segura para la propios y visitantes.

Uno de los representantes de los empresarios turísticos en la provincia del Limarí, y gerente de la Hacienda Santa Cristina, Juan Pablo Hernández, señaló a El Ovallino que si bien el desafío es grande, la preparación para afrontarlo ha estado a la altura de la circunstancia.

“El avance de Ovalle a la Fase 3 es algo que como gremio Hotelero y Gastronómico lo esperábamos porque nuestro fuerte en ventas para el rubro, es sobre todo los fines de semana, por lo que esto nos golpeaba duramente a la mayoría. Pero recibimos el anuncio con mesura, porque más que un llamado al autocuidado, para todos, para la ciudadanía, para los que vivimos en la provincia. Nosotros somos los primeros responsables en cuidarnos”, indicó Hernández.

Destacó que todo apuntaba a que después de la pandemia, la gente iba a querer disfrutar de los distintos atractivos cercanos a su lugar de residencia, así que los principales turistas que vienen a Limarí desde la zona central del país, están buscando eso.

Estimó que el gremio turístico siempre ha respetado las normas, pero que no siempre el turista y el ciudadano local lo hace. “Por eso es importante que la ciudadanía comprenda que debe tener un cuidado, por lo tanto el llamado es a la mesura, a la tranquilidad, y a respetar las normas para que podamos salir adelante. Aquí no se trata del dueño de un hotel o un restaurante, se afecta al equipo de trabajo, a la cadena de proveedores, y es toda una sucesión de gente que vive y opera del turismo”.

Temporada inusual

Hernández fue prudente al momento de mostrar una expectativa sobre visitas y porcentajes de ocupación, porque sabe que el ambiente puede cambiar de un momento al otro.

“La provincia del Limarí tiene un gran movimiento de turistas de negocios, gente que viene por trabajo casi todo el año. Por ende ese turista de negocio está en constante movimiento en enero, así que eso ayuda a que la movilidad en la parte hotelera se mantenga, pero también hay que considerar que nosotros somos un destino cada vez más solicitado por el turista regional, de la conurbación Serena-Coquimbo que trata de escapar de esa multitud y que busca lugares como tranquilos como la provincia del Limarí”.

Capacitación primordial

Destacó que desde mayo en la región se ha hecho un intenso trabajo de capacitación para todo el ambiente turístico local, tomando en cuenta las experiencias de empresarios turísticos de Europa, y señaló que una de las prioridades estaba en materia de seguridad.

“Se empezaron a publicar protocolos a nivel de restaurantes, de hoteles y de tour operadores, para poder acatar de mejor manera las condiciones que se necesitaban para poder abrir un recinto turístico. Fue un trabajo en conjunto con las autoridades, de Sernatur y Municipales, para poder salir adelante con esto. Incluso entregando material audiovisual para que la gente supiera de qué forma podría aplicarlo, y eso también nos llevaba a entender la responsabilidad del empresario para entender y acatar la aplicación de estos protocolos”, indicó.

Recalcó que uno de los aspectos importantes es mantener seguro al equipo de trabajo, con quienes se deben compartir las experiencias y los nuevos protocolos según se vaya determinando o vayan cambiando.

“Debe haber una capacitación constante, pero más que una capacitación, debe ser una continua comunicación con el equipo de trabajo. Para que entre todos respeten los protocolos y se sientan seguros”, determinó Hernandez.

 

Medidas adicionales para reactivar el turismo

En reunión efectuada entre gremios turísticos y representantes gubernamentales, el intendente de Coquimbo, Pablo Herman, indicó que "hemos trabajado hace bastante tiempo y en conjunto con los gremios turísticos (…) Podemos compatibilizar el turismo con la seguridad en salud, y por eso hemos implementado una estrategia para que los turistas recorran la región de manera segura y responsable”.

La idea fue coordinar las acciones y agregar medidas para mantener al sector que genera 21 mil empleos en la región.

La presidenta de la Cámara de Turismo en la IV Región, Laura Cerda, rescató la importancia de la vinculación que se está produciendo en los diferentes actores. En ese punto, solicitó  a los alcaldes “a que se sumen a la tremenda labor que tenemos para poder trabajar con el sector turístico, en el marco de la implementación de la seguridad y los protocolos”.

En tanto la directora de Sernatur Coquimbo, Angélica Funes, recordó que el Gobierno Regional, la Corporación Regional de Desarrollo Productivo (CRDP) y el servicio que encabeza no solo han articulado a los distintos actores, sino que también vienen trabajando durante los últimos meses en instalar señaléticas de covid y seguridad pública, desde La Higuera a Los Vilos, incluso evalúan levantar placas de alto impacto en carreteras, “para que las personas que lleguen, no solo de vacaciones, entiendan que en esta región donde nos cuidamos todos".

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X