Crédito fotografía: 
Cedida
Desde muy temprano en la mañana los habitantes de la zona ubicada a la entrada de la comuna protestaron activamente exigiendo celeridad en las respuestas del proyecto de alcantarillado y pavimentación de la zona. Municipio advierte que proyecto espera aprobación en otros organismos. Hoy se reunirán los vecinos con el alcalde de Punitaqui

Desde muy temprano en la mañana de este miércoles, antes de que el sol despuntara y considerando que sería una de las horas en las que más podrían hacerse sentir, los vecinos de la populosa zona de Las Ramadas de Punitaqui, en la entrada norte de la comuna, cerraron la carretera impidiendo el paso de quienes por allí transitaban, como medida de protesta y exigiendo a las autoridades una respuesta sobre el proyecto de construcción de alcantarillado público para la comunidad.

Con pancartas, banderas, silbatos y mucha energía, los vecinos hicieron sentir su molestia por la incómoda e insalubre situación de tener fosas sépticas residenciales y que éstas colapsen o estén a punto de colapsar.

“Queremos respuestas”, “La única forma de ser escuchados es protestando”, “Nos prometieron y no cumplieron”, fueron algunas de las consignas de las pancartas y las arengas de los vecinos, quienes desde las 6.00 y hasta pasadas las 9.00 de la mañana de este miércoles, impidieron el tránsito en la zona.

La presidenta de la Junta de Vecinos de Las Ramadas, Nieves Rodríguez, señaló a El Ovallino que la protesta se gatilló por la lentitud de las respuestas y por la impotencia de los vecinos al no ver una solución cercana.

“En las últimas semana hemos visto como diariamente hay dos o tres fosas rebasadas. Dos o tres familias que ven cómo colapsa su fosa y eso fue lo que gatilló la protesta, porque es un problema grande para los vecinos, el olor, las moscas, las aguas que corren por la calle, hay niños chicos que juegan y que pueden pescar una infección. Ya la gente está cansada de la situación”, acusó la dirigente vecinal.

Aseguró que el sistema alterno, con camiones limpiafosas no ha sido muy efectivo en los últimos días porque éstos estarían averiados y no estarían asistiendo continuamente a la zona.

“Con respecto al proyecto que se había presentado, lo último que supimos es que se requerían unas firmas y unas revisiones, entonces si nosotros no protestamos de esta manera así se va a quedar el proyecto durmiendo en los escritorios. Ya la gente está cansada de la situación”, apuntó Rodríguez.

Empatía

Respecto a la manifestación, la concejala Camila Rojas, quien se hizo presente en el lugar, destacó que la misma es “absolutamente legítima” por las razones que plantean.

“Comparto su malestar y su dolor por estar en una localidad que por décadas ha sido bandera de lucha de todas las administraciones con respecto a la urbanización y su problema de agua y alcantarillado, pero vemos que en concreto eso no se ha hecho realidad”, expresó la concejala.

A la concentración asistieron además los concejales Herminia Campusano y Patricio Cortés.

Proyecto en marcha

Al respecto el alcalde de Punitaqui, Carlos Araya, aseguró que sí se ha avanzado en temas de diseño de Alcantarillado y aprobación de la red de colectores y su planta de tratamiento.

“El problema del alcantarillado es una situación que les afecta desde hace más de 40 años. Su molestia e indignación es entendible y empatizo con su desazón. Pero acá quiero ser claro y tajante se me acusa de la falta de gestión ante esta demanda y eso no es cierto”, explica el jefe comunal.

Agrega que “el proyecto sí ha avanzado. Después de 40 años por fin una administración municipal ha recogido esta problemática y ha buscado una solución definitiva. Lamentablemente estos procesos son largos”.

Recordó que hace un par de años lograron levantar, con recursos por más de 45 millones de pesos aportados por Subdere, un proyecto para generar el diseño de la obra, que contempla no solo el alcantarillado, sino que va de la mano de una red de agua potable y para la pavimentación de las calles. El proyecto cuenta con la aprobación del Servicio de Salud sobre la red colectores y la planta de tratamiento.

“Falta la aprobación del diseño de la red de agua potable y el diseño de pavimentación de calles. Como alcalde le solicito al Gobierno ayudarnos en esta gestión. Las familias de las Ramadas lo necesitan con urgencia. Toda esta iniciativa no solo depende del municipio eso la gente debe saberlo y entenderlo”, puntualizó Araya.

Tras la protesta surgió el compromiso de reunirse cara a cara todos los vecinos con el alcalde y otras autoridades, para transparentar toda la información y que puedan explicar la condición real del proyecto. La reunión se llevará a cabo este jueves a las 18.00 horas en las áreas comunitarias de Las Ramadas.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital