• La Escuela Básica Óscar Araya Molina mostró el proyceto: “Programando e innovando con el robot vamos reciclando”.
Crédito fotografía: 
Kamila M.
El evento escolar fue desarrollado por el Colegio Dalmacia, en conjunto con el PAR Explora de CONICYT Coquimbo y ejecutado por la Universidad Católica del Norte. Investigaciones sociales y naturales además de tecnología fueron los protagonistas en la jornada de exposiciones.

En total fueron 14 colegios y escuelas los  que este miércoles se dieron cita en el Colegio Dalmacia para presentar sus proyectos en el marco de la  Feria Provincial Escolar de la Ciencia y la Tecnología, FPECyT Limarí 2018.

Algunos de los establecimiento que participaron fueron el  Liceo Politécnico de Ovalle, Liceo Estela Ávila Molina de Perry, Liceo Agrícola Tadeo Perry, Escuela Básica Oscar Araya Molina, Colegio Raúl Silva Henríquez, Escuela Bernardo O’Higgins Riquelme, Colegio Dalmacia y Escuela Antonio Tirado Lanas. De Monte Patria, arribaron la Escuela Nueva Esperanza de Pejerreyes, Escuela de Colliguay y Escuela Chilecito. Provenientes de Combarbalá participaron la Escuela América, Escuela Luis Enrique Bou Pérez. Mientras que de Punitaqui llegó el Colegio Irma Salas Silva.

Este evento escolar es desarrollado por el Colegio Dalmacia, en conjunto con el PAR Explora de CONICYT Coquimbo, ejecutado por la Universidad Católica del Norte, y busca fortalecer los cimientos de la educación pública como principal motor para incentivar y socializar las investigaciones escolares, promoviendo la inclusión y experiencias entre los diferentes participantes, fomentando así la cultura científica y la apropiación de los beneficios de la Ciencia, Tecnología e Innovación, por parte de niños, niñas y jóvenes de la zona.

El objetivo de las Ferias Escolares es realizar un intercambio de conocimientos adquiridos a través de la investigación científica y de divulgar la ciencia de forma atractiva para los estudiantes de la zona.

  

Algunos temas de investigación son, por ejemplo: “Redes Sociales y su impacto en las habilidades sociales en los jóvenes”; "Evaluación de un insecticida preparado a base de colillas de cigarrillos de tabaco sobre arboles cítricos frutales"; "Presencia de Arte Rupestre en el Sector de la Rinconada de Punitaqui”; "Conocimiento y valoración de la Flora endémica por parte de la comunidad de los alrededores de Chilecito, del Valle Limarí", entre otras investigaciones. (ver recuadro abajo)

En el encuentro también participaron instituciones como el Museo del Limarí, CEDUC-UCN y la Universidad Católica del Norte, por medio del PAR Explora de CONICYT Coquimbo.

   

La profesora de ciencias del Colegio Dalmacia, Claudia Véliz, explicó que como recinto han trabajado con PAR Explora hace ya 10 años. “Siempre hemos ido a afuera, a provinciales en otros colegios, pero por la experiencia que ya hemos llevado nos otorgaron a nosotros ser parte de la coordinación de la feria”.

La docente valoró que esta instancia permita que establecimientos de zonas alejadas puedan dar a conocer sus proyectos ante toda la provincia, “es una oportunidad también para ellos para que se puedan integrar y conocer el formato de feria”.

En cuanto a los trabajos que desarrollaron como Colegio Dalmacia, expresó que decidieron apostar por hacer un súper alimento a través de tres especies que son ricos en antioxidantes y en calcio.

Véliz indicó que para los estudiantes participantes, llegar a la feria implicó un largo proceso investigativo que se inició semanas atrás. “Primero los chicos trabajaron con academia, con profesores. Se completó un formulario que se basa en un problema y después ellos fueron a terreno, tomaron muestras y tabularon datos basados en la metodología de la ciencia. Hoy es la evaluación final, en donde exponen sus procesos, muestras y resultados frente a jurados que son científicos de la Universidad Católica del Norte y biólogos marinos de la Universidad de La Serena”.

El coordinador ejecutivo de PAR Explora CONICYT Coquimbo, Iver Núñez, contó en relación a la labor que realizan, “somos un programa de divulgación científica que en el fondo buscamos incentivar la educación en ciencia en todos los niños, niñas, jóvenes y adultos. Por un lado como una herramienta pedagógica para la vida, por otro lado, entendiendo que la ciencia y la tecnología en nuestra sociedad tiene incidencias políticas, éticas, sociales, por cuanto no sólo está enfocado en pensar en estudiantes o niños que quieran ser científicos del futuro, sino también como una herramienta de formación ciudadana y educación cívica”.

De ese modo para Núñez las ferias son, “una instancia pedagógica pensada en un sentido mucho más amplio que sólo mostrar una investigación científica, sino que los estudiantes adquieran habilidades para la vida”.

Acerca de los diversos proyectos que se presentaron, aseguró, “es variado. Hay trabajos desde las ciencias sociales, como por ejemplo, hay uno que está tratando de dilucidar cómo afectan a las habilidades sociales de la juventud respecto a usar la red social o el teléfono. Tenemos también asociado a ciencias naturales, un proyecto respecto a la importancia de algunas hierbas como protectores natural frente a otras plantas. Contamos además con un taller de robótica y un taller de exploración”.

Una de los recintos que se hizo presente fue la Escuela Óscar Araya Molina quienes llevaron a cabo el proyecto denominado, “Programando e innovando, con el robot vamos reciclando”.

  

La profesora Jessica Ríos, manifestó que los estudiantes se plantearon la necesidad de, “cómo contribuir al cuidado del medioambiente a través de la robótica en la escuela”, ya que precisamente uno de los sellos del establecimiento tiene que ver con la ecología.

“Como ya tenían los conocimientos previos de la programación y del trabajo de creación de herramientas con la impresora 3D, es que se decidió seguir y participar de esta instancia”.

El resultado fue un robot programado para hablar y hacer un barrido de desechos, para que así posteriormente, los estudiantes puedan hacer reciclaje dependiendo de los contenedores.

El estudiante Javier Torrico y sus compañeros de la Escuela Colliguay realizaron el proyecto denominado, “El Colliguay en la quebrada del pueblo”. “Se trata de mostrar cuando lo medimos, encontramos 40 en total. Hicimos figuras de arcilla y dibujamos”, dijo.

 

Algunos de los recintos y sus proyectos

Liceo Politécnico de Ovalle: “Innovación para el reúso de agua y su replicabilidad”.

Liceo Estela Ávila Molina de Perry: “La bicilata”.

Liceo Agrícola Tadeo Perry: Menta (Mentha roduntifolia) defensora de cítricos”.

Escuela Nueva Esperanza de Pejerreyes: “Conociendo las aves que llegan al patio de mi escuela”.

Escuela Básica Óscar Araya Molina: “Programando e innovando con el robot vamos reciclando”.

Escuela Bernado O’Higgins Riquelme: “Eficiencia de riego solar”.

Escuela de Colliguay: “El Colliguay en la quebrada del pueblo”

Colegio Dalmacia: “Redes sociales y su impacto en las habilidades sociales en los jóvenes”

Escuela Chilecito: “Conocimiento y valoración de la flora endémica….”

Escuela Antoni Tirado Lanas: “Enraizado de esquejes”

Colegio Dalmacia: “Estudio de la capacidad antioxidante de quintral del álamo”

Escuela América: “Descubriendo el cielo nocturno”

Colegio Raúl Silva Henríquez: “Fungicida casero preparado a base de trébol contra los hongos que proliferan en los vegetales”

Colegio Irma Salas: “Presencia de arte rupestre en el sector de ‘La Rinconada’ de Punitaqui”.

Escuela Luis Enrique Bou Pérez: “Investigación del ciclo de la luna”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X