• Daniela con uno de sus tíos cruzando el río.
Desde el fundo Chiripe, estudiantes de las Escuela San Antonio de la Villa deben cruzar las heladas aguas del río Limarí para llegar a sus hogares. Debido a las intensas lluvias, ya no existen puentes alternativos.

Los problemas de conectividad en las diversas localidades de la provincia del Limarí suma y siguen. Las crecidas de caudales por las intensas lluvias han provocado que varios accesos desaparezcan en varios sectores rurales.Una larga odisea debe pasar Daniela de siete años en la localidad de Barraza, donde debe trasladarse todos los días a espaldas de miembros de su familia para cruzar el caudal desde el sector Fundo Chiripe a la Escuela San Antonio de la Villa.Yanine Choma, madre de Daniela, comenta que las alternativas para trasladarse son muy escasa a estas alturas, “cuando estaba el puente era todo más fácil, pero ahora no tenemos otra opción. La primera lluvia se llevó todo el puente, estamos así desde mayo. Primero nos dijeron que iban a poner un puente, pero por temas de la lluvias no podría construir algo, la solución que nos dieron es cambiar a Daniela de colegio”, sostiene la joven madre.Frente a esta drástica solución, Yanine señala, “ella ya está acostumbrada allí, nos cambiamos hace unos meses de ciudad y el cambio para ella ha sido difícil, hoy ya está acostumbrada y no quiere volver a cambiarse de colegio”.

SITUCIÓN GEOGRÁFICA

Desde la dirección de Obras, Glen Flores, director de Obras Municipales indica que “la problemática existente en el camino entre el sector del Chiripe o Algarrobo con Barraza es bastante compleja, porque no existe una ruta que esté identificada por el ministerio de Obras Públicas. No está reconocido un callejón vecinal que atraviesa desde la estancia de Barraza que cruce pasando a los demás fundos donde en realidad no tengo la certeza si este camino sea público, quizás sea privado”, señala. Glen, además agregar que “vamos a estudiar este caso. Al principio probablemente esta pequeña cuando se matriculó en la escuela, se podía cruzar el río fácilmente, porque el río estaba seco o tenía muy poca agua; ahora es muy difícil de cruzar porque tiene un caudal más o menos importante y lo peor es que en septiembre, cuando abran las compuertas del tranque Paloma, esto puede incrementar”, indicó.

ALTERNATIVA

El funcionario municipal, manifiesto que la alternativa más próxima “es poder buscar desde el departamento de educación otra escuela o ver que poder hacer con esto, pero es muy difícil que se pueda construir un puente en un terreno particular para un paso de muy pocos habitantes”.Frente a esta respuesta, Yanine aseguró que “la verdad hay más factores que me lo impiden, otro establecimiento queda más lejos y con las lluvias el camino es aún más malo”, concluye.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital