• La seremi de Justicia y Derechos Humanos, Alejandra Valdovinos, explicó los cambios que conllevará la nueva institucionalidad que busca proteger a los niños vulnerados en sus derechos.
Crédito fotografía: 
EL DIA
La seremi de Justicia y Derechos Humanos, Alejandra Valdovinos, detalló los principales aspectos que contiene la iniciativa firmada recientemente por el Presidente Sebastián Piñera y que crea el Servicio de Protección a la Niñez, el cual se suma al ya presentado Servicio de Reinserción Juvenil.

Este domingo recién pasado, justo cuando se celebrara el Día del Niño, el Presidente Sebastián Piñera firmó el proyecto de Ley que crea el Servicio de Protección a la Niñez y el Servicio de Reinserción juvenil, organismos que a través de los cuales se pretende reemplazar al cuestionado Servicio Nacional de Menores, Sename.

En la oportunidad, el mandatario entregó algunos detalles de la iniciativa que ahora pasará a ser discutida en el Congreso, señalando que con estas nuevas políticas, se abre “un nuevo trato” tanto para la infancia vulnerada como para los diversos participantes del sistema, entre ellos, el nuevo modelo de residencias que se pondría en marcha una vez aprobada la iniciativa.

Cabe recordar que al asumir en marzo pasado la Presidencia, Sebastián Piñera prometió que eliminaría el Servicio Nacional de Menores y lo reemplazaría por un nuevo sistema.

DIFERENTES MIRADAS

Lo cierto es que el proceso por el cual se busca poner fin al desacreditado Sename y al modelo de protección al menor de edad que funciona aún en el país, corresponde a un proyecto más amplio, donde el Servicio de Protección a la Niñez es uno de sus pilares fundamentales.

Al respecto, en conversación con El Ovallino, la seremi de Justicia y Derechos Humanos, Alejandra Valdovinos explicó algunos detalles del proyecto, el cual se suma a otra iniciativa que ya fue ingresada anteriormente: el Servicio de Reinserción Juvenil.

La idea definitiva es separar en dos y transformar el actual Sename como lo hemos conocidos hasta ahora.

“El Servicio de Protección a la Niñez se quedará con todos los niños que no son infractores de ley, que son los niños que han sido vulnerados en sus derechos, y que necesitan ingresar a una residencia o a un programa para mejorar su situación y las habilidades de los padres” explicó la seremi de Justicia. Por el contrario, será tarea del Servicio de Reinserción Juvenil hacerse cargo de los menores de edad infractores de ley.

Sin embargo, este no será el único cambio, pues ambos servicios quedarán bajo el mandato de ministerios distintos. Así, el anunciado Servicio de Protección a la Niñez quedará bajo la tutela del Ministerio de Desarrollo Social, mientras que el Ministerio de Justicia se hará cargo del Servicio de Reinserción Juvenil.

TRABAJO MULTISECTORIAL

Pero quizás una de las mayores novedades que conllevará el Servicio de Protección a la Niñez, es que dentro del trabajo de protección a la infancia vulnerada, éste incluirá a las familias de los niños en la labor de reparación.

“Hoy en día sucede que muchos programas trabajan las vulneraciones desde los niños y no se trabaja con las familias. Entonces, al trabajar con las familias evitamos que esas vulneraciones que pueden ser menores o medianas lleguen a ser graves o coloquen al niño en una situación en que, por decisión de tribunales, lleven al niño a ser separado de su familia para ser llevado a una residencia o familia externa” explica la seremi.

La iniciativa presentada por el gobierno contempla además un rediseño de la oferta de los programas que atienden a los niños vulnerados, pues hoy sólo se cuentan con programas muy específicos y no adaptados a las necesidades particulares de los niños, algo que justamente se quiere cambiar con esta iniciativa.

“Hay programas para vulneraciones graves, otros para vulneraciones medias, entre otros muchos más. Entonces hay que enviar al niño a un programa específico, pero no siempre es fácil determinar cuál es el mejor programa para el niño. En cambio, la idea ahora es que el niño pueda disponer de un programa y que éste se adapte a sus necesidades, y no el niño al programa” afirma la autoridad.

En ese sentido, el proyecto apuesta además por un sistema de trabajo intersectorial, en donde distintos ministerios y sus servicios participen de manera coordinada en temas de infancia, incluyendo áreas como Salud, Educación, Cultura, o Vivienda entre otros, iniciativa que quedó sellada este domingo con la firma de nueve ministerios, los cuales deberán asumir sus respectivos compromisos en temas de infancia.

“Por ejemplo, en el caso del Ministerio de Justicia, se tomó el compromiso de contar con una defensa para todos los niños que están en residencias, una defensa de abogados, la cual estaría a cargo de profesionales de la Corporación de Asistencia Judicial, algo que ya funciona como plan piloto en otras regiones” señaló la titular regional del ramo.

La idea es establecer un equipo de trabajo permanente entre abogados, psicólogos y asistentes sociales, que puedan estar permanentemente monitoreando la situación de los niños en las residencias, así como las condiciones en que ellos viven, si las familias están participando en los programas respectivos o si las mismas residencias cumplen con los requisitos que necesitan los menores de edad y que exige la ley.

LO MÁS CERCANO A UNA FAMILIA

Precisamente, uno de los puntos que toca el proyecto de ley del Servicio de Protección a la Niñez es en lo relativo a las residencias.

Ahora lo que se busca es que éstas sean más bien pequeñas, evitando la aglomeración de grandes cantidades de niños. Si bien no hay un número exacto, lo ideal sería tener no más allá de 15 menores de edad en las residencias.

¿El motivo? Que el ambiente sea lo más familiar posible, dando resguardo al derecho que tienen los niños a vivir en familia.

En ese sentido, la seremi Alejandra Valdovinos explicó que con el proyecto también se busca potenciar a las llamadas “familias de acogida externas”, entendidas como aquellos grupos familiares que “pasando por la respectiva evaluación de expertos, puedan ser establecidas como familias capaces de recibir niños, pues queremos potenciar que el niño esté con una familia antes que en una residencia”.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X