• Nabila Rifo
    La octava jornada de audiencias giró en torno a la presencia de ADN de Mauricio Ortega en las piedras con las que fue golpeada.
Labocar concluyó que estos elementos sí presentan restos genéticos de ambos, aunque la defensa cuestiona dicha hipótesis porque la medición no sería acorde a la normativa vigente.

Durante la mañana de este miércoles continuó el juicio oral por la agresión a Nabila Rifo en el Tribunal Oral en lo Penal de Coyhaique. La octava jornada de audiencias giró en torno a la presencia de ADN de Mauricio Ortega en las piedras con las que fue golpeada la joven y la sangre hallada en un polar del imputado.En ese sentido, el Labocar concluyó que estos elementos sí presentan restos genéticos de ambos, aunque la defensa cuestiona dicha hipótesis porque la medición no sería acorde a la normativa vigente.Quien aportó dichos antecedentes ante el tribunal fue Paulina Rivera Lizana, perito bioquímico del Labocar de Carabineros de Santiago, la cual fue interrogada por la defensa del imputado y luego respondió las preguntas del fiscal adjunto jefe de Coyhaique, Luis González Aracena.En particular, ratificó la total certeza de que se encontró sangre de la víctima en un polar del imputado, que si bien no lo habría utilizado la noche que ocurrió el ataque, de igual forma fue incautado desde el interior de su vivienda por el Labocar.Asimismo, también reveló el hallazgo de marcadores parciales de huellas genéticas del acusado en los trozos de hormigón utilizados para golpear a la víctima de femicidio frustrado.Bajo dicho contexto, la defensa buscaba excluir la presencia de ADN de Mauricio Ortega tanto en el polar como en las piedras señaladas, ya que en su opinión dichos análisis no cumplen con las exigencias establecidas por normas internacionales, las cuales no se han utilizado en este caso. Así lo explicó la asesora de la Defensoría Penal, Shirley Villouta. Según la perito bioquímico de la policía uniformada dicha postura no tendría validez, ya que en los trozos de hormigón existe una coincidencia de 14 marcadores, mientras que la norma de Labocar exige la presencia de un mínimo de 10. Misma situación que ocurre en el polar del imputado, en donde detectaron 17 coincidencias de ADN.Posteriormente declaró Pedro Urzúa Gómez, perito en biología forense y asesor de Labocar, quien analizó los cabellos o elementos filamentosos encontrados en los trozos de hormigón utilizados para agredir a la víctima y los bloques de concreto ubicados en el patio de la casa del imputado.El experto concluyó, entre otros, que uno de los cabellos de perro localizados en los trozos de hormigón, utilizados para la agresión a la víctima, tiene concordancia con los ubicados en el patio del imputado.Lo anterior permite concluir a la Fiscalía, que los trozos de concreto utilizados para agredir a la víctima fueron obtenidos desde el patio del imputado y trasladados por Mauricio Ortega hasta el sitio del suceso para consumar el ataque.Por su parte, al cierre de la jornada también declaró Gonzalo Bahamondes Ortega, primo de mauricio que estuvo presente en la fiesta, con cuyo testimonio se colocó fin a la octava jornada de este proceso de juicio. 

Etiquetas: 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X